¿Quién es el responsable de que Checo Pérez perdiera el podio en el Gran Premio de Rusia?

play
Sergio Pérez: Estoy seguro que la suerte estará de nuestro lado en algún momento del año (0:49)

El piloto mexicano reconoció que una mala decisión en pits con la aparición de la lluvia, lo hicieron quedarse sin el podio finalizando en la novena posición, durante el GP de Rusia. (0:49)

Hoy todos sabemos que en la vuelta 46 del Gran Premio Rusia empezó una llovizna. Que en la 50 arreció y se volvió una lluvia tupida y no había manera de conducir con neumáticos slicks. Decir, yo habría hecho eso o lo otro, ahora es mucho más fácil. Pero la decisión era en ese momento, no con el "diario del lunes en la mano".

En la vuelta 49, Lewis Hamilton, Max Verstappen, Valtteri Bottas y otros entraron a pits por llantas intermedias. Pero quien lidera esa apuesta es el inglés, los demás entran medio minuto después. Hay poco que perder y mucho que ganar, el neerlandés estaba sexto y el finlandés fuera de los puntos.

Lando Norris (quien iba de líder), Sergio Pérez (tercero), Fernando Alonso (cuarto) confiaron en que no llovería más fuerte, veían media pista seca y se quedaron una fatídica vuelta más dentro de la pista. Eso le arruinó el domingo.

¿Pero de quién fue la culpa? En el caso del mexicano del equipo Red Bull hay varios elementos a analizar.

¿Fue el piloto o fue el euipo en pits?

La respuesta es ninguno y ambos.

Para empezar, no hay culpas, hay responsables y en un equipo la responsabilidad es compartida siempre, "se gana y se pierde en equipo" eso se dice casi siempre, aunque algunos pilotos a veces lo olvidan.

Checo Pérez salió de pits en la quinta posición, por una parada muy lenta, donde un contratiempo para cambiar el neumático trasero derecho del monoplaza número 11.

El mexicano se recuperó a ese problema, al pasar en la pista a Daniel Ricciardo y Fernando Alonso, pero justo en el momento que dejó atrás al español, aparecieron los paragüas en algunas tribunas ante las primeras gotas.

Hay que recordar que en una pista tan larga, llovía en unas partes (no demasiado fuerte) y en otros sectores no llovía, estaba seco. Así que los que apostaron por slicks confiaron que eso seguiría así.

Red Bull comentó en su boletín tras la carrera que la opción de entrar o no entrar por intermedias fue de los pilotos, lo dice textualmente Christian Horner.

El simple hecho de dejar la decisión al piloto ya es optar por algo.

En el video de la cámara a bordo del piloto de Guadalajara, el ingeniero Hugh Bird le pregunta en un par de ocasiones si va a entrar. Checo estaba enfrascado en un duelo con Alonso quien le quita el tercer lugar, quizás difícil hablar en ese momento, no dice nada, pero justo antes de pasar por la entrada de pits, Sergio Pérez dijo: "No".

El debate es si debía tener más información por parte del foso, si tendría que haber sido una orden directa: "¡Box, box, box!". Insisto, ahora es muy fácil juzgarlo. Eso sí, el radar del clima estaba en el pit, no lo veía Checo.

Como referencia tomemos a Norris y a Verstappen, uno que apostó mal y otro bien. Lando aguanta, pero es el líder de la carrera, el primero en pasar por pits, para que Checo Pérez llegara por ahí mismo faltaban más de 20 segundos, las condiciones eran diferentes.

Lando aguantó y compró, sin saberlo, un billete de lotería que al final no ganó ni reintegro, pero su decisión era más complicada.

Hamilton, casi en el mismo momento, porque iba a menos de dos segundos de Norris, decide entrar, lo que en este momento sabemos fue la decisión ganadora. Pero en ese instante era una valiente apuesta, una mejor lectura de su equipo de las condiciones que se avecinaban.

Checo pasó mucho después de Norris y apostó como él. El piloto jalisciense lideró la decisión de su equipo. ¿Tendría que haber tenido más y mejor información desde el pit? Seguramente, aunque no creo que el radar meteorológico fuera tan preciso.

Si el foso hubiera asumido ordenar a sus pilotos, tal vez ahora nos quejaríamos de que no tomaron en cuenta la opinión del piloto que es quien siente la pista y el auto.

Verstappen venía varios segundos después, frente a él ya habían entrado varios encabezados por Hamilton y llovía más, había menos que perder y mucho más que ganar.

En el caso de Bottas, no había nada qué pensar, circulaba fuera de los puntos entra a pits casi inmediatamente y de no tener puntos termina en quinto lugar.

Así que culpables no hay, responsables todos en el equipo del auto 11 de Red Bull, los ingenieros y el piloto. Pero no era una decisión sencilla, tenía mucho de albur y no salió.

La lluvia tan repentina fue un quitarrisas para unos y un maná de abundancia para otros, siempre pasa.