Cómo los Toronto Raptors están convirtiendo a Fort Myers en una prueba para la burbuja Walt Disney World de la NBA

play
La NBA presenta formato para el reinicio de la temporada en julio (2:30)

Adam Silver y la Junta de Comisionados se reunirán para aprobar los detalles finales. Sebastián Martínez con un adelanto sobre el tema. (2:30)

La próxima semana, 21 de los 22 equipos que participan en el reinicio de la NBA comenzarán a llegar a Orlando para empezar con el aislamiento. Pero un equipo de más allá de las fronteras de los Estados Unidos, ya viajó al centro de Florida y comenzó lo que podría convertirse en un perídos de casi cuatro meses fuera de su casa.

Si bien los Toronto Raptors aún no están en el campus de la NBA en Walt Disney World, su experiencia de dejar atrás a sus familias y comenzar las actividades de entrenamiento en Florida, es esencialmente una prueba para el entorno que la NBA intentará ejecutar en Orlando.

"Me siento realmente seguro aquí", dijo el entrenador Nick Nurse a ESPN. "Tenemos todo muy bien programado y me siento bien".

Al ser el único equipo de la NBA fuera de los Estados Unidos, los Raptors enfrentaron complicaciones adicionales al tratar de sumarse antes de la reanudación de la temporada. La ciudad de Toronto aún permanece en la Fase 1 de su plan de reapertura y cualquier persona que ingrese al país debe ponerse en cuarentena inmediatamente durante dos semanas. La mayoría de los jugadores de los Raptors abandonaron Canadá cuando se suspendió la temporada, por lo que regresar a Toronto para el período de dos semanas del campamento de entrenamiento solo para tener que irse nuevamente a Walt Disney World, no era una opción viable.

Entonces, el 22 de junio los Raptors llegaron a las instalaciones de la Florida Gulf Coast University en Fort Myers, Florida, donde realizarán un campamento de entrenamiento hasta que se reubiquen el 9 de julio próximo, a 151 millas al norte.

Ya en el lugar, Toronto está saboreando la vida que pronto vivirán los 22 equipos que se dirigirán a Florida, instalándose en sus habitaciones individuales en un hotel expansivo que de otro modo estaría desocupado. Nick Nurse, un ávido fanático de la música, practica con su guitarra y piano eléctrico en su habitación.

El desayuno y el almuerzo se sirven en un gran salón de baile, con mesas generosamente espaciadas en toda la sala y con solo dos sillas, en lados opuestos de la mesa, en cada una de ellas. La cena se entrega directamente en sus habitaciones.

Los jugadores y entrenadores son trasladados directamente desde el hotel a FGCU para hacer ejercicios, aunque con algunas limitaciones.

"Parece que vamos al campamento de baloncesto todos los días", dijo Nurse con una sonrisa.

Nurse y su personal permanecen en el gimnasio de FGCU desde aproximadamente 8:30 a.m. hasta las 5:30 p.m. todos los días. A medida que los jugadores entrenan individualmente, según las pautas de la NBA, con un equipo de limpieza que está permanentemente ocupado manteniendo el equipo desinfectado entre cada práctica.

"Los jugadores participan unos unos pocos a la vez", dijo Nurse. "Limpiamos el piso, vienen unos pocos más. Luego volvemos a limpiar el piso y llegan otros".

"Pero está bien ... ¿Cuánto tiempo más necesitas pasar en tu habitación de hotel?"

Cuando la NBA comenzó a formular su plan de regreso, los Raptors sabían que era posible que la fase inicial de su campamento de entrenamiento no fuera de Toronto. Eso les dio la oportunidad de enfrentarse a tener que ser el primer equipo en separarse de sus familias durante más de dos meses. Lo más pronto que los miembros de la familia podrían unirse a los jugadores de Toronto en Florida sería a fines de agosto, después de la primera ronda de los playoffs, si avanzan. Debido a que los planes actuales de la NBA no incluyen llegadas de invitados para entrenadores y personal de equipo, los miembros de los Raptors que ya están en Florida podrían pasar casi cuatro meses sin ver a sus familias.

"No he sentido ningún descontento o lo que sea por tener que estar aquí, o preguntar por qué", dijo Nurse. "En general, los muchachos son buenos y creo que la mayoría de ellos están preocupados por sus carreras y por volver a donde estaban o inclusive mejorar. Creo que hay un nivel real que veo... el factor de atención es alto".

Nurse también cree que su plantel está bien preparado para manejar la presión de interactuar entre nosotros solamente durante varios meses.

"Hay una química genuina con estos muchachos", dijo. "A ellos les gusta jugar en general, les gusta compartir entre ellos, el amor por el juego ... A todos ellos les daría una alta calificación en esas áreas".

Y no están pensando en cuanto va a durar esta situación.

"En este momento, no lo estamos", dijo Nurse el sábado. "Tal vez en algún momento más adelante o a mitad de camino, podríamos hacerlo. Pero no lo sé.

"Estamos, ¿qué, hace de cinco días? Ha sido muy poco tiempo y ha pasado volando. Por lo tanto, no se siente como una carga o algo abrumador. Simplemente parece que todos estamos comenzando y empezando a estar listos para enfrentar el calendario que viene".

Ciertamente, no está de más que el campeón defensor sea uno de los equipos con más que ganar a partir de la reanudación de la temporada de la NBA. Toronto, que comenzará a jugar en el segundo lugar en la clasificación de la Conferencia Este, tiene la cuarta mejor probabilidad de llegar a las Finales de la NBA entre los 22 equipos y la tercera mejor probabilidad de repetir como campeones, según una proyección de los nuevos playoffs de la NBA realizada por Kevin Pelton de ESPN.

Después de que prácticamente todos los miembros de la rotación se ausentaron un mes o más con lesiones durante la temporada, los Raptors ahora están tan cerca del 100% como cualquier equipo de la liga.

"El ambiente alrededor de los jugadores es bueno", dijo Nurse. "Se ven físicamente muy bien".

Sin embargo, fuera de la burbuja de Fort Myers, en Toronto, hay preocupaciones más grandes.

Los Raptors llegaron a Florida ya que el estado estaba experimentando un aumento récord en los casos positivos de coronavirus: se registraron 8.816 el jueves y 9.564 el viernes, según el panel de seguimiento estatal COVID-19 de dicho estado. En comparación, hubo 4,008 casos positivos el 19 de junio y 2,318 el 12 de junio.

Durante una conferencia telefónica realizada el viernes para anunciar una ratificación oficial de un acuerdo con la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto sobre el reinicio de la temporada el próximo mes, el comisionado Adam Silver , admitió que los crecientes números de casos en Florida son una preocupación. Con una exposición mínima al público en general, la NBA espera evitar un brote de coronavirus que obligue a la liga a cerrar la temporada nuevamente, aunque Silver reconoció que esa posibilidad existe.

Pero el creciente número de casos positivos es algo a lo que Nurse está prestando atención, especialmente cuando él y su equipo intentan mantener intacta su mini- burbuja.

"Seguro que pensamos en [el virus]", dijo, "pero por lo general yo no estoy haciendo nada. Me quedo en mi hotel. Cada segundo que me voy, llevo mi máscara y me mantengo alejado de las personas. Voy al gimnasio, practico un poco y luego vuelvo. Ni siquiera quiero parar en ningún lado ".