Aaron Rodgers torna a los Packers en contendiente de forma automática

Un paso separó a los Green Bay Packers del Super Bowl la campaña anterior y eso debería ser una buena señal para Aaron Rodgers y compañía, pero la realidad es que retrocedieron en su proyecto con la partida de jugadores claves en la línea ofensiva y también entre los profundos.

Si bien es cierto que atacaron un punto indispensable con su extraño movimiento en la temporada baja al firmar a Martellus Bennett --y se dice raro porque no suelen ser activos en la agencia libre-- la realidad es que dieron pasos para atrás con respecto al año pasado y es momento de cuestionarnos cuánto brazo le queda al N°12.

La franquicia de Wisconsin, de nueva ocasión, confío en el talento colegial para reforzar la secundaria e hicieron a un lado otra necesidad como el juego terrestre, por lo que mover las cadenas por tierra dependerá de un receptor habilitado para esa responsabilidad (Ty Montgomery) y el novato Jamaal Williams.

CARAS NUEVAS A SEGUIR

Sus elecciones en el draft celebrado en Philadelphia estuvieron lejos de ser consideradas 'sexys' pero era fundamental tomar jugadores que ayuden de inmediato a una golpeada secundaria, por lo que Kevin King y Josh Jones serán seguidos con lupa.

Del otro lado del ovoide, Ted Thompson y compañía dejaron ir a Jared Cook para lograr una de las firmas más llamativas en mucho tiempo para la franquicia con Martellus Bennett y Lance Kendricks, dos hombres fundamentales para Aaron Rodgers en la zona roja y que también podrá utilizar para estirar el campo.

Finalmente, otro nombre que debemos tener presente será el de Jahri Evans, veterano probado que jugará un papel preponderante a la hora de proteger al laureado mariscal de campo.

VETERANOS QUE ECHARÁN DE MENOS

Al menos cinco nombres llaman poderosamente la atención en este departamento. Dos de ellos son en la línea ofensiva: T.J. Lang y JC Tretter, quienes decidieron llevar su talento a Detroit y Cleveland, respectivamente.

También en la ofensiva resentirán la salida del corredor Eddie Lacy, quizá el más importante para el equipo desde Ryan Grant y quien lidió con diversas lesiones a lo largo de su carrera con los 'cabeza de queso', pero que se tornaba en un arma interesante en la zona roja por el poder que demostraba.

Para finalizar, dos de sus líderes entre los profundos dijeron adiós al equipo. Las lesiones y conmociones recortaron la carrera del esquinero Sam Shields, quizá su hombre más destacado, y el safety Micah Hyde continuará en el clima gélido, sólo que ahora en Buffalo.

¿QUÉ NECESITA AARON RODGERS PARA REGRESAR A UN SUPER BOWL?

El veterano de 13 temporadas ha tenido que recurrir a frases motivacionales las últimas dos campañas para cambiar el momento de su equipo en situaciones claves en el año.

Rodgers ya no tiene nada que probar en la NFL, pero un nuevo Vince Lombardi sin duda debe generar ruido en su cabeza. Su cuerpo de receptores sigue siendo de respeto pese a la edad de Jordy Nelson (32) y ahora la suma de Bennett y Kendricks debe mejorar sus números en la zona roja.

El tema viene principalmente de la defensiva. Dom Capers y compañía fueron exhibidos en la Final de Conferencia ante los Atlanta Falcons, pero también debemos subrayar la gran cantidad de lesiones que presentaban.

Green Bay será un contendiente al Super Bowl mientras Rodgers esté en los controles, pero el tiempo no perdona a nadie, a excepción de Tom Brady...

EL PRONÓSTICO

Sus partidos como locales invitan a pensar que la prueba más complicada en Lambeau Field será en la Semana 1 ante los Seattle Seahawks y, tras ello, no es descabellado pensar en un registro sin derrotas en el panorama.

Su principal problema vendrá cuando tengan que salir de Wisconsin con visitas los Falcons, Dallas Cowboys, Pittsburgh Steelers y Carolina Panthers.

Sus compromisos divisionales serán más complicados de lo que podría esperarse, pero una novena visita consecutiva a los playoffs no debe estar en discusión. La experiencia es un tema clave en diciembre y enero, algo que presumen con creces los integrantes de los Packers pese a la juventud de algunos de ellos.

Hablar de un Super Bowl entre Rodgers y Brady puede sonar muy osado, pero porque no soñar con un Vince Lombardi en disputa entre los dos mejores mariscales de campo de la actualidad.