Lester Quiñones firma contrato de dos vías con Warriors

El equipo confirmó el acuerdo con el jugador dominicano luego de que este accionara en tres partidos de la NBA Summer League.

Lester Quiñones, jugador dominicano que era elegible para el pasado Draft de Novatos de la NBA, pero el cual no fue seleccionado y posteriormente firmó un acuerdo con los actuales campeones de la liga, Golden State Warriors.

Durante la tarde del martes, el equipo confirmó que ofreció un acuerdo de dos vías al dominicano, con lo que oficialmente podría accionar durante la temporada 2022-23, aunque también se mantendrá jugando en la G-League.

La confirmación llega después de que el dominicano disputara tres partidos en la Liga de Verano de la NBA, en donde promedio 18.6 minutos por encuentro, encestando 9.7 puntos y completando el 46.2 por ciento de sus tiros de campo. Adicionalmente aportó 4.7 rebotes y un robo de balón en promedio por encuentro.

Un contrato de dos vías permite que el jugador pueda prestar sus servicios tanto al equipo de la NBA como a su filial en la G League. El jugador puede estar hasta un máximo de 45 días con el equipo de NBA y la franquicia que le dé una extensión (puede ser la de G League), es propietaria de los derechos sobre el jugador, lo que otorga una protección adicional frente a otras escuadras.

Quiñones encaja perfectamente con lo que hace especiales a los Warriors. Es un tirador sólido, sobretodo a distancia (la especialidad del sistema de Steve Kerr), rebota y defiende el área de la pintura de manera adecuada y es especialmente bueno ayudando a generar puntos en jugadas donde no tiene el balón en las manos, lo que quiere decir que absorve a la defensiva.

El equipo ayudaría a ocultar algunas de sus debilidades también. Quiñones presenta ciertos problemas para generar su propio tiro, pero con un movimiento de balón como el de los Warriors, ese aspecto puede ser corregido. Esto quiere decir que hay espacio para que el dominicano inicie de manera frecuente viendo minutos desde la banca del equipo en momentos en que jugadores como Klay Thompson o Stephen Curry salgan por descanso, aportando profundidad al equipo.