LeBron James recuerda cuando rescató a Carmelo Anthony de perderse en el mar en unas vacaciones de cara a la serie Lakers-Blazers

LAKE BUENA VISTA, Fla. -- Por muy importante que parezca la serie de Playoffs de Los Angeles Lakers ante los Portland Trail Blazers, lo que está en juego no se compara con las circunstancias, literalmente, de vida o muerte en las que estuvieron LeBron James y Carmelo Anthony durante unas vacaciones en las Bahamas.

James, estrella de los Lakers, Anthony, de Portland, Dwyane Wade y Chris Paul estaban en una excursión de verano con sus familias hace varios años, cuando el bote en el que viajaban se descompuso.

Luego de que las estrellas de la NBA saltaron al mar para explorar la vida marina y regresaron, Anthony no estaba con el grupo. Se había perdido.

“Al no verlo regresar con nosotros, fui a buscarlo y por la gracia de Dios y al no tener temor del mar, pude ayudarle a regresar al bote”, relató James el lunes en videoconferencia. “Lo único que tenía en mente en ese momento era llevar de regreso a mi hermano al bote”.

Anthony compartió la historia sobre su rescate en marzo pasado en un video de Instagram Live con Wade y la esposa de éste, Gabrielle Union.

“Me asomo y de repente, la corriente me lleva a la mitad del océano, hacia la otra dirección del bote”, relata Anthony.

“¡No podíamos verte!”, exclama Wade en el video.

“Y hacía viento. Tenía muchas cosas en mi mente, para ser honesto”, replica Anthony.

El ahora jugador de Portland contó que en cuanto pudo ver el bote, vio a James apresurarse para regresarlo. Anthony dijo que el salto de James del bote al agua le hizo recordar el personaje de la serie de televisión MacGyver de los años 80. Wade dijo que fue más como el viejo comercial de Nike de James, llamado “The LeBrons”, donde “Business LeBron” da un clavado a buena altura.

Anthony admitió que no sabe lo que hubiera pasado si James no lo ayuda.

“Salvó mi vida”, dijo Anthony a Wade en el video. “Yo, Bron, lo aprecio. Salvaste mi vida ese día. Los delfines no me estaban ayudando”.

James y Anthony, quienes llegaron juntos a la NBA en el legendario draft de 2003, se enfrentarán en la Postemporada apenas por segunda ocasión en sus carreras de 17años. El Miami Heat de James venció a los New York Knicks de Anthony 4-1 en la primera ronda en 2012.

Actualmente, son dos años desde la última aparición de James en Postemporada y siete desde el último viaje de los Lakers. Tras asegurar la primera siembra en el Oeste, la recompensa de Los Angeles fue enfrentar a unos encendidos Trail Blazers que consiguieron la octava siembra con récord de 7-2 en la burbuja. Todos los juegos se disputarán en una sede neutral, lo que nulifica la ventaja como local que tiene el mejor sembrado.

“Probablemente las más complicadas”, dijo James cuando se le preguntó sobre las posibilidades de ganarlo todo en la actual Postemporada. “Es la lucha por el campeonato más difícil para mí en lo personal por las circunstancias de sólo estar aquí (en Orlando)”.

Las circunstancias quizá sean mejores que estar perdido en el mar, pero James detalló los retos que enfrenta en la burbuja.

“¿Qué es diferente para mí en este ambiente? En cuanto a enfocarme en un rival y en individuos, nada ha cambiado. Lo que es distinto es este ambiente, no es como estar en casa, no estar con mi familia, en mi propia cama, en nuestra propia instalación de entrenamiento”, explicó la estrella de los Lakers. “No me voy a preparar en el Staples (Center) mañana (lunes) con nuestros aficionados. No cuento con muchas cosas que son esenciales para mi régimen diario. Eso es lo que es distinto”.

La práctica de los Lakers lució distinta el lunes con el regreso de Rajon Rondo desde que se sometió a una cirugía para reparar una fractura en un pulgar que sufrió hace cinco semanas.

Frank Vogel, coach de los Lakers, dijo que el veterano tiene permiso médico para jugar, pero que es improbable que participe en el duelo del martes.

“No sé aún si (Rajon) estará activo. (El lunes) es la primera vez que juega con alguien más que él mismo por varias semanas o desde que sufrió la lesión. Lo llevaremos día a día, veremos cómo progresa, su condición física y su sincronía y cómo responde su mano al trabajo que se le dará”, señaló Vogel.