Cinco momentos que explican por qué junio fue el mes 'mágico' de Michael Jordan

El número 23 de los Chicago Bulls protagonizó algunas de las actuaciones más memorables de su carrera en las Finales justamente en el sexto mes del año

Debido a la pandemia, apenas se está disputando la primera ronda playoffs de la NBA, mientras que en años normales en junio ya se estarían disputando las Finales del mejor baloncesto del mundo. Por eso, el mes de junio está marcado por Michael Jordan, posiblemente el jugador más grande de todos los tiempos.

Y en junio, el número 23 de los Chicago Bulls protagonizó algunas de las actuaciones más memorables de su carrera en las Finales.

ESPN Digital ha enumerado cinco de los mejores momentos de Jordan durante el mes de junio en su carrera en la NBA.

El juego de la gripe, pero que no fue gripe

El quinto juego de la final de la NBA de 1997 entre los Chicago Bulls y el Utah Jazz fue conocido como "el juego de la gripe", un partido en el que Michael Jordan jugó enfermo, anotó 38 puntos y dio la victoria a Chicago.

Durante 23 años creímos que Jordan había tenido gripe. Pero el propio Jordan reveló en el documental "The Last Dance", producido por ESPN, que había sufrido una intoxicación alimentaria tras comerse una pizza "sospechosa" en Utah en las primeras horas de la mañana antes del partido. Los Bulls ganaron el fatídico Juego 5 el 11 de junio por 90-88.

El juego en el que 'se encogió de hombros'

En el Juego 1 de las Finales de 1992 contra los Portland Trail Blazers, Jordan estableció récords de puntos (35) en los primeros dos cuartos de un duelo en toda la NBA.

En un momento, el camiseta 23 salió encogiéndose de hombros, incrédulo de que él mismo estuviera haciendo historia. Los Bulls ganaron 122-89, asegurando el liderato de la serie el 3 de junio de 92.

La 'última canasta'

En el Juego 6 de las Finales de 1998 contra el Utah Jazz, el 14 de junio, Michael Jordan literalmente hizo su última canasta con los Bulls. Y le dio al equipo la victoria 87-86 y selló también el sexto y último título de la franquicia y personal.

Jordan le robó el balón a Karl Malone e hizo un tiro perfecto, haciendo perder el equilibrio a Bryon Russell con 5 segundos para el final.

El primer título

El 12 de junio de 1991, la espera terminó y Michael Jordan finalmente ganó su primer título. En esta fecha, los Bulls vencieron a Los Angeles Lakers de Magic Johnson y cerraron la serie 4-1.

En el Juego 2, después de que los Bulls perdieran su primer partido en casa, Jordan pasó a la historia por protagonizar una de las jugadas más espectaculares jamás vistas.

Juego 1 de las Finales del 97

El 1 de junio de 1997, Jazz y Bulls estaban igualados a 82 puntos con 9 segundos para el final del Partido 1 de las Finales. Karl Malone, con 75% de efectividad en tiros libres en la temporada regular, tuvo dos tiros libres para matar el juego.

Malone falló ambos tiros. En la siguiente posesión, los Bulls le dieron el balón a Jordan, quien acertó y Chicago ganó el juego.