La carrera de Kristi Toliver como jugadora y entrenadora de básquetbol vuelve a su punto de partida

Kristi Toliver, Los Angeles Sparks, previo al partido vs. New York Liberty en Barclays Center en Brooklyn, Nueva York el 22 de agosto de 2021. Ned Dishman/NBAE via Getty Images

La base veterana de las Sparks de Los Ángeles habla sobre el esfuerzo de su equipo por llegar a los playoffs y su futuro entrenando para los Dallas Mavericks

Como estrella de escuela privada en la Secundaria de Harrisonburg, Kristi Toliver llevó el No. 5 en su camiseta en honor a Jason Kidd.

Así que fue como cerrar un ciclo para Toliver, cuya travesía del básquet la había llevado de ser Virginia Ms. Basketball a campeona de la NCAA a dos veces campeona de la WNBA a sentarse frente a Kidd a través de Zoom, junto al exjugador y ahora vicepresidente de operaciones de básquetbol de los Dallas Mavericks, Michael Finley, para entrevistar por un puesto en el cuerpo de entrenadores de Kidd.

"Ese fue un círculo completo para mí el estar en una llamada de Zoom con dos de estos hombres a quienes respeto tanto y ahora estar en una posición en la cual tengo la oportunidad de trabajar con ellos", dijo Toliver, quien se unirá a los Mavericks como asistente cuando se termine la actual temporada de la WNBA.

Esta será el segundo ciclo de Toliver en una banca de la NBA. Ella previamente fue asistente de los Washington Wizards.

Pero antes de que Toliver se una a los Mavericks, será pieza clave de un equipo de Los Angeles Sparks en plena búsqueda por alcanzar los playoffs.

Las Sparks no se han perdido los playoffs desde la temporada 2011, pero para garantizar que prosiga la racha de postemporada, Los Ángeles tiene trabajo por hacer. Cuatro equipos estarán compitiendo por los últimos dos cupos de playoffs de la liga. Las Sparks, que actualmente ocupan el 10mo. lugar en la tabla con una marca de 10-18, están apenas medio partido detrás del noveno, New York Liberty. Tres de los últimos seis partidos de las Sparks serán contra tres de los actuales cuatro mejores equipos en la WNBA.

La campaña 2021 ha sido marcada por una serie de altibajos para Toliver. Regresó a la WNBA en 2021 luego de optar por no participar la pasada temporada, y Toliver se unió a un nuevo plantel. Tuvo que aprender un nuevo sistema y se convertiría en una presencia veterana necesaria en una alineación de las Sparks que se ha visto afectada por lesiones. Toliver misma se perdió seis partidos antes del descanso olímpico debido a una lesión del ojo.

Justo cuando Toliver se ha sentido más cómoda en la cancha en la segunda mitad de la temporada, anotando en dobles dígitos en tres partidos consecutivos por primera vez esta temporada durante la reciente racha ganadora de cuatro partidos de las Sparks, resultó marginada con una lesión de mano después de un partido ante Connecticut el 26 de agosto.

Pese a los contratiempos, Toliver acepta los desafíos que han venido con la temporada.

"He disfrutado de este proceso porque no ha sido fácil", dijo Toliver. "Usualmente cuando enfrentas algo incómodo y nuevo, saca lo mejor de ti".

Ella recientemente habló con The Undefeated sobre el impulso de las Sparks rumbo a los playoffs, su nuevo puesto como asistente con los Mavericks y la alegría de ser un recurso para otras jugadoras en la liga interesadas en entrenar.

Volviste después de ausentarte un año, has debido aclimatarte a un nuevo equipo, ser la voz veterana tras lesiones y has sufrido contratiempos propios por lesión. ¿Cuán difícil ha sido esta temporada para ti en lo personal?

Ha sido exigente esta temporada personalmente, al no poder jugar toda la campaña. En la temporada baja, no logré abordar cosas específicas que quería debido a mi salud y tuve que hacer terapia física cinco veces por semana durante cuatro o cinco meses intentando ponerme saludable para poder jugar. Ha sido difícil. Quería estar en la misma forma que en 2019, pero eso no era una realidad todavía. Así que tuve que ser paciente conmigo misma, acoplándome a nuevas compañeras, un nuevo entrenador, un nuevo sistema, diferentes filosofías ofensivas y defensivas.

Estuviese jugando o no, tener ese liderazgo para las jugadoras jóvenes fue una gran motivación para estar aquí y ayudar a servir, continuar a mejorar yo misma, obviamente, y también hacer que mis compañeras fuesen mejores. Cada temporada es diferente. He disfrutado de esta travesía pues me ha permitido expandir a nivel personal en ciertas áreas, y eso es lo que quieres. Quieres ser flexible y crecer y he logrado hacer eso aquí.

Ya que las Sparks entran a la segunda mitad de la temporada luchando por un cupo de postemporada, ¿cuál era el mensaje para el equipo saliendo del descanso olímpico?

Entendemos que controlamos nuestro propio destino y pienso que es muy emocionante para nosotras saber que podemos decidir y dictar nuestro futuro buscando alcanzar los playoffs y esforzarnos. Para nosotras, se trata sobre tomar cada día un partido a la vez, pero tener ese enfoque y resiliencia y competitividad noche tras noche, y controlar lo que podemos controlar y entender que si hacemos eso, nos vamos a dar una muy buena oportunidad.

Este equipo ha debido superar mucha adversidad en la forma de lesiones de jugadoras. ¿Cuán difícil fue manejar eso durante gran parte de la temporada, y ahora que las jugadoras vuelven, cómo cambia la dinámica del equipo?

La salud es sumamente importante, obviamente, no solo para nosotras, sino para cada equipo cuando buscas competir, entrar a los playoffs y ganar partidos. Pensé que apenas nuestra capacidad de manejar esa adversidad y jugar pese a ella - pensé que era una oportunidad para algunas de nuestras jugadoras más jóvenes, y jugadoras que tal vez no estuvieron en equipos antes donde en realidad nunca han tenido un chance legítimo de alcanzar los playoffs y cobrar impulso, aprovechando una nueva oportunidad y situación y jugando hasta el final, dando su esfuerzo, consiguiendo esa experiencia de cancha.

No hay nada igual. Ahí es que sucede el crecimiento, cuando estás en la duela y puedes rendir durante esos tiempos difíciles. Pienso que todo el mundo hizo una gran labor capeando el temporal. Aunque no siempre necesariamente íbamos a terminar en la columna de las victorias, seguíamos aprendiendo a lo largo de ese momento difícil. Obviamente ahora con todos de vuelta, poniéndose en forma de playoffs, le tarda a todas, incluso a quienes se ausentaron - hallar ese ritmo, hallar esa familiaridad. Aún vivimos ese proceso, pero desde luego puedes ver el cambio cuando un equipo es saludable por completo o no.

¿Cuán importante era para ti volver a una banca de la NBA en capacidad de entrenadora?

Para mí es sumamente importante. Quería regresar a la NBA después de haber estado fuera durante un año. Lo disfruto tanto. Tuve una maravillosa experiencia con los Wizards, tan solo estando cerca de esos tipos y aprendí tanto del punto de vista del entrenadora comparado con el del jugadora.

Quería volver, así que obviamente estoy sumamente agradecida que los Dallas Mavericks me llamaron y pudimos hablar y lograr que funcionara. Sumamente contenta y agradecida y esperando con ansias la oportunidad.

¿Puedes compartir otros detalles sobre el proceso de contratación con los Mavericks y cómo se dio ese proceso?

Con los Mavs mi primera llamada fue con [el gerente general de los Mavericks] Nico Harrison, Michael Finley y con Jason Kidd. Tuvimos una buena, sólida conversación que les permitió conocerme y que yo les conociera, entender lo que intentábamos hacer, lo que querían, cuáles son mis fortalezas como entrenadora y mi espacio para mejorar, y lo que puedo ofrecer. Como tendrías para cualquier otro empleo. Fue muy buena; me sentí muy cómoda con ellos desde el principio.

Para mí, ser una fan del básquet, ver a Michael, ver a Jason Kidd - vestí el No. 5 en la prepa en honor a Jason Kidd. Fue un círculo cerrado genial tan solo estar en una llamada de Zoom con dos de estos hombres a quienes respeto y ahora estar en una posición donde tengo la oportunidad de trabajar con ellos. Entonces, tuve conversaciones de seguimiento luego de esa inicial, pero fue un proceso bastante fluido. Pienso que el nivel de comodidad y compañerismo estuvo presente desde el inicio, y creo que por eso será una situación muy buena.

¿Hay una persona o grupo de gente a quienes acudes para consejos, en específico en cuanto se refiere a tomar decisiones sobre tu futuro como entrenadora?

Solo porque ya he tenido dos años de experiencia entrenando con los Wizards, ellos son mis tipos. Ya sea como jugadores - John Wall, Bradley Beal - y desde luego como cuerpo técnico, tengo la suerte de ya haber tenido un poco de esa experiencia, pero ellos son sin duda en quienes voy a depender siempre para consejos, para ejercicios, para cosas circunstanciales. Es divertido estar en esa comunidad de entrenadores del básquet, porque una vez entras, lo tienes por siempre y seguiré dependiendo de ellos y seguiré aprendiendo y desarrollándome como entrenadora.

Como alguien que ha podido convertirse en entrenadora como jugadora activa, ¿se te han acercado otras jugadoras activas a preguntarte cómo se pueden involucrar y ser entrenadoras?

Sí. Creo que eso es lo que ha sido grandioso, el hecho de que puedo ser una fuente para otras mujeres, jugadoras y demás que quieren abrirse paso. Obviamente puedo aportarles mis consejos y opiniones, pero tengo mis recursos, así que estoy repartiendo números a este tipo, a aquel tipo, para que ellas puedan hablar con ellos. Eso es lo divertido de la fraternidad, club de mujeres, como quieras llamarle - cuando pasas por la puerta, ahora eres una fuente para otras.

Sin duda soy un libro abierto y ayudaré a otras lo más que pueda. También es parte de mi trabajo. No es solo parte entrenar y estar con mi equipo, sino también la otra gente y otras jugadoras que quieren saber más. Una jugadora que vino a hablar conmigo ahora está entrenando. Entrena en la WNBA ahora, pero sé que tuvo buenísimas conversaciones con algunas de las personas a quienes les recomendé. Así que estoy sumamente satisfecha de verla ahora en la banca. Es algo verdaderamente genial de ver y en lo cual participar.

¿La NBA siempre ha sido el destino para ti o has considerado entrenar a otros niveles, o ligas, dentro del deporte?

Durante el descanso olímpico, hice muchas entrevistas, tuve muchas conversaciones, y una de las posiciones fue para ser entrenadora de un equipo de la G League. Sé que sigue siendo afiliado a la NBA, pero es un trabajo muy diferente. Estoy abierta a todo. Obviamente, estoy contenta de estar en la NBA; definitivamente ahí pienso que seguiré creciendo más y aprenderé más al seguir expandiendo y explorando eso, pero no soy una persona que le va a cerrar la puerta a alguien, ya sea entrenando un equipo de preparatoria y entrenando en la WNBA, o cualquier cosa.

Simplemente quiero seguir encontrando mi ritmo y lo que funciona para mí. Basado en mi experiencia en Washington D.C., sé que la NBA es donde quiero estar ahora mismo. Si continúo creciendo en esto y me sigue encantando, me quedaré aquí hasta que surja otra oportunidad y quizás quiera explorar eso. Ahora mismo, seguiré en la NBA. ¡Absorbe todo y diviértete!