Tampa Bay Buccaneers no abrirán puerta a Tom Brady para ir a otro equipo si decide salir del retiro

Tampa Bay tiene las puertas abiertas para el legendario quarterback si quiere volver a jugar pero, como dueños de sus derechos, no le permitirían firmar para otra franquicia si vuelve

INDIANAPOLIS -- El head coach Bruce Arians, y el gerente general Jason Licht de los Tampa Bay Buccaneers, señalaron este martes que dejarán abierta la puerta para un posible regreso del quarterback Tom Brady, quien se mantendrá bajo contrato a pesar del retiro, al tiempo que se alistan para seguir adelante sin él durante el receso de campaña.

"Esa puerta nunca está cerrada. Cuando sea que Tom quiera regresar, regresará. Si Tom desea volver, tendremos bastante dinero para él", expuso Arians ante reporteros en el Combinado de Talento de la NFL, agregando que ambos se mantienen en contacto, lo mismo que Brady con Licht.

"Pienso que con un Tom Brady, personalmente nunca quiero cerrar completamente esa puerta", dijo Licht. "Ahora, no tengo información que sugiera que va a regresar. Soy muy buen amigo de él. Hablamos, pero no hemos hablado acerca de eso. No quiero aplicar presión en ese respecto ahora. Pero, es Tom Brady. Si un Tom Brady desea regresar, lo vamos a recibir de vuelta".

Arians expresó menos optimismo que Licht respecto a un posible regreso, a pesar de que Brady no ha cerrado la puerta públicamente respecto a un regreso, e incluso discutió en su podcast por Sirius XM, "Let's Go!", las razones de su retiro: primordialmente, pasar más tiempo con su familia.

"Él azotó la puerta cuando hablé con él", dijo Arians riendo. "Pienso que muchos de esos tipos, solo les gusta que su nombre ande allá afuera".

Arians admitió que se vio sorprendido cuando Brady anunció su retiro, a pesar de reportes sugiriendo que podría suceder.

"Cada vez que me reuní con él, se sentía fantástico", reveló Arians. "Le seguí preguntando, '¿Cómo te sientes? ¿Cómo te sientes?'. Me dijo, 'Es lo mejor que me he sentido en 10 años'. Después de la Semana 16, el modo en que estaba jugando, me había convencido a mí mismo que él regresaría. Luego, cuando hablamos, lo entendí todo".

¿Lo veía venir Licht, quien conoció a Brady en el 2002 cuando era el director asistente de personal para los New England Patriots?

"Cuando firmé a Tom hace dos años, nadie de nosotros sabía por cuánto tiempo sería", compartió Licht. "Si era un año, dos años. Esperaba que fuera hasta cumplir los 50. Pero, nadie realmente sabía. Así que, no totalmente una sorpresa cuando es del tipo que lo evalúa todo. Sigue evaluando todo. Literalmente, se despidió en la cima si, de hecho, se mantiene retirado. Siempre lo aprovechamos y nunca lo dimos por sentado".

Arians describió su relación con Brady como "fantástica" pese a los reportes en semanas recientes de que empezaba a generarse alguna fricción. Arians incluso bromeó que pretende retar a Brady en el golf.

"'Ey, vamos a jugar al golf. Si te pateo el trasero, ¡regresas!", exclamó riendo Arians. Dejando las bromas de un lado, Arians dio que, si Brady sale del retiro, no van a facilitar que otros equipos lo firmen. "No", sentenció Arians. "Mal negocio".

Como Brady se mantiene bajo contrato con los Buccaneers, todavía son dueños de sus derechos, lo que sucedió en su momento con los Patriots y el ala cerrada Rob Gronkowski cuando volvió del retiro para reunirse con Brady. Los Bucs enviaron una selección de cuarta ronda a cambio de Gronkowski y una de séptima ronda en ese traspaso.

Pero, en esta instancia, significaría un capital de draft enorme. "Cinco primeras rondas. Quizás", dijo Arians.

No esperen que los otros quipos ayuden a los Buccaneers, tampoco. Aunque el equipo indicó previamente que buscaría sumar a un quarterback vía agencia libre o el draft, las opciones son pocas. Arians dijo que solamente hay dos quarterbacks en la agencia libre que los Bucs considerarían firmar, mientras que hay ocho bajo contrato con otros clubes, y no ve más de dos de ellos potencialmente siendo traspasados porque la mayoría de equipos no cuentan con un suplente viable en un año donde la oferta no iguala a la demanda.

"Los canjes están fuera de cuestión, creo. Debes encontrar un socio", señaló Arians. "Estos tipos simplemente no están dispuestos a decir, 'Ey, ¿quieres a mi jugador?'. ¿Quién está detrás de la puerta N° 2 para ellos? No veo que muchos de estos tipos sean negociados. Podría haber uno, máximo dos, tipos que creeríamos podrían llevarnos al Super Bowl".

El plan es tener cuatro quarterbacks, y Kyle Trask, un recluta de segunda ronda del año pasado, tendrá la posibilidad de competir por el puesto titular pese a no ver acción de temporada regular el año pasado, con Blaine Gabbert ingresando cuando Brady salió de los partidos del 2021.

"Kyle tendrá una gran, gran oportunidad. Digo, se la ha ganado", informó Arians. "Estoy realmente muy impresionado con el modo en que mejoró las cosas que necesitaba cuando dirigía al equipo de prácticas, su presencia en el bolsillo, movimiento en el bolsillo --todas esas cosas que le enseñó Tom, inclinarse un poco más, ser un poco más rápido--, y puede lanzar. Ahora, es cuestión de, '¿Entrega el balón?', Si se trata de Blaine, ¿entrega el balón?".

¿Podría Trask sorprender a la gente del modo en que Mac Jones lo hizo con los Patriots la temporada pasada como novato?

"Definitivamente lo creo", dijo Licht. "Definitivamente pienso que tiene una oportunidad. Ha mostrado todas las señales de que apunta hacia ese sentido con el modo en que su inteligencia, su habilidad para aprender la ofensiva, su ética de trabajo, el modo en que absorbe información, y el modo en que lanza el ovoide. Ha cambiado su cuerpo un poco. Es sorpresivamente atlético allá afuera, más que saliendo de su último año en Florida".

Arians dijo que la organización no se opondría a traer de vuelta a Jameis Winston, seleccionado por Licht primero global en el draft del 2015 de la NFL antes de firmar como suplente agente libre con los New Orleans Saints en el 2020. Winston está por convertirse en agente libre de nuevo. No obstante, Arians dijo, "No creo [que regresar a Tampa Bay] sea lo mejor para él".

Otro quarterback con el que han sido vinculados los Bucs es Deshaun Watson, pero actualmente enfrenta demandas de asalto sexual de 22 mujeres diferentes. Licht declinó comentar respecto a Watson porque su política personal es no discutir jugadores bajo contratos con otros equipos, mientras que Arians acotó que tendrían que ser los dueños quienes hagan esa llamada.

"Sería estrictamente un permiso organizacional", admitió Arians. "He conocido al chico por un largo tiempo. Estoy sorprendido que esté en esta situación. Pero, sería un permiso organizacional".