Checo Pérez subirá al podio; Papá Stroll, entre el nepotismo y la razón

Queda justificada la presión que la afición y Racing Point ha empezado a poner en el piloto mexicano Sergio Pérez luego de tres Grandes Premios.

Nunca es bueno hacer caldo con la única gallina ponedora que tenemos en el corral, porque después nos quedamos sin huevos.

Este bonito consejo rural sirva de inicio para ejemplificar la, hasta cierto punto, justificada presión que la afición y Racing Point ha empezado a poner en el piloto mexicano Sergio Pérez luego de tres Grandes Premios.

Las críticas se entienden, por un lado, porque Racing Point tiene un auto más que competitivo, es un monoplaza contendiente y tras las dos carreras en Austria y la de Hungría, claramente no han capitalizado el potencial del auto en resultados y puntos.

Dos sextos lugares y un séptimo para Checo, mientras que su coequipero Lance Stroll ha sumado con un séptimo y un, muy buen, cuarto puesto en Hungaroring.

Pero los podios no surgen por generación espontánea. No hay milagros en la F1. Rara vez te caerá en las manos un podio por un choque de los punteros, pero incluso para ello tendrás que estar ahí cerca.

Sergio Pérez es un piloto consistente que siempre entrega un mejor resultado de lo que su auto tiene como potencial, pero ahora el equipo completo y principalmente ingenieros, estrategas y mecánicos deben comportarse como escudería de primera línea, ya luego se podrá exigir a los pilotos que ejecuten en la pista. Estrategias y paradas en pits han dejado mucho que desear, por decir lo menos.

A los ojos de muchos, la mala arrancada de Checo en Hungría, provocada por el agua acumulada en el lado derecho de la recta, donde justamente se derrapó Botttas y Pérez, y su consiguiente séptimo lugar en la clasificación de carrera fue un evento que llegó en el peor momento para el mexicano, porque está el tema Sebastian Vettel en la mesa.

Y pudo haber sido peor. Checo pisó un charco y estuvo a nada de perder el monoplaza. ¿Cómo lo salvó? No lo sé, una maniobra que le dio los puntos y que se valora poco, porque errores los comenten todos, pero pocos los enmiendan con las manos.

Ahora, se viene la decisión fuerte para Racing Point-Aston Martin y en particular para Papá Stroll, (quien afortunadamente no se manda totalmente solo en esto) y es tan clara y tajante como le doy un asiento a mi hijo que ha sido superado por Checo Pérez en un porcentaje de 75-25 en todo o le doy a Vettel un coequipero que haga del equipo una potencia.

El orgullo del nepotismo de Lawrence Stroll, el joven Lance, no es un mal piloto. Tiene 21 años y un potencial muy decente para ser un 'pay driver' puro.

Lance es el motivo por el cual Lawrence invirtió en la Fórmula 1, por lo que desde la lógica familiar, no darle la oportunidad cuando tiene y tendrá un auto contendiente, puede parecer un despropósito. Incluso encontrarle un asiento de segundo o tercer nivel un par de años sería una causal para tener caras largas en la cena de navidad.

Eso pone al mexicano en una situación desventajosa, pero ante la que no puede hacer nada. Lo que podía hacer ya lo hizo durante nueve temporadas y eso es ser un piloto rápido, maduro, calificado para pelear con cualquiera en la pista, incluso en inferioridad de condiciones. No tiene nada que demostrar, pero lo hará.

Su misión es similar a haber convencido al director técnico de Tecos (de la Liga de Futbol de México) de poner en la banca a Juan Carlos 'Cheto' Leaño. Un tronco que siempre fue titular indiscutible en la central e ese equipo, propiedad de su familia, dueña también de Universidad Autónoma de Guadalajara.

En esta vida los que "son alguien por sí mismos" siempre competirán con los que "son hijos de alguien" pasa en la política, en los espectáculos, en el periodismo, en todo. Pero lo único que puede hablar por los que no tienen una recomendación es su trabajo, si eso no lo hace no lo hará nada más.

Y digo que el jalisciense capitaliazará porque vienen pistas donde Pérez puede sumar un trofeo a su colección: Silverstone, Spa, Monza, al menos, suenan como escenarios donde Checo puede llegar al noveno podio.

Un podio, dos o una victoria harán ver la decisión de Racing Point como una estupidez o una congruente elección. Según sea el caso.

Antes del Covid-19 y del inicio de temporada, en este espacio nos atrevimos a pronosticar un triunfo de Pérez en 2020 y confirmamos 'la locura'.

Es muy cierto que, en la vida como en las carreras, eres tan bueno o tan malo como tu última carrera, pero aún faltan 12, así que no adelantemos vísperas. No matemos a la gallina ponedora por un triste caldo, porque necesitamos huevos... y eso va principalmente para Papá Stroll.