El drama puede ser bueno para Lakers

Los Lakers son los grandes favoritos en la conferencia del Oeste, pero particularmente no he coincidido con esa proyección, me parece que su veteranía con más de 32 años en promedios de edad atenta contra sus posibilidades

MÉXICO -- 11 derrotas en fila contando el playoff de la campaña anterior contra Phoenix, la pretemporada y los dos primeros juegos de este torneo.

En sus dos primeros juegos como Laker, Russell Westbrook tiene números de 10/28 en tiros de campo , aún no encesta un triple (0/7), suma 8 pérdidas de balón y en lo que se supone es su fortaleza, visitar la línea de tiros libres, además de que no extrae faltas al rival, tira 3/8 desde la línea de caridad. Westbrook no solamente no parece ser el fit que este equipo necesita, sino que no ha logrado descargar la responsabilidad de manejar la pelota a LeBron James, la principal razón por la que los Lakers lo contrataron.

Rajon Rondo veterano de 15 temporadas en la NBA se encaró con un aficionado del Staples Center y simuló que le disparaba mientras LeBron le gritaba desde la banca a sus compañeros: “manténganse humildes”.

Y como cereza del pastel Dwight Howard y Anthony Davis tuvieron una discusión que llegó a los empujones durante un tiempo en el juego contra los Suns que era transmitido en horario prime para televisión nacional y donde sus compañeros tuvieron que separarlos.

Todo esto en solo dos partidos de temporada regular. Sí, no media temporada, no 10 partidos, sólo 2 partidos en la temporada.

Todo parecería que lo visto en esos dos juegos resulta como consecuencia en una serie de malos augurios para los Lakers. Un equipo que habría asumido el rol de villanos, de jugadores oportunistas, que se subieron al tren en la última ventana de oportunidad para muchos en su carrera como Carmelo, Howard, Jordan y el mismo Westbrook.

Los Lakers son los grandes favoritos en la conferencia del Oeste pero particularmente no he coincidido con esa proyección, me parece que su veteranía con más de 32 años en promedios de edad atenta contra sus posibilidades, que Westbrook no es un manejador de balón que haga mejores a sus compañeros como debería y menos que su IQ 'basquetbolístico' haya evolucionado en momentos de presión, que la incapacidad de jugar baloncesto en transición y la falta de tiradores de 3 comprobados no los hace contendientes.

Pero pudiera ser el hecho de convertirse en antihéroes , en los Bad boys 2021, en los viejitos de los que todos dudan que los lleve a cerrar filas, a demostrarnos lo contrario, a jugar mejor cuando más importa.

Yo me mantengo en el barco de los escépticos, pero si de algo puede tomar motivación este grupo de veteranos en su último baile es de eso, del rol antagónico, un factor de cohesión para un equipo que está lejos de un nivel de campeonato pero que en una temporada tan larga pudiera verse beneficiado.