Jeanie Buss califica salida de Magic Johnson como 'sorpresa'; respalda a Rob Pelinka

SANTA MONICA, Calif. -- Jeanie Buss, dueña de Los Angeles Lakers, dijo que quedó sorprendida por la repentina renuncia de Magic Johnson, pero dijo tener plena confianza en la dirección de Rob Pelinka en las operaciones deportivas de la franquicia.

Al hablar por primera vez desde que Johnson impactó a los Lakers y más tarde acusó a Pelinka de apuñalarlo por la espalda, Buss dijo que los Lakers “realmente están en un buen lugar y en el camino correcto”.

“Realmente no había nada qué decir”, dijo Buss en los NBA Awards sobre el motivo por el que guardó silencio. “Cuando Magic decidió que no quería estar más con la organización en un puesto directivo, me tomó fuera de lugar, así que necesité de tiempo para ver cuál sería el proceso. Eso es todo. Sólo me hacía cargo del negocio y cuidaba a la organización.

“Fue una sorpresa cuando Magic entregó su renuncia. No lo vi venir, pero todo ha sido como en cualquier otra organización cuando sigue adelante y hace cambios de cara a una nueva temporada, así que, lo que se especula sobre qué hacen los Lakers, para mí (…), seguimos en nuestro camino, con nuestro plan rumbo a la siguiente temporada”, agregó.

Buss siguió adelante con Pelinka, el gerente general del equipo, como responsable de las operaciones deportivas y reiteró su plena confianza en Pelinka, quien orquestó el acuerdo con los New Orleans Pelicans por el centro Anthony Davis a cambio de la cuarta selección colegial global del draft de la semana pasada, junto con Lonzo Ball, Brandon Ingram y Josh Hart.

Buss y los Lakers no pueden hablar sobre la negociación hasta que se haga oficial, quizá hasta el 6 de julio.

“Siempre he tenido confianza en Rob”, recalcó Buss. “Cualquiera que sea la especulación, no necesitamos a la prensa externa para validar las cosas que hacemos. Estoy muy contenta, vamos en el camino correcto, pero hay mucho trabajo qué hacer.

“Hay muchos cambios, aficionados de Lakers, sean pacientes. Vamos a llegar No terminaremos hasta sentirnos orgullosos”, agregó la propietaria.

Buss se ha apoyado en Pelinka, Linda Rambis y Kurt Rambis para las decisiones deportivas desde que Jeff se retiró. Linda, directora ejecutiva de personal y proyectos especiales, ha sido una de las confidentes más cercanas y consejeras de mayor confianza de Buss las últimas cuatro décadas. Kurt, por su lado, es consejero deportivo senior que también ha trabajado cerca con Pelinka.

Buss agregó claridad sobre los papeles de Linda y Kurt en la organización y la toma de decisiones.

“Eso es lo interesante, porque han sido parte de los Lakers. Me rodean. Linda y yo hemos trabajado de la misma forma los últimos 30 años. Nada ha cambiado, pero, por alguna razón, son las cosas que la gente quiere oir y son parte de nuestro equipo. Hacen un trabajo fantástico”, señaló Buss.

La dueña de los Lakers asistió a los NBA Awards para apoyar a Magic por recibir el premio por logros de toda una vida y al ex Laker Shaquille O’Neal como anfitrión del evento.

Buss habló sobre la aparición de Magic en el programa de ESPN First Take para hablar de la traición de Pelinka.

“No puedo anticipar lo que (Magic) piensa”, dijo Buss, quien aclaró que mantiene una relación cercana con Johnson. “Él debe responder a esas preguntas. Siempre está lleno de sorpresas.

“Tan sorprendente como fue (su renuncia), me recordó a 1981, cuando pidió ser cambiado tras ganar el campeonato con los Lakers porque no estaba contento con la forma en que la ofensiva había cambiado y eso nos llevó a contratar a Pat Riley como nuestro coach.

“(Magic) tiene Buenos instintos. Debe mantenerse fiel a quien es y hacer lo que es correcto para él. Ojalá me hubiera dado un poco más de tiempo, pero vamos a estar bien”, finalizó Buss.