Lo que dejó el regreso de 'Su Majestad', Roger Federer, a México

play
Revive las jugadas de maestro de 'Su Majestad' (1:27)

No te pierdas los mejores momentos del jugador suizo en tierras mexicanas. (1:27)

MÉXICO -- Roger Federer, Alexander Zverev y la Plaza México vivieron un día inolvidable. Un evento que estuvo lleno de aplausos, gritos, una mística maravillosa y de muchos aficionados que pudieron ver por primera vez a una leyenda del deporte.

Te presentamos los 10 puntos para recordar de la visita de 'Su Majestad' a México.

Récord histórico de asistencia

El juego de exhibición entre Federer y Zverev fue presenciado por 42 mil 517 personas en la Monumental Plaza de Toros México e hicieron historia al imponer una nueva marca de más asistentes a un partido de tenis. ‘The Greatest Match’ rompió la cifra impuesta en 2010 durante el duelo de Kim Klijsters y Serena Williams con 35 mil 681 fanáticos en Bélgica.

Un viaje en helicóptero por la CDMX

La organización del partido decidió que los traslados de los protagonistas serían por aire. ‘El Reloj Suizo’ y ‘Sascha’ hicieron los recorridos por aire para una mejor logística. Tras aterrizar en México, Federer y Zverev abordaron el helicóptero que los llevó hasta su hotel, recalcar que dicho lugar donde se hospedó unas horas fue en Paseo de la Reforma, y en esta avenida hubo un desfile y muchas calles estaban cerradas. Más tarde, volvieron a hacer uso de él y aterrizaron en el Estadio Azul para así llegar a la Plaza México.

Todo por ver a Su Majestad

Aficionados de diferentes partes de México y de Centroamérica acudieron al recinto para ver al que muchos llamaban “su ídolo”. Gente de Veracruz, Guadalajara, Monterrey, Oaxaca, Ciudad del Carmen, Guatemala, Costa Rica, entre otros, viajaron a la Ciudad de México y cumplieron el sueño de ver a Roger Federer.

Escaleras, asientos de aficionados

El espectáculo fue alabado por muchos asistentes y medios de comunicación. Fue un momento histórico para el deporte en México. Sin embargo, en algunas zonas de la Plaza México hubo desorganización, aficionados tuvieron que sentarse en las escaleras y con ello, se entorpeció el paso de vendedores y otros seguidores del tenis.

Aún hay cosas que mejorar para respetar al ‘deporte blanco’

Algunas reglas del tenis como el silencio cuando la pelota está en juego o no levantarse de los asientos no fueron respetadas. En varias ocasiones hubo gritos en momentos que el juez de silla pedía silencio. Afortunadamente y al ser un partido de exhibición, Federer y Zverev lo tomaron con humor y aprovecharon para hacerlo parte del show.

Igualmente, durante la premiación y final de partido, aficionados optaron por aventar los colchones para los asientos a la cancha, pese a que autoridades pedían que no lo hicieran y la imágenes no fueron las mejores.

El espectáculo ante todo

Federer y Zverev decidieron disfrutar de la noche y hacer al público parte del show. Gritos como “Vamos Rafa” fueron contestados por el suizo con gesto de risa y un “Aquí no es”. O un “Cásate conmigo” hicieron que el suizo detuviera su saque para reír. Zverev no se quiso quedar atrás y también pedía un poco de aplausos para él, tanto que llegó hasta bailar. Al final, portando un sombrero de mariachi, 'Su Majestad' y el ‘Principito’ (quién jugó el primer set con la playera del Tri) dijeron adiós a un escenario que no paró de aplaudir. La última imagen del suizo en la Plaza México fue yendo en un carrito y portando sonrientemente su sombrero.

“No había venido en 23 años, vaya error”

Federer fue claro en su mensaje tras el partido, mostró su arrepentimiento de haber tardado tanto tiempo para volver a México. “Nunca olvidaré este día” El suizo quedó encantado con las horas que pasó en la CDMX y dejó la promesa de volver a tierras aztecas.

Dupla histórica a la sombra del suizo

Una de las mejores duplas de la historia en el tenis, si no es que la mejor, también regaló brillantes momentos en el recinto. Mike y Bob Bryan dieron muestra del tenis que los ha llevado a ser leyendas y la pareja con más semanas (438) como número uno. Los estadounidenses cayeron ante los mexicanos Santiago González y Miguel Ángel Reyes-Varela en un partido que se definió en super tie-break.

Foto en el Estadio Azul para el recuerdo

Antes de partir, Federer y Zverev aprovecharon para tomarse una fotografía en el Estadio Azul antes de ir a su último destino en la gira por Latinoamérica, Quito. El alemán y el helvético subieron a las gradas y guardar un recuerdo más de su visita a México.

¿Un parteaguas para el tenis mexicano?

La visita de Federer pudo marcar un antes y después para el ‘deporte blanco’ en México. La realidad es que el tenis mexicano está en decadencia y no hay un tenista que pueda brillar al nivel de la ATP. Muchos jóvenes y niños disfrutaron en vivo el juego, además del profesionalismo y humildad de Roger. Sí, 'Su Majestad' ya está en el final de su etapa como profesional, pero ayer los aficionados pudieron encontrar en él, un ídolo e inspiración para desarrollar una carrera como tenistas.