Un Día Como Hoy en el Béisbol: Por qué importa que Bobby Cox usara spikes de metal durante su carrera como mánager

play
El estilo que llevó a Bobby Cox al éxito (1:21)

En el aniversario en que Bobby Cox se convirtió en el mánager de los Braves, Tim Kurkjian reflexiona sobre su maravillosa carrera y su estilo único. (1:21)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

EN ESTA FECHA EN 1990, Bobby Cox fue nombrado mánager de los Atlanta Braves.

Cox pasó de ser gerente general a mánager, él se hizo cargo de un equipo sotanero y lo llevó a la Serie Mundial la siguiente temporada. Eso comenzó una racha sin precedentes en la historia de la dirección: 14 primeros puestos consecutivos. En 13 de esos 14 años, los Braves ganaron al menos 90 juegos, y también vencieron al menos en 100 juegos seis veces. Cox y los Braves ganaron cinco banderines y una Serie Mundial.

"Bobby es el mejor mánager que se ha puesto un uniforme", dijo el exlanzador de los Braves, Tim Hudson.

Cox ganó 2,504 juegos, el cuarto mejor de todos los tiempos, detrás de Connie Mack, John McGraw y Tony La Russa. De los 11 timoneles que ganaron 2,000 juegos, solo Joe McCarthy, McGraw y Walter Alston tuvieron un porcentaje de victorias más alto que el .556 de Cox. Él comenzó su carrera como mánager con un equipo irregular de los Braves de 1978 a 1981, fue a Toronto para administrar a los Blue Jays y los ayudó a pasar de terribles a fabulosos: ganaron 99 juegos en 1985 y estuvieron a una victoria de ir a la Serie Mundial. Luego revivió a los Braves. Siempre tuvo una gran relación con sus jugadores. El ex Braves Mark Teixeira dijo: "Todos los jugadores sabían que Bobby los respaldaba. Nos permitía jugar sueltos y sin presión. Con Bobby, cuando fallabas, siempre recibías una sonrisa y un 'lo conseguirás la próxima vez'''.

Cox fue un estratega brillante, como dijo Buck Showalter: "Bobby nunca estuvo derrotado. Hacías una jugada, mirabas en el otro dugout, y él te estaba mirando fijamente".

David Ross, un receptor suplente para Cox durante dos años, dijo: "Siempre estuvo un paso por delante del otro entrenador. Siempre supimos que teníamos la ventaja sobre el otro equipo. Recuerdo una vez, no estaban dando una paliza, como 14-3, el juego prácticamente había terminado en la tercera entrada. Yo estaba tonteando un poco en el banco en la sexta entrada porque sabíamos que ya habíamos perdido. Cuando el juego acabó, estaba caminando detrás de Bobby en la pasarela hacia el dugout, él tomó la tarjeta de la alineación, la arrojó al suelo y soltó una gran (mala palabra). A pesar de que ese juego se definió temprano, todavía estaba pensando en ello. Eso me mostró mucho. Nunca se dio por vencido en un juego. Sentía que se lo debía a todos sus jugadores, y también al juego''.

La firma de Cox fueron sus spikes de metal, que usó hasta el final de su carrera como mánager, a los 70 años, porque, Chipper Jones dijo: "Eso es lo que hacen las Grandes Ligas. Y nadie en un uniforme de Grandes Ligas personificaba lo que significaba ser un big leaguer más que Bobby Cox ''.

Teixeira dijo: "Eran parte de su aura, como el sombrero que llevaba Bear Bryant, la sudadera con capucha que usa Bill Belichick. Bobby no estaba dispuesto a usar una sudadera sobre su jersey y zapatillas de deporte. Eso no era lo que ser un grandes ligas significaba para él. Llevaba el uniforme completo a los 70 años. A los jugadores les encantaba que siempre usara spikes de metal. A los jugadores les encantaba Bobby Cox''.

Otras notas de béisbol del 22 de junio

  • • En 1992, el jardinero de los Seattle Mariners Dave Cochrane se convirtió, y sigue siendo, el único jardinero en cometer tres errores y tener dos asistencias en el mismo juego.

  • • En 1903 nació Carl Hubbell. El miembro del Salón de la Fama 'Rey Carl'. Tuvo tal vez la mejor screwball de todos los tiempos.

  • • En 1995, nació el jardinero de los St. Louis Cardinals Tyler O'Neill. No estoy seguro de haber visto a un jugador de béisbol en los últimos 40 años construido más como un culturista que él. Su padre era un legendario levantador de pesas. Él es un ex Mr. Canadá. O'Neill una vez me dijo, con una sonrisa, que su padre ahora es el hombre "de 60 años más en forma del mundo".