Dominicana, Holanda y Venezuela se alistan para el último boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

República Dominicana, Holanda y Venezuela disputarán desde el martes el último boleto al torneo de béisbol de los Juegos Olímpicos, en un repechaje de muerte súbita en el estadio Hermanos Serdán de Puebla, en el altiplano central de México.

El torneo de cinco días tendrá una primera ronda todos contra todos, seguido por una semifinal entre el segundo y tercer lugar (el viernes) por el derecho de enfrentar al primer lugar en una gran final (el sábado) para definir la selección que se unirá a Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, Israel y México en el primer torneo de béisbol olímpico desde Beijing 2008.

En el calendario original también estaban programados para participar en el repechaje final de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC), Australia, China y Taiwán, pero los tres declinaron como consecuencia de las medidas tomadas en esos países por la pandemia del coronavirus.

Todos los encuentros, excepto la final (2 pm ET), arrancarán a las 6 pm ET. Los cinco partidos serán transmitidos por ESPN+ en Estados Unidos.

República Dominicana y Venezuela, que avanzaron a esta instancia por haber terminado en segundo y tercer lugar, respectivamente, del Preolímpico de América, chocarán en el partido inaugural, el martes. El miércoles se medirán Países Bajos y Venezuela y el jueves República Dominicana y Países Bajos.

Los derechos Raynel Espinal (6-1, 3.60 en la Triple A de Boston Red Sox) y Erick Leal (2-1, 3.38 con Aguascalientes en la Liga Mexicana) serán los lanzadores abridores en el choque inaugural, informaron el lunes los dirigentes Héctor Borg, de Dominicana, y José Alguacil, de Venezuela.

"Será un torneo difícil, Venezuela y Holanda son rivales duros, pero nuestra meta es llegar a Tokio. Tenemos jugadores con experiencia en Grandes Ligas, en ligas menores y diferentes lugares. Me siento cómodo con lo que tengo", dijo Borg el lunes.

"Comenzamos con República Dominicana, un equipo que ya vimos en el preolímpico de Florida. Es un privilegio estar en esta posición y levantar nuestra bandera en un torneo de tanta importancia es un privilegio", agregó Alguacil.

El Reino de los Países Bajos, que ocupa el puesto número nueve en el ránking de la WBSC, avanzó al repechaje de Puebla por quedar en segundo lugar del Preolímpico de África-Europa en septiembre del 2019. Venezuela es número ocho y República Dominicana #10 en la lista de la WBSC.

Países Bajos, que es dirigida por Hensley Muelens, ha participado en cuatro de los cinco torneos de béisbol en Juegos Olímpicos (1996, 2000, 2004 y 2008). República Dominicana asistió a la cita de Barcelona 1992, mientras que Venezuela busca su primera aparición en ese gran escenario.

"Para mi es un honor estar aquí, defendiendo la madre patria. Fui jugador en Sidney 2000 y coach en Atenas 2004. Pienso que el prestigio más alto, representar la patria y estar en el mismo escenario que los mejores atletas de todos los deportes. Es el honor más grande", sostuvo Muelens.

El roster de Muelens está lleno de jugadores de la liga doméstica y varios agentes libres, pero también aparecen algunos con experiencia en las Grandes Ligas de Estados Unidos, incluyendo a los lanzadores Jair Jurrjens y Shairon Martis y el infielder y jardinero Yurendell De Caster.

"No tenemos muchos profesionales y algunos peloteros ni han jugado en ligas extranjeras, pero tenemos el pitcheo para maniobrar en el torneo. Hemos confrontado inconvenientes para encontrar jugadores, pero siempre hemos encontrado la forma de competir", dijo Muelens, quien jugó con varios equipos antes de iniciar una carrera de 11 años como coach de Grandes Ligas, mayormente con los San Francisco Giants, donde fue parte del staff que ganó tres trofeos de la Serie Mundial en un tramo de cinco años, entre 2010 y 2014.

Alguacil no contará con el estelar lanzador abridor Aníbal Sánchez, quien abrió dos encuentros en el Preolímpico de América hace tres semanas, pero agregó a la nómina de Puebla al receptor Wilson Ramos, quien fue dejado libre los Detroit Tigers, y al intermedista Alexi Amarista, ambos con mucha experiencia en el más alto nivel.

"Ha sido difícil con todos los ajustes para conseguir jugadores. Todo el mundo está jugando ahora mismo. Pudimos conseguir algunas piezas de experiencia en México, pero nos sentimos confiados con el equipo que armamos", destacó Alguacil.

Posiblemente el roster que más modificaciones sufrió en las últimas semanas fue el dominicano, que no contará en esta ocasión con el jardinero José Bautista, el torpedero Jeison Guzmán y el veterano abridor zurdo Raúl Valdés, todos de destacada actuación en el Preolímpico de Florida.

Los que sí se mantuvieron en la nómina de Borg son los veteranos Emilio Bonifacio, Melky Cabrera, Juan Francisco y Jairo Asencio y el sensacional prospecto de los Seattle Mariners, Julio Rodríguez, quien lideró la ofensiva del conjunto en el evento anterior.

"Estoy feliz con los reemplazos, estamos listos para jugar nueve entradas todos los días, sabiendo que cada entrada será decisiva en el torneo", expresó Borg.

MANAGERS CON FUERTES LAZOS

Los tres managers tienen fuertes lazos profesionales, por haber coincidido por mucho tiempo dentro de la organización de San Francisco. Muelens y Alguacil jugaron juntos y luego estuvieron en el exitoso staff de coaches de Bruce Bochy en MLB.

Meulens, de 53 años, fue agregado al personal de Bochy como entrenador de bateo antes de la temporada 2010 y pasó los próximos 10 años en el club en diferentes capacidades, ayudando a ganar los primeros títulos de la franquicia desde que se mudó de Nueva York a San Francisco en 1957. Cuando Bochy se retiró, Muelens aceptó un trabajo con los New York Mets antes de la campaña del 2020.

Alguacil, de 48 años, es el manager de la sucursal AA de los Giants en Richmond. La del 2021 es su 15ta. temporada como entrenador en la organización de San Francisco, incluyendo tres años como coach de 1B en Grandes Ligas (2017-19).

Borg, de 36 años, pasó cuatro temporadas como jugador en las ligas menores de los Giants, antes de comenzar una carrera como entrenador en los niveles bajos en el 2008. Desde el año pasado es el coordinador de desarrollo latinoamericano de la organización, con base en República Dominicana.

"Son mis hermanitos", dijo Muelens. "Estuve 11 años con San Francisco, por los últimos tres con José, mientras Borgie se encargaba del desarrollo de ligas menores. Los latinos son una base fundamental en esa organización, hay muchas oportunidades para latinos", agregó.

"Les deseo suerte a mis hermanos y que pongamos mucha pasión en los juegos", indicó Muelens.

"Es una competencia familiar", dijo Alguacil. "Bam Bam ha sido mi padre, Borg es mi hijo", añadió.

"Me siento muy contento de estar compitiendo en este torneo con Alguacil, mi hermano mayor en el béisbol, y Muelens es como el padrino de nosotros dos", dijo Borg. "Vamos a disfrutarlo", apuntó.