Overreaction del domingo de la Semana 12 de la NFL

Sometamos a juicio las "overreactions" más relevantes de la Semana 12, entre ellas, si los inicios lentos de juegos no serán problema para los Eagles el resto del camino o si los Broncos son el equipo que se esperaba desde 2022.


El domingo de la Semana 12 ofreció todo lo que no dieron los primeros juegos del fin de semana del Thanksgiving, con juegos espectaculares y la confirmación del buen paso de algunos equipos y el resurgimiento ofensivo de otros que invitan al overreaction.

Después de las claras victorias de los Green Bay Packers, San Francisco 49ers y Dallas Cowboys en el Día de Acción de Gracias, los Buffalo Bills y los Philadelphia Eagles ofrecieron uno de los duelos más emocionantes de la temporada, mientras que los Jacksonville Jaguars y los Houston Texans tuvieron un entretenido duelo con el liderato de la AFC Sur en juego, partidos contrastantes con el pobre espectáculo que ofrecieron los New England Patriots y los New York Giants en la victoria de los G-Men.

Las ofensivas de los Kansas City Chiefs dio fuertes señales de vida en la victoria sobre Las Vegas Raiders, al igual que el ataque de los Pittsburgh Steelers, cuya ofensiva lució en el triunfo sobre los Cincinnati Bengals.

Sometamos a juicio una jornada que arrojó varias sorpresas.

Los inicios lentos de juego no serán problema para los Eagles en su camino a Playoffs y en la Postemporada

Por cuarto juego consecutivo, los Philadelphia Eagles se recuperaron de ir abajo en el marcador al medio tiempo para salir con el triunfo, en esta ocasión en tiempo extra ante los Buffalo Bills, de la mano de un Jalen Hurts que tuvo una segunda mitad impecable.

El pasador de los Eagles batalló en la primera mitad ante la presión que los Bills le mandaron con cuatro o menos defensivos (3-10, 19 yardas, 1 INT), pero en la segunda, Hurts completó 10 de 15 envíos para 130 yardas y dos pases de touchdown con el apoyo de un sólido juego terrestre encabezado por D’Andre Swift (14 carreras, 80 yardas) que fue clave para la remontada de Philadelphia.

VEREDICTO: Overreaction

Los Eagles son el cuarto equipo en la historia de la NFL, y primero desde 2011, que liga cuatro victorias en juegos en los que estaba abajo en el marcador al medio tiempo, pero jugar al filo de la navaja es demasiado riesgo para unos Eagles que han ganado todos los partidos de su racha cada vez por menos puntos y el último, en tiempo extra.

Sin duda, los Eagles son uno de los mejores equipos de la NFL en talento y fortaleza mental, pero los retos son cada vez más complicados y los próximos juegos de Philadelphia serán retos al máximo para los campeones defensores de la NFC.

Por si se preguntaban cuáles son los otros tres equipos que ligaron cuatro victorias luego ir abajo al medio tiempo en esos juegos, esta es la respuesta: los Arizona Cardinals de 2011, los Tennessee Titans de 2006 y los Cleveland Browns de 1971. Sólo uno, los Browns, llegó a Playoffs.


La ofensiva de los Chiefs es de nuevo esa ofensiva productiva y consistente de años anteriores

La ofensiva de los Kansas City Chiefs tardó en entrar en ritmo y cuando lo logró, ya perdían 14-0. Una vez que su ataque comenzó a caminar para empatar la pizarra, la duda fue si lograrían mantener ese ritmo después del medio tiempo, tras sumar tres juegos consecutivos sin anotar en la segunda mitad y Patrick Mahomes y compañía despejaron la duda con 17 puntos, 10 en el cuarto periodo, para vencer a Las Vegas Raiders.

Eso sí, los Chiefs necesitaron de un Mahomes casi perfecto en la segunda mitad. El No. 15 completó 14 de 16 pases para 162 yardas y un touchdown, de 39 yardas al novato Rashee Rice, para enfilar a Kansas City a un triunfo en el que su contundencia se reflejó en las tres anotaciones que sacaron de cuatro viajes a la zona roja de los Raiders.

Lo más importante para la ofensiva encabezada por Mahomes, quien terminó con 298 yardas tras completar 27 de 34 pases para 298 yardas y dos touchdowns, es que los Chiefs no sufrieron con envíos tirados por sus receptores ni cometieron castigos en momentos clave.

VEREDICTO: Overreaction

Después de 10 juegos en los que había lucido inconsistente y hasta ordinaria las últimas semanas, la ofensiva de los Chiefs tuvo, quizá, su juego más eficiente de la temporada 2023, pero un buen partido no equilibra lo que se había visto desde septiembre y hasta que esto no se convierta en tendencia o al menos en algo regular, no se podrá afirmar que el ataque de Kansas City es el de antes.


La NFC Sur terminará con un campeón divisional con récord perdedor

El duelo de la Semana 12 entre los New Orleans Saints y los Atlanta Falcons, y el resto de juegos divisonales, es ejemplo claro de lo difícil que le resulta ganar a los equipos de este sector, que si algo no han demostrado en 2023 es consistencia. A los Carolina Panthers se les debe excluir en este sentido por las bajas expectativas que se tenían de ellos antes del inicio de la temporada regular.

Los Tampa Bay Buccaneers han sido un ejemplo de irregularidad luego de su buen inicio de temporada y los New Orleans Saints no se quedan atrás con una defensiva que ha tenido un desempeño por debajo de lo que se esperaba de ella.

VEREDICTO: No es Overreaction

La NFC Sur no es nueva en temas de mediocridad en la NFL, luego de haber coronado a un campeón divisional con marca perdedora en 2022 (Buccaneers) y en 2014 (Panthers).

En 2023, la división parece enfilada al mismo destino. Con los aún varios duelos entre sí que tienen los miembros de la división, es probable que entre ellos se resten victorias y quizá el mejor récord al que el líder de la NFC Sur pueda aspirar es a un 8-9.


La ofensiva de los Steelers será una de las más explosivas de la NFL en la recta final de la temporada regular

Luego de los cambios ofensivos en el staff de coacheo, los Pittbsurgh Steelers tuvieron su actuación más productiva, no sólo de 2023 sino en tres años, al sumar su primer juego con 400 o más yardas ofensivas en ese periodo para vencer a los Cincinnati Bengals.

Los Steelers mostraron un rostro ofensivo distinto de la mano de un Kenny Pickett que completó 24 de 33 pases para 278 yardas, que pudo sacar provecho de los engaños de carrera (play action) y que usó todo el campo al buscar receptores no sólo por las bandas, también por el centro. Ante los Bengals, Pittsburgh sumó seis jugadas explosivas (de 20 o más yardas) y por primera vez en 2023, tuvo más yardas ofensivas que su rival (424-222).

VEREDICTO: Overreaction

Cualquier mejoría que mostraran a la ofensiva, por mínima que fuera, sería notable, pero los Steelers rebasaron las expectativas con su producción de yardas, sin embargo, para que en realidad se les considere como un ataque explosivo, necesitan anotar más puntos y aunque parece que dieron varios pasos en la dirección correcta, Pickett y compañía deben ser más contundentes en la zona roja, área en la que sólo sumaron un touchdown en cuatro incursiones ante los Bengals con un balón suelto perdido incluido.

De poco servirá que los Steelers ganen yardas a granel si sólo sacan goles de campo o pierden el ovoide en zona roja rival.


Los Broncos ya son el equipo contendiente que se esperaba que fueran desde 2022

Con tres robos de balón que se tradujeron en 10 puntos a su favor, los Denver Broncos se enfilaron a vencer a los Cleveland Browns en una actuación casi redonda y en la que el ataque terrestre también puso su granito de arena.

Los Broncos corrieron en 39 ocasiones y ganaron 169 yardas sin necesidad de recargar todo el peso del juego terrestre en un corredor. Javonte Williams tuvo 18 carreras para 65 yardas y Samaje Perrine siete para 55, mientras que Russell Wilson logró sumar 34 yardas en 11 carreras, varias generadas tras escapar de una defensiva de los Browns que lo presionó con frecuencia.

VEREDICTO: No es overreaction

Los Broncos ligaron su quinta victoria, su racha más larga desde 2015, así es, cuando ganaron el Super Bowl, para darle un giro de 180 grados a una temporada que comenzaron con una victoria en sus primeros seis juegos y su resurgimiento se da con base en una defensiva que ha logrado que aquél juego ante los Miami Dolphins en el que permitió 70 puntos sea ya un recuerdo distante.

La defensiva de Denver liga cuatro juegos con al menos tres robos de balón y el desempeño de este grupo y de Wilson ha sido clave para tener a los Broncos metidos de lleno en la pelea por un boleto a Playoffs. Desde la Semana 7, Denver es líder de la NFL en diferencia entre balones recuperados y perdidos con +13 y Wilson suma ocho pases de touchdown sin intercepción.

Esto es lo que se esperaba que fueran los Broncos desde 2022 y su ofensiva aún parece tener margen de mejora.

ESPN Stats & Information contribuyó a este reporte.