Incluso si Aaron Rodgers pudiese jugar pronto ¿querrían eso los Jets?

Puede que medicamente consiga el sí para jugar a finales de esta temporada, pero, ¿vale la pena el riesgo? ¿no sería mejor esperar para 2024?


FLORHAM PARK, N.J. -- El mariscal de campo de los New York Jets, Aaron Rodgers, cumple 40 años el sábado, un hito que muy pocos jugadores activos de la NFL han alcanzado.

En el mismo día cumple ochenta días desde la cirugía para reparar una rotura del tendón de Aquiles izquierdo sufrida en la Semana 1 contra los Buffalo Bills.

Que Aaron Rodgers esté practicando tan pronto después de una lesión catastrófica es otro logro notable en su carrera. Pero ahora está en una contra el tiempo. Le quedan 19 días en su ventana de práctica de 21 días para convencer a los médicos, y tal vez a él mismo, de que es físicamente capaz de jugar un partido de fútbol americano. Si obtiene la autorización médica, deberá decidir si vale la pena correr el riesgo. El entrenador Robert Saleh señaló que Rodgers jugará si recibe el alta y quiere hacerlo.

¿Jugar o no jugar? Cuando su cirugía cumpla 100 días, podríamos tener una respuesta a la pregunta, una que seguramente cautivará a los aficionados de los deportes, a los expertos médicos y a los observadores ocasionales. Ningún jugador de la NFL ha regresado jamás de un desgarro en el tendón de Aquiles en menos de cinco meses.

"Nunca digas nunca", apuntó el receptor abierto Allen Lazard, y agregó que Rodgers, un amigo de sus días con los Green Bay Packers, tiene una "terquedad competitiva para demostrar que todos los demás están equivocados. Es muy propio de la marca".

Pero ¿debería jugar?

"Quiero que sea feliz y quiero que esté lo más saludable posible, no sólo hoy o mañana y el resto de la temporada, sino a largo plazo, en el futuro, cuando realmente se retire y cuelgue los zapatos", continuó Lazard.

Es importante señalar que Aaron Rodgers no está cerca de estar listo para el juego, lo cual admite fácilmente. Como apuntó Saleh el miércoles, cuando los Jets lo designaron oficialmente para su regreso, "Esto no se trata tanto de prepararse para jugar sino de una progresión en su rehabilitación".

Posiblemente, podrían darle más tiempo después de la ventana de 21 días, activándolo de la lista de reservas lesionados, pero ocuparía un lugar en la plantilla de 53 jugadores. Un regreso a la acción parece poco probable, pero profundicemos en ello:

Tres razones por las que no debería jugar

Desafía el pensamiento médico convencional. Según los expertos médicos, se necesitan al menos tres meses para que un tendón de Aquiles reparado sane adecuadamente. Por lo general, es entonces cuando comienza la rehabilitación del desarrollo muscular, que puede durar unos meses más. Rodgers regresó a la práctica el miércoles, una semana antes de cumplir los tres meses. Aunque no está autorizado para el contacto (básicamente, está practicando en un ambiente controlado), todavía se mueve y ejerce presión sobre su tendón de Aquiles.

"Sería más seguro y le daría la mejor posibilidad posible de recuperación del 100% si espera cerca de cinco meses", señaló el Dr. Steven Neufeld, cirujano ortopédico de los Centros de Ortopedia Avanzada, que se especializa en lesiones del tendón de Aquiles y se desempeña como instructor en la Universidad de Georgetown. Dijo que existe el riesgo de que el tendón se estire si no se cura por completo, provocando debilidad permanente.

Aaron Rodgers ha reconocido que su plan es ambicioso, diciendo que no estará al 100% hasta los cuatro meses (mediados de enero), pero cree en el programa de rehabilitación creado por el Dr. Neal ElAttrache, quien realizó la cirugía en septiembre. 13. Se pensaba que Rodgers tenía como objetivo el 24 de diciembre para su regreso, un partido en casa contra los Washington Commanders, pero insinuó el jueves en una entrevista con que podría regresar antes.

Cuando se le preguntó cómo reaccionaría al ver a Rodgers en el campo, Neufeld respondió: "Me gustaría que la línea ofensiva de los Jets sea la mejor de todas las líneas ofensivas que jamás haya existido. Necesitan proteger a ese mariscal de campo más que a nadie".

La línea ofensiva de los Jets es todo menos la mejor. Ha permitido 47 capturas, la 30ª en la liga.

Prácticamente no hay posibilidades de llegar a los playoffs. Los análisis de ESPN advierten que los Jets (4-7) tienen menos del 1% de posibilidades de romper su sequía de 12 años sin playoffs, la crisis activa más larga de la NFL. Rodgers dijo que la viabilidad del equipo en la postemporada será un factor en su decisión, apuntando el jueves: "No creo que tenga mucho sentido" jugar en un juego sin implicaciones en los playoffs.

Los próximos dos juegos son contra los Atlanta Falcons (5-6) y Houston Texans (6-5). Si los Jets ganan ambos y llegan a 6-7 (una tarea enorme, considerando sus problemas ofensivos) prepararía el escenario para un regreso potencialmente dramático. Imagínese el apoyo para Rodgers en esa situación.

Saleh no estaba dispuesto a comentar sobre una situación hipotética, pero tiene fe en que su mariscal de campo tomará la decisión correcta. "Lo prometo", aseguró Saleh, "Aaron no hará nada que lo ponga en peligro".

Siempre queda el año que viene. Rodgers ha expresado su deseo de jugar en 2024, lo que debería hacer que sea más fácil hacer un mulligan (terapia manualortopédica) esta temporada. Con casi todos sus jugadores clave bajo contrato, y con otro ciclo de draft y agencia libre, los Jets deberían mejorar el equipo alrededor de Rodgers, preparando otra temporada completa.

En otras palabras, la ventana de Rodgers no se está cerrando, por lo que no hay necesidad de regresar con la urgencia de ahora o nunca,

El peor de los casos es que regrese y sufra otra lesión importante, poniendo en peligro su disponibilidad para el comienzo de 2024. A menos que la directiva consiga un mariscal de campo suplente importante, los Jets comprometerían otra temporada. También hay ramificaciones financieras. Se espera que Rodgers gane $ 38 millones totalmente garantizados en 2024, y pueden apostar que el propietario Woody Johnson quiere un retorno máximo de su inversión.


Tres razones por las que debería jugar

Sería una de las grandes remontadas de la historia del deporte. Es cuatro veces Jugador Más Valioso y ex campeón del Super Bowl, por lo que su legado está seguro. Pero imaginen su imagen logrando un milagro médico. Consolidaría su lugar en la historia como uno de los tipos duros de todos los tiempos del deporte. Rodgers reconoció que se siente motivado por la perspectiva de ser el primero en regresar en menos de cinco meses. Sus compañeros de equipo dicen que lo motiva mostrarle al mundo que las normas no se aplican a él.

"Creo que ese es el punto que está tratando de transmitir", reflexionó el ala defensiva John Franklin-Myers. "Todo el mundo te dará esta caja y estarás dentro de esa caja hasta que dejes de estarlo. Entonces eres un unicornio. Todo lo que se necesita es que alguien haga eso. Esta es su oportunidad de demostrar que puede".

Desde el principio, Rodgers decidió utilizar el "Pat McAfee Show" como plataforma para hacer una crónica de su recuperación, controlando la narrativa con actualizaciones semanales. Un regreso a la acción proporcionaría una conclusión notable a su recuperación de alto perfil. Algunos creen que ese también es un factor de motivación.

Puede cambiar la narrativa. Salvo un cambio dramático, 2023 será recordado como la temporada que no fue. O la temporada que duró cuatro jugadas. Recientemente Rodgers comentó en el "Pat McAfee Show" que siente un sentimiento de "culpa personal" por su lesión, que saboteó las posibilidades del equipo. Hasta con su tercer mariscal de campo, Tim Boyle, los Jets han logrado sólo 10 touchdowns ofensivos en 11 juegos.

Aaron Rodgers, al decir que se siente "impotente" como espectador, podría proporcionar una chispa, suponiendo que pueda acercarse a su forma anterior. Eso no es una garantía dada la larga duración del paro. Puede que sea demasiado tarde para una carrera seria en los playoffs, pero tal vez les daría a los Jets un final de bienestar para continuar en la temporada baja. Al vestuario le encantaría verlo de regreso al campo, pero nadie quiere que sea imprudente.

"Si su mente está en ello y la gente de su equipo dice: 'Hazlo' y él quiere, entonces todos estaremos detrás de él", subrayó el apoyador C.J. Mosley.

Puede ayudar a sus amigos. Buscando facilitar la transición de Rodgers a un nuevo equipo, los Jets lo rodearon con un puñado de caras familiares, a saber, el coordinador ofensivo Nathaniel Hackett y los receptores abiertos Lazard y Randall Cobb. Ninguno de ellos ha cumplido las expectativas.

Aaron Rodgers también podría ayudar a reducir la presión sobre Saleh y el gerente general Joe Douglas, quienes tienen marca de 15-30 desde que se unieron en 2021. Hackett, en particular, enfrenta intensas críticas de los aficionados y los medios por alinear una ofensiva que ocupa el puesto 31 en puntos anotados por juego (12.7).

"Quiero jugar y siento que los Johnson [los propietarios Woody y Christopher] quieren que esté aquí", dijo Rodgers. "Es una estructura organizativa realmente buena. Siento que Joe ha seleccionado muy bien. Siento que Robert es un entrenador fantástico. También lo es Nathaniel, pero esas decisiones están fuera de mis manos".