Kobe Bryant : "Trabaja cada día para hacer tus sueños realidad"

El legendario Kobe Bryant dice que se levanta todos los días a las 4 de la madrugada y que esta es una buena costumbre que ha mantenido vigente para perseguir esos sueños que tuvo cuando fue ese novato de 17 años al debutar con la franquicia de los Lakers, la misma que 5 títulos de la NBA después, le rinde tributo.

"Tienes que creer en un sueño más grande que tú, y trabajar cada día por el mismo" dijo a ESPN Deportes al preguntársele el mensaje que quiere dejar a las nuevas generaciones de jugadores.

"Te van a decir que no es posible hacerlo realidad, escúchalos y usa eso para motivarte" dijo el máximo anotador de la historia de los Lakers, quien le aconseja revertir lo negativo a positivo a quienes añoran ser como él.

Su legado fue celebrado con la inmortalización de los números 8 y 24 que vistió Bryant durante su paso por el quinteto amarillo-purpura. El recibimiento que le dieron desde las tribunas aquellos fanáticos que pagaron boletos de $400 dólares en adelante para asistir a la ceremonia y al juego de los Lakers contra los Golden State Warriors, es algo que ni él mismo puede creer.

"Puedo recordar cuando era un niño y soñaba con jugar bien, dar lo mejor de mí, pero nunca imaginé que todo pasaría así, lo que está pasando allá afuera, es increíble" señaló Bryant refiriéndose a la "Kobemania" que se tomó las calles aledañas al Staples Center.

Kobe, para muchos sinónimo de humildad, se cruzaba por suerte con nosotros en los pasillos minutos antes de que saliera a recibir la ovación del público al término de la primera mitad del juego contra los Warriors; allí le agradecimos por sus palabras para ESPN Deportes y “Black Mamba” nos respondió con su mejor sonrisa y un “sí”, con el que una vez más confirmo porque es uno de los deportistas más queridos por los medios.

Mientras se izaron las dos camisetas llenas de júbilo, Kobe nos dejó claro cuál es su favorita.

“El 8 tiene algo que el numero 24 nunca tendrá y eso es crecer aquí, pero el 24 presento más retos, físicamente era mucho más difícil levantarme y seguir día tras día, jugar con un dedo fracturado…de lo más difícil que he hecho, así que si tengo que escoger entre uno de los dos sería el 24” aseguró.

Sus padres quienes lo bautizaron “Kobe” tras leer un menú de un restaurante Japonés, la carne de ternera o buey de Kobe, jamás se imaginaron que le darían nombre a esta leyenda de la NBA, que además fue aplaudido por el presidente de operaciones de los Lakers, el también apoteósico Magic Johnson.

“Celebramos al más grande de la historia del equipo dorado- purpura, nunca existirá otro Kobe Bryant…espero que todos hayan grabado los juegos porque nunca habrá alguien como él” dijo Johnson.

A sus 39 años, Kobe dice que sus prioridades han cambiado y que ahora tiene tiempo de compartir en familia; su esposa y sus dos hijas también lo acompañaron durante la presentación de las camisetas enmarcadas para la historia, luego de proyectarse un video que recreó en dibujos el sueño de un niño hecho hombre robando lágrimas de emoción en las tribunas.

En camerinos Lonzo Ball quien aseguró madrugar a diario a las 5:30 a sus prácticas, asimilando la rutina de Bryant, dijo quedar estupefacto con tantas leyendas del baloncesto presenciando el apretado juego que perdieron los Lakers 116-114 contra los Golden State Warriors en tiempo extra.

“Las palabras que dio fueron grandiosas, ese momento, lo recordare por siempre…estaba ahí y nos estaba viendo, y esperamos hacerlo sentir orgulloso” dijo Ball.

Las palabras de Lonzo hicieron eco en sus compañeros de equipo, Brandon Ingram (19,6,5) aprovecho la coyuntura he hizo una promesa sobre su rendimiento a propósito del emotivo discurso que Kobe dio sobre la pintura.

“Vamos a continuar trabajando, Kobe dijo algo acerca del camino que tomamos y el proceso…y de la forma en que yo trabajo, es la forma en la que voy a salir a jugar…como he dicho antes soy un buen defensa y trataré de llevarlo a un mejor nivel” resaltó Ingram.

Kyle Kuzma quien en 40 minutos con 22 puntos fue el máximo anotador de la jornada para los Lakers también extendió su admiración por Bryant.

“ Lo que aprendemos de Kobe es que debemos trabajar duro, para mí fue una noche increíble con Kobe, es muy especial, el equipo estaba jugando bien, y los fans estaban contentos,” aseguró Kuzma.

Por su parte el imbatible Kevin Durant, figura del campeón de esta temporada, hizo su mejor impresión de Kobe Bryant al llevarse 36 anotaciones, 11 rebotes y 8 asistencias para poner a los Warriors en la cúspide.

Un juego que cada vez se asemeja más a los grandes que como Kobe empezaron con el pie derecho una era que para muchos nunca termina, pues nuevas generaciones de novatos seguirán atentos los pasos de un gigante dentro y fuera de la cancha.

“Es como puedas impactar a los demás, no solo como fanáticos, si no, como tus acciones, tu comportamiento, tu compromiso con el juego, como eso puede inspirar a la gente a comprometerse con lo que ellos decidan hacer” reflexionó Kobe “Gracias a todos ustedes, Mamba out” concluyó despidiéndose de la misión cumplida en Los Ángeles.