Todo listo para el GP de Austria

Todo listo para arrancar la F1 en Austria después de siete meses de inactividad, pero hay que hablar de los equipos que han tenido momentos complicados en su economía, independientemente de la inactividad por la pandemia. Quién iba a pensar que estaríamos hablando de dos equipos muy exitosos en la historia de la F1.

El primero es McLaren, con ocho títulos de constructores, 12 de pilotos y que no gana un Gran Premio desde Brasil en el 2012. Desde mi punto de vista han carecido de un líder tras la salida de Ron Dennis, y han culpado a pilotos como a Checo Pérez en el 2013 o a un Fernando Alonso que criticaba a Honda. Pero el problema era más del diseño del auto y la actitud de sus dirigentes, que no se daban cuenta de su arrogancia al rechazar empresas que buscaban anunciarse con ellos, de ahí que viniera la caída de un equipo con una gran tradición.

Claro que McLaren no solo es el equipo de F1, es un grupo conocido como McLaren Group, que incluye autos de calle y fabricación de diferentes componentes eléctricos en la industria automotriz. Todo indica que con el (no confirmado de manera pública) préstamo que le hizo el Banco Nacional de Baréin por más de 180 millones de dólares, estarán en buena forma. Ahora, ¿qué tan tarde llega ese dinero para poder desarrollar piezas y mejorar el auto? Zak Brown, director ejecutivo, mencionó hace unas semanas que se había frenado todo desarrollo en diferentes áreas, de ahí depende la forma en lleguen al primer Gran Premio del año.

Con respecto a sus pilotos hay talento con el español Carlos Sainz, un piloto muy maduro que sabe cuándo atacar y cuándo llevar el auto al final de una carrera, por algo lo firmó Ferrari para el 2021. Lando Norris ya demostró de lo que es capaz en el 2019 en su primer año en la F1. Si el McLaren MCL35, bajo la dirección de Andreas Seidl y James Key responde, sus pilotos se pondrán adelante y buscarán un podium.

Otro equipo con mucho éxito en la historia de la F1, con nueve títulos de constructores y siete de pilotos, pero que también sufre una situación económica muy complicada es Williams. En la última semana se anunció que llegó una inyección económica por parte de Michael Latifi, dueño de Sofía Foods y padre del piloto Nicholas Latifi que hará su debut en el GP de Austria, lo cual le da un pequeño respiro al equipo de Frank Williams. George Russell es otro de sus pilotos mucho talento, pero tendrá que ser muy paciente y aprovechar cuando llegue una oportunidad, como una carrera en lluvia.

Para el equipo norteamericano de Gene Haas no hay mucho que decir, independientemente de que no cuenta con el presupuesto de los grandes, tiene dos pilotos que no han aprovechado las buenas oportunidades, en especial Romain Grosjean que debutó desde el 2009 y que para mí no sabe cuándo ceder y se ve de manera constante en percances con otros pilotos, hay una frase que dice: “primero hay que llegar para obtener buenos resultados” y él no lo sabe aplicar. Kevin Magnussen daría mejores resultados si madura en la cancha, por el bien de la F1 esperemos que los tenga.

Para Renault será interesante ver si pueden darle un auto confiable a Daniel Ricciardo, quien dejará al equipo en el 2021 para irse a McLaren. Esteban Ocon regresa a la F1 después de un año de ausencia, y aquí va a ser interesante cómo se desarrolla con Ricciardo, ya que el francés tiene talento, pero no sabe reconocer sus errores.

Alfa Romeo es un equipo que fue inconsistente en el 2019, si logran ser constantes desde la clasificación, podrían darnos algunas sorpresas con uno de los pilotos más queridos por el público, y el más veterano de la F1: Kimi Raikkonen. Por último, está Alpha Tauri, que se verá beneficiado por el nuevo y mejorado motor Honda, este equipo dará de qué hablar.

No hay duda que será una temporada muy diferente a cualquier otra y se irán desarrollando muchas historias conforme pasen las carreras.