Will Levis y DeAndre Hopkins, de Titans, Colosos de la Semana 8

play
Los mejores jugadores de la semana 8 en la NFL (1:05)

Descubre las razones de Miguel Pasquel para nombra a Jalen Hurts, DeAndre Hopkins y Joe Burrow como Los Colosos de la semana 8 en la NFL (1:05)

El receptor abierto de Tennessee finalmente se apareció como factor en contra de los Falcons, durante la octava fecha de la NFL


Un número inusualmente alto de actuaciones individuales destacadas se hicieron merecedoras de un espacio en nuestros reconocimientos semanales, y es doblemente irónico por la baja cantidad de nombre que tuvimos en las dos fechas previas.

Solo de los partidos de la primera tanda dominical, 15 jugadores se ganaron un lugar en nuestra lista de los mejores de la jornada, incluyendo al par de compañeros que se ganaron el sitio de honor.

El partido nocturno no podría defraudar, con dos compañeros más. En total, siete pares de compañeros ocuparon peldaños esta semana, demostrando que se logra más en equipo.

Las ligas de fantasy football debieron experimentar, también, una explosión de puntos en sus diversos formatos, en esta octava fecha.

Sin mayor preámbulo, estos fueron los mejores de la octava fecha dominical de la campaña regular del 2023 en la NFL:

Will Levis y DeAndre Hopkins, quarterback y receptor abierto, Tennessee Titans

El miembro del Salón de la Fama, Fran Tarkenton (1961), y Marcus Mariota (2015), un ex pasador de los Titans, son los únicos jugadores en la historia de la liga que hicieron previamente lo que logró Levis este domingo: lanzar cuatro pases de anotación en su primer juego de por vida en la liga, según datos del Elias Sports Bureau.

Por supuesto, un partido no alcanza para pronosticar cómo será la carrera de Levis en la NFL. Tarkenton y Mariota ofrecen un contraste claro. Pero, Ryan Tannehill nos ha dado pruebas suficientes de lo que puede y no puede hacer en el 2023, y la salida de Levis de hoy justifica holgadamente que se mantenga al novato en la alineación, para ver si puede cambiar la fortuna del equipo de Nashville.

De acuerdo a datos de ESPN Stats & Information, tres de los pases de touchdown de Levis fueron en envíos de al menos 20 yardas aire. ¿Por qué es importante esa cifra? Porque antes del partido, los Titans llevaban cero touchdowns y cuatro intercepciones en intentos de pase de al menos 20 yardas aire en lo que va de la campaña.

Y, con tres de los envíos de anotación cayendo en manos de Hopkins, tenemos una dupla de compañeros de equipo en los primeros planos de la Semana 8.

Para Hopkins, se trató de una salida crítica, también, para su futuro individual. El receptor abierto venía de una sequía de nueve encuentros sin recepción de anotación, remontándose a la campaña pasada. Sin embargo, el segundo partido en la carrera de Hopkins con tres recepciones de touchdown no pudo haber llegado en un mejor momento, justo cuando circulaban rumores de su viabilidad a largo plazo en Tennessee al tiempo que se aproxima la fecha límite para canjes en la NFL.

De acuerdo a ESPN Stats & Information, ningún jugador de los Titans había logrado tres recepciones de touchdown en el mismo encuentro desde que lo lograra Kenny Britt en el 2010.

Quizás, fue la debilidad del rival; quizás, fue el cambio de quarterback; quizás, fue la buena suerte de los uniformes retro. En todo caso, Tennessee

MENCIONES HONORÍFICAS

A.J. Brown, receptor abierto, Philadelphia Eagles

Pirotecnia pura nos ofrecieron los Eagles y Commanders, hablando de las ofensivas. Brown se destacó dentro de todo el circo aéreo en el partido con ocho recepciones para 130 yardas y dos touchdowns, ayudando a que Philly evitara la campanada de Washington.


Joe Burrow, quarterback, Cincinnati Bengals

La jornada libre le sentó de maravilla al quarterback de los Bengals, quien volvió a poner a su equipo en el mapa de la Americana. Tiró para 283 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, y volvió a recuperar parte de la química perdida con sus mejores objetivos para anotarse un triunfo muy esperanzador de visita.


Ja'Marr Chase, receptor abierto, Cincinnati Bengals

El compañero universitario de Burrow volvió a ser su mejor socio este domingo, con 10 atrapadas para 100 yardas en contra de una de las mejores defensivas de la NFL, a domicilio, en la victoria de los Bengals contra los 49ers.


Jamison Crowder, receptor abierto, Washington Commanders

Pocos esperaban que los Commanders se mantuvieran golpe a golpe con una de las ofensivas más potentes de la NFL, la de los Eagles, pero por gran parte del partido, incluso lucieron mejor. Crowder fue parcialmente responsable con siete atrapadas para 95 yardas y un touchdown en la explosión ofensiva de la Semana 8.


Jahan Dotson, receptor abierto, Washington Commanders

La defensiva de los Commanders no se apareció este domingo, pero no hay modo de criticar al ataque, donde Dotson lideró los esfuerzos de Washington con ocho atrapadas para 108 yardas y un touchdown, en uno de los juegos más entretenidos de la jornada.


Gus Edwards, corredor, Baltimore Ravens

Baltimore sufrió, quizás, más de lo que se anticipaba ante Arizona, pero Edwads podría estarse convirtiendo finalmente en la respuesta terrestre que requieren los Ravens para dar el siguiente paso. El corredor llevó el balón 19 veces para 80 yardas con tres touchdowns, y aunque no es factor realmente en el juego aéreo, sí ayuda a descargar mucho del peso por tierra del equipo de los hombros de Lamar Jackson.


Austin Ekeler, corredor, Los Angeles Chargers

Como si no fuera suficiente con todo el cúmulo de actuaciones individuales estelares de los partidos de la tarde, el de la noche también nos obsequió un par, comenzando con Ekeler. El corredor llevó el balón 15 veces para 29 yardas, pero despuntó por aire con siete recepciones para 94 yardas y un touchdown en la cómoda victoria sobre Chicago. Un balón suelto perdido, su pecado de la noche.


Travis Etienne Jr., corredor, Jacksonville Jaguars

El estelar de los Jaguars sigue encendido, y después de una salida de 24 acarreos para 79 yardas y tres recepciones para 70 yardas con un touchdown, la bujía del ataque de Jacksonville suma ya cuatro jornadas en fila con al menos un touchdown. No por nada, los Jags son el equipo más enrachado en toda la NFL.


Justin Herbert, quarterback, Los Angeles Chargers

Nada como un encuentro ante los Bears en horario estelar, para recuperar la forma después de dos partidos desastrosos para el quarterback de los Bolts. Herbert lanzó para 298 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, en una de sus salidas más cómodas en lo que va de la campaña.


Tyreek Hill, receptor abierto, Miami Dolphins

Al inicio de la campaña, Hill declaró que alcanzaría las 2,000 yardas en recepciones, una cifra que nunca se ha alcanzado en la historia de la liga. Seguro, una campaña de 17 partidos mejora las posibilidades para esa marca, pero lo que está haciendo el 'Cheetah' no tiene precedentes en la NFL. Con ocho atrapadas para 112 yardas y un touchdown, Hill hizo historia al convertirse en el primer jugador en la historia de la NFL en superar las 1,000 yardas en recepciones tras los primeros ocho encuentros. a su actual ritmo, Hill completaría la campaña con 2,155 yardas, muy por encima de la marca para una temporada que ostenta todavía Calvin Johnson, de 1,964. A su paso actual, Hill superaría las 2,000 yardas en recepciones, incluso, en una campaña de 16 encuentros.


Sam Howell, quarterback, Washington Commanders

Cuatro pases de touchdown, una intercepción, y un balón suelto no constituyeron el partido perfecto para Howell, pero sí brindaron números suficientemente notables para que se colara entre los mejores en la fecha, desde el punto de vista individual. Bajo asedio constante, Howell consiguió hacerse tiempo y hacer ver a la ofensiva de los Commanders competitiva ante unos Eagles que necesitaron de una remontada espectacular para ganar.


Jalen Hurts, quarterback, Philadelphia Eagles

Para algunos, los Eagles siguen deseando qué desear con triunfos no tan diáfanos como la temporada pasada, pero ganar es ganar, y las victorias feas cuentan igual que las no tan feas. Philadelphia se vio sorprendida desde la línea de arranque, pero Hurts se prendió y con base en sus cuatro pases de anotación sin intercepción, logró que los Eagles sacaran un partido que algunos proyectaban como una victoria divisional sencilla de media temporada.


CeeDee Lamb, receptor abierto, Dallas Cowboys

Los Cowboys vapulearon a los Rams, y Lamb brilló intensamente con 12 atrapadas para 158 yardas y dos anotaciones ante una de las defensivas más débiles de la NFL. Dallas se vio poco desafiado durante toda la tarde, y Lamb entregó una actuación dominante esperada, pero no por ello menos valiosa, ante los angelinos.


Trey McBride, ala cerrada, Arizona Cardinals

Con 10 atrapadas para 95 yardas y una anotación, donde no pudo ser detenido por cinco Ravens en la línea de gol, el ala cerrada de los Cards se convirtió en uno de los nombres más inesperados de nuestro listado semanal.


Christian McCaffrey, corredor, San Francisco 49ers

Los Niners y el quarterback Brock Purdy atraviesan un momento realmente complicado, pero McCaffrey sigue produciendo. Este domingo, el corredor llevó el ovoide en 12 ocasiones para 54 yardas con un touchdown, y lo complementó con seis recepciones para 64 yardas con otro touchdown, aunque los Niners no lograron evitar el descalabro ante Cincinnati.


Dak Prescott, quarterback, Dallas Cowboys

Prescott explotó a placer a la defensiva de Los Angeles, lanzando para 304 yardas y cuatro touchdowns con una intercepción, en un pase desviado sobre la línea, para que los Cowboys aniquilaran rápidamente el sentido de competitividad de los Rams en AT&T Stadium. Como es usual cuando se trata del pasador de Dallas, se hablará mucho menos de una buena actuación que lo que se habla tras una mala.


Rashid Shaheed, receptor abierto, New Orleans Saints

No siempre hace falta tener muchos toques de balón para tener gran impacto, y Shaheed logró 153 yardas con un touchdown en apenas tres recepciones, catapultando a los Saints sobre los Colts en un partido que resultó inesperadamente entretenido. A la producción ofensiva, hay que agregar cuatro devoluciones de patada de despeje para 46 yardas en la estrellita en la frente de Shaheed.


DeVonta Smith, receptor abierto, Philadelphia Eagles

Smith se ganó un lugar entre nuestras figuras de la Semana 8 con siete atrapadas para 99 yardas y un touchdown, en un juego que no dejó descansar a los encargados del marcador en FedEx Field. Se seguirá cuestionando a Philly, pero nadie puede argumentar en contra de un triunfo.


Kayvon Thibodeaux, ala defensiva, New York Giants

Thibodeaux ofreció el mejor partido de su joven carrera esta tarde, con tres capturas y un balón suelto forzado que ayudaron a los Giants a ponerse en posición de vencer a los Jets, situación que al final se vería desaprovechada en la prórroga. Todavía no es una fuerza constante, semana a semana, pero hay crecimiento en el juego de Thibodeaux.


Jaylen Waddle, receptor abierto, Miami Dolphins

Hill se robó los reflectores con un hito sin paralelo en la liga, pero Waddle fue, de hecho, el mejor receptor abierto de Miami en el día, con siete recepciones para 121 yardas y un touchdown, permitiendo a los Dolphins imponerse sin gran obstáculo a New England.


Russell Wilson, quarterback, Denver Broncos

Los Broncos no estaban muertos, después de todo. En el que fácilmente ha sido su mejor partido de la campaña, Denver venció con claridad a Kansas City, el mejor equipo de la AFC, para anotarse un crítico triunfo divisional. Wilson se apuntó una salida de pocas yardas por aire, pero tres touchdowns sin intercepciones, y con eso se rompieron muchas quinielas de la Semana 8.