Pacers: T.J. Warren podría perder inicio de temporada por lesión

play
T.J. Warren roba y luego suma dos (0:33)

NBA: Philadelphia 76ers vs. Indiana Pacers (0:33)

INDIANAPOLIS - Los Indiana Pacers podrían abrir esta temporada sin el delantero T.J. Warren, su máximo anotador de la temporada pasada.

El equipo dijo el jueves que Warren tiene fascitis plantar en el pie derecho y se incluirá con el estatus de semana a semana. Es la misma lesión que impidió que el alero All-Star Domantas Sabonis regresara a la acción en la burbuja de la NBA en agosto pasado.

Indiana también estará sin el guardia suplente Brian Bowen II durante 6-8 semanas debido a un desgarro parcial en la ingle.

La lesión de Warren podría ser más perjudicial. La temporada pasada, anotó 19,8 puntos con un 53,6% de tiros de campo, ambos máximos de su carrera. Y en la burbuja, Warren estuvo espectacular, promediando 31.0 puntos en seis juegos, incluido un juego de 53 puntos contra Philadelphia para empatar el récord de anotaciones para un solo juego del equipo.

"Es un anotador astuto y tenemos que aprovechar eso", dijo hace dos semanas el presidente de operaciones de baloncesto, Kevin Pritchard. "Y tenemos jugar con él de cuatro. La última vez, lo comprobé cuando jugó de cuatro, era casi imparable. Así que imagino que también jugará de cuatro este año''.

Si bien los Pacers tienen la esperanza de que Warren esté lo suficientemente saludable como para comenzar el partido inaugural de la temporada el 23 de diciembre contra los New York Knicks, es casi seguro que se perderá algunos o todos los tres partidos de pretemporada de Indiana. Y cuando Warren regrese, los Pacers podrían limitar su tiempo de juego.

La temporada pasada, el dos veces All-Star Victor Oladipo se perdió los primeros tres meses y medio mientras se recuperaba de una ruptura del tendón del cuádriceps en la rodilla derecha. Oladipo dijo que está completamente sano este año.

Sabonis también dijo que está listo para jugar, aunque los Pacers también pueden jugar a lo seguro con él.

Bowen pasó la mayor parte de su temporada de novato en la G-League, jugando solo seis partidos con Indiana.