Entrenador de Checo Pérez lo ve en el podio de la Fórmula Uno

play
Así se prepara Sergio 'Checo' Pérez para el regreso de la F1 (0:12)

El piloto mexicano hizo público parte de su entrenamiento, de cara al regreso a las pistas de la máxima categoría del automovilismo. (0:12)

BARCELONA -- Sergio 'Checo' Pérez volverá “a tope” a la competición, en cuanto se inaugure, por fin, la temporada de Fórmula Uno el primer fin de semana de julio y con el objetivo de “sumar el máximo número de podios posible” y el más “difícil” de colarse entre los seis primeros de la clasificación, atendiendo a que para ello debería tomar un lugar entre los pilotos de Ferrari, Mercedes y Red Bull, los equipos que “a priori están por encima de todos”.

Son palabras de Xavi Martos, preparador personal del piloto mexicano y con quien se encuentra en Guadalajara, una vez que pudo viajar desde Barcelona en pleno confiamiento por el coronavirus, preparándose para el comienzo de la temporada, previsto con dos carreras consecutivas en Austria, los días 5 y 12 de julio, después de que el gobierno del país autorizara su celebración al afirmar que el proyecto “cumple los requisitos para prevenir la propagación del coronavirus después de una revisión detallada por parte de los expertos”, según confirmó el ministro de Sanidad, Rudolf Anschober.

“Las dos carreras de Fórmula Uno los días 5 y 12 de julio de 2020 en Spielberg, Austria, se llevarán a cabo sin espectadores", anunció en un comunicado el ministerio de Sanidad austriaco, destacando que los organizadores presentaron “un proyecto completo y profesional para prevenir infecciones y contagios”.

“El objetivo es llegar en las mismas condiciones que en marzo, cuando estábamos en Australia preparando el primer Gran Premio” explica Xavi Martos, en conversación con ESPN Digital desde Guadalajara, donde dirige la preparación física de Checo Pérez, con quien trabaja desde hace siete años.

El preparador catalán, que en el pasado colaboró, entre otros, con un Víctor Valdés con quien mantiene una gran relación, regresó a Barcelona desde Australia, al tiempo que Checo volvía a su casa en Guadalajara, pero sin descuidar la preparación. “Durante la pandemia estuvimos en permanente contacto y ya le envié todos los ejercicios, tres programas específicos de entrenamiento”, que el piloto cumplió, especifica, “a rajatabla. Es un tipo muy responsable, serio y maduro, que lleva muchos años en competición y sabe lo que tiene que hacer”.

“Es difícil trabajar en estas condiciones; todo es nuevo y debemos ir adaptándonos con cuidado porque recuperar estos dos meses largos que se han perdido no es sencillo”, recalca Martos, aunque conviniendo que es una situación que “ha afectado a todos” y avisando la importancia que tendrá a partir del regreso en Austria ver cómo han trabajado los demás equipos y pilotos durante estos meses de confiamiento.

“La labor del preparador físico es periodizar la temporada del piloto, dependiendo los diferentes estados de forma. Durante la pretemporada buscamos alcanzar la forma general específica y en la fase de competición buscamos el mantenimiento”, explica el preparador de Checo, recordando todo lo sucedido a partir de la pandemia y la manera en que reaccionó a ella.

“Cuando llegamos a Melbourne ya estábamos en la fase de competición y tuvimos que ir marcha atrás, sin conocer qué pasaría, y eso provocó que Checo, al volver a México, estuviera dos semanas en periodo de descanso, esperando”. A partir de ahí “regresamos al primer estado, a una pretemporada para poco a poco ir trabajando, escalando, en busca del estado de competición. Ahora sabemos cuándo volverá la competición y que tendremos un calendario mucho más cargado, condensado con carreras muy juntas y muy poco tiempo de descanso”.

“Checo me pidió que fuera con él a México en cuanto pudiera, en abril. Y en cuanto tuve el permiso, a mediados de mayo, viajé a Guadalajara para acelerar todo el proceso de preparación física”, descubre el preparador catalán, quien desde entonces trabaja con él diariamente.

“Vive al lado de casa de su madre, donde le monté un gimnasio muy completo y donde estamos ahora haciendo toda la preparación. Trabajo de pesas, muscular, el que se llama coadyuvante, con ejercicios de fuerza, resistencia y velocidad”, especifica Martos, que confía “en algo más de una semana poder ir al kartódromo Checo Pérez, aquí en Guadalajara para empezar el trabajo que llamamos optimizador, la transferencia a la conducción”.

PREPARADO
A todo esto, ¿está Checo Pérez preparado para volver a la competición? “Sí, está listo porque ha trabajado y está trabajando muy a conciencia. En la fase de preparación general ha hecho un buen trabajo de resistencia y estaremos preparados para este calendario tan condensado”, resuelve el entrenador catalán, sentenciando que el piloto “se ha adaptado bien” a este nuevo escenario.

“Podríamos decir que Checo está a un 70 por ciento de su forma óptima y cuando vayamos a Inglaterra debería estar cerca del 90 por ciento”, especifica Martos, que estima que podrán viajar a Inglaterra “a mediados de junio para ya trabajar con el resto del equipo, entrenar con el simulador y optimizar el coche”.

A partir de ahí se desplazará a Austria, donde permanecerán durante “dos semanas, alojados solos en un motorhome con su asistente y se entiende que después ya enlazaremos con la siguiente carrera”. Para entonces el piloto ya estará “en plenitud”.

El objetivo marcado por el equipo de Checo Pérez para esta temporada es muy ambicioso, “y difícil” especifica Martos, que destacando la “excelente” mentalización del piloto mexicano conviene que el reto máximo pasa por meterse entre los seis primeros de la clasificación general de pilotos.

“Quedar entre los seis primeros es el reto. Pero tenemos conciencia que es muy difícil porque eso significa quitar un puesto en la clasificación general a un piloto de Ferrari, Mercedes o Red Bull, que son los equipos que están por encima del resto”, sostiene el preparador catalán, advirtiendo que la meta primordial “es pelear por el máximo número de podios”.

Para ello se entiende que la confianza en el coche es absoluta, un hecho que Martos constata sin dudarlo. “En los test anteriores a la pandemia que hicimos en Barcelona el coche funcionó muy bien y todo apunta a que responderá durante la temporada. Falta por ver cómo están los demás, pero nuestro objetivo lo tenemos claro”.