Los Mavs se niegan a ser eliminados y alargan a un Juego 5 la Final del Oeste

play
Dinwiddie desde Saturno (0:11)

Dallas aumenta la diferencia sobre Golden State con el triple. (0:11)

Lo que parecía sería una barrida por parte de los Golden State Warriors en la Final de la Conferecia Oeste sufrió un cambio de planes la noche del martes cuando los Dallas Mavericks levantaron la mano para ganar el Juego 4, 109-119 y mandar la serie de regreso a San Francisco para un quinto partido.

Para los de coach Jason Kidd no había mañana, era ganar o irse a casa y tras dominar la primera mitad dejando el marcador 47-62 gracias a la dupla conformada por Luka Doncic y Jalen Brunson que se combinó para 26 puntos, lograron extender su diferencia a 29 unidades al final del tercer cuarto (70-99) y acercarse a la orilla para dar un respiro vital en la eliminatoria al mejor de siete.

Doncic estrenó su tercer llamado al All-NBA Firts Team cifrando un doble-doble 30 puntos y 14 rebotes, mientras que Brunson la cerró la velada con 15 más; Dorian Finney-Smith se destapó en la segunda parte para apuntar 23 unidades, mientras que Reggie Bullock no se quedó atrás y puso 18 en el marcador.

La defensiva de los Mavs hizo ajustes y en la primera mitad limitó a los 'Splash Brothers' a 18 puntos, tres de Klay Thompson y 15 de Stephen Curry, quien para la segunda mitad sumó sólo 5 más para 20 por 12 de Thompson.

Jordan Poole aportó de 14 unidades y Jonathan Kuminga 17 saliendo desde la banca.

El Juego 5 se llevará a cabo el jueves en el Chase Center, casa de los Warriors que en caso de ganar volverían a unas Finales de la NBA después de 3 años de ausencia y su sexta aparición en las últimas ocho temporadas.

Si bien ningún equipo se ha evantado de un 3-0 en la historia de la postemporada en la NBA, los Mavs siguen con vida y más que dispuestos a romper esa estadística.