Los ilógicos criterios para elegir al MVP de la NBA

En la recta final de la NBA, la elección para el MVP luce complicada y el debate está abierto por los candidatos

Ser un nombre fresco: El no haber obtenido el premio previamente es quizás el argumento más importante para ser el MVP. A la liga y los votantes les encanta presumir nuevos juguetes y engrosar las filas de los superestrellas. Embiid y Jokic hoy reúnen ese criterio, difícilmente volverán a estar en esa conversación.

¿Son o no los números individuales? ¿Cómo se explica que Russell Westbrook luego de ganar el reconocimiento en 2017 por promediar triple doble ni siquiera estuvo en la terna finalista los dos siguientes años? cuando además mejoró su porcentaje de efectividad desde el campo.

Repetir en años consecutivos es muy complicado: Como lo hemos visto en el caso de Westbrook claro que esto afecta. Para repetir se necesita tener una campaña deslumbrante . Steve Nash, Lebron, Curry y Giannis han sido los únicos en repetir años consecutivos desde el 2003. Algún día me dijo Jason “white Chocolate” Williams que Lebron debería tener al menos otros 5 MVPs pero no sería popular, no genera “buzz”.

Lo que un año sí, el otro no: Ser miembro de un ser equipo ganador ha jugado a favor y en otros años lo ha hecho en contra. Lebron fue MVP liderando al Heat donde jugaba con Wade y Bosh, pero años más tarde Lebron llevó a los Cavs ( con mejores estadísticas individuales) al primer lugar del Este y en temporadas consecutivas a las finales a ese equipo junto a Kevin Love y Kyrie Irving pero el criterio cambió y el premio fue para Steph Curry.

Ser líder de equipos medianos no vale: ¿No es más meritorio lo que hace Curry con los Warriors, Lillard con los Blazers o Luka con los Mavs? .

Los equipos balanceados no valen tampoco: Cómo es que en toda la temporada ningún jugador del Jazz (44-15) ha estado dentro de los 5 candidatos para ser MVP. Utah ha tenido el mejor récord de la liga toda la temporada. Donovan Mitchell es el décimo lugar en las casas de apuestas y su momio para ser el más valioso paga 125 a 1. Obviamente no lo va a ganar nunca , quien si ganará un premio individual es el Coach Quin Snyder quien encabeza las proyecciones para ser el entrenador del año.

El jugador que más impacta a su llegada tampoco cuenta: Los Suns tuvieron récord de 34-39 la temporada pasada, no clasificaron ni al play-in a pesar de ganar todos sus partidos en la burbuja. Para este año con la llegada de Chris Paul y su liderazgo Phoenix es segundo del Oeste con marca de 42-16. CP3 convirtió un grupo de jugadores inexpertos y otros sobrevalorados en un equipo de respeto que escaló 9 posiciones en el standing de la conferencia