Que se enciendan las luces de la NBA

Getty Images

Que se enciendan las luces. Que vuelvan los colores y la alegría. Que llenen los estadios, que haya festejos, que haya energía.

Que los bares exploten. Que bailen las porristas y las mascotas. Que brillen camisetas, que haya chicos, con mil pelotas.

Que haya finales cerrados. Que surjan asistencias de fantasía. Que vuelen las estrellas, sangre caliente y mente fría.

Que publiquen los diarios. Que difunda la TV, redes y revistas. Que se vayan los haters. Que seguidores elogien, a protagonistas.

Que haya nuevas estrellas. Que aparezcan novatos y grandes equipos. Que se rompan los récords, que haya leyendas y surjan mitos.

Que se enciendan las luces. Que haya definiciones de último segundo. Que se encuentren ventajas. Que viva el básquetbol en el mundo.

Que haya pases de Doncic. Que haya tiros de Curry y de Durant. Que Jokic sea genio, que piense Paul y brinque Morant.

Que Giannis enceste los triples. Que Westbrook tenga nuevos looks para mostrar. Que Irving se vacune y que Simmons hable solo de jugar.

Que Butler vuelva a ser duro. Que Embiid se haga mas fuerte de lo que está. Que sea líder Tatum, legendario Booker, y también Trae Young.

Que Leonard regrese a tiempo. Que Thompson vuelva encendido y Davis también. Que Mitchell sea explosivo, Ball protagonista y LeBron el Rey.

Que sonría Campazzo. Que Deck aproveche su oportunidad. Que Bolmaro vea minutos y que Manu en San Antonio pueda disfrutar.

Que Popovich hable seguido. Que no haya injusticias que lamentar. Que las minorías griten, que no haya burbujas, que haya igualdad.

Que se detenga el tiempo. Vacíos los sillones, llenas las mesas. Que vuelvan los amigos, que haya reuniones, que haya cerveza.

Que se escuchen los gritos. Que vuelva la esperanza y la ilusión. Serán 30 franquicias, 1001 noches, y un campeón.

Que se enciendan las luces. La NBA está a punto de comenzar. 75 años de historia.

Vuelve la felicidad.