Lowe: La 'narrativa' del Más Valioso de Giannis-LeBron

Confesión: Realmente no quería hacer esta columna. No se siente bien. Normal no se siente bien. Pero mis editores me animaron, diciendo que quizás la gente quiera algo normal. Ya veremos. Cambié un "disgusto" por los Nets porque nadie necesita negatividad en este momento.

Al final, no vi daño por intentarlo. Si se siente mal, no lo volveremos a hacer. Si el tono no funciona, tal vez tomemos un descanso hasta que los juegos comiencen de nuevo, cuando sea que regresen.

Sobre todo, por favor estén seguros, todos.

Demasiada "narrativa"

"Narrativa" se ha convertido en una palabra enloquecedora en el discurso deportivo porque puede significar (al menos) dos cosas muy diferentes. Se puede usar como abreviatura para un arco de la historia: LeBron como semidiós inmortal finalmente sucumbe a la edad y las lesiones, solo para levantarse nuevamente en medio de la duda para colocarse en carrera por un quinto premio al Jugador Más Valioso. Esa es una narrativa literaria arquetípica.

"Narrativa" también se usa a veces como sinónimo de "línea de pensamiento que está mal": Existe una narrativa (alrededor de 2011) que LeBron se desmorona en el clutch. ¿Qué opinas de la narrativa de que Dirk Nowitzki es suave? Antes de 2008, había una narrativa de que Kevin Garnett no aparecía en los juegos grandes.

Deberíamos simplemente considerar erróneas muchas de esas ideas en lugar de imbuirlas de ambigüedad al exaltarlas como "narrativas". En los casos en que hay ambigüedad, tal vez el registro de Garnett en postemporada antes de unirse a los Celtics, muchos aceptan la "narrativa" como un blanco y negro fijo sin molestarse por investigar la compleja verdad subyacente (vea lo que hizo KG en los playoffs de 2004, por ejemplo).

El primer uso, narrativo como arco de la historia, es parte de por qué vemos deportes. Tiene que ser algo más profundo que un equipo lanzando una pelota redonda a través de un hoyo varias veces más que el otro equipo porque el Equipo 2 jugó la noche anterior y perdió una hora en tránsito. Necesitamos un toque de mitología, de héroes y villanos, reveses y triunfos. Incluso los tipos analíticos más fríos reconocen que esas cosas son parte de los deportes. Los jugadores realmente conquistan miedos y alcanzan las profundidades de sí mismos para obtener la fuerza y el coraje que no sabían que tenían.

Claro, podríamos prestarles un poco más de importancia a esas historias para explicar por qué gana un equipo. Esa es la naturaleza humana. Necesitamos agencia humana. Además, es divertido.

El peligro es dejar que el entusiasmo de buen corazón que impulsa una narrativa de estilo literario supere los hechos.

play
0:48

La mentalidad de LeBron antes de su juego épico de 2012 contra los Celtics

LeBron James admite que le preocupó la posibilidad de que Pate Riley hubiese desmantelado al Heat de haber perdido el Juego 6 de las finales de la Conferencia Este de 2012 contra los Celtics.

Si crees que LeBron James es el JMV de la temporada 2019-20, sin pensar en cómo o cuándo termine, entonces argumenta con hechos. La palabra "valioso" permite cuasi-hechos que son difíciles (y a veces imposibles) de cuantificar o tocar: el impacto de un jugador en la cultura más amplia de su equipo; su habilidad para liderar un equipo a través de momentos difíciles; cualquiera que sea el papel que podría haber jugado al cargar un plantel acosado por lesiones. Todo justo.

Pero LeBron no debería ganar el MVP porque te gusta la historia de su temporada 2019-20 más que la de Giannis Antetokounmpo. Ambos han sido increíbles, en circunstancias muy diferentes. Sospecho que parte del apoyo a LeBron se deriva de la noción de que su juego se traducirá mejor a la postemporada que el de Antetokounmpo, y no creo que sea una locura tener en cuenta ese sentimiento en la decisión, consciente o inconscientemente.

Pero es un premio de temporada regular, y el ganador debería ser el tipo que fue mejor y más valioso -y esas cosas son casi iguales, pero no del todo- en esta temporada regular, no el tipo cuya historia te haga sentir mejor.