Hargreaves y Smith arrojan luz a un oscuro domingo en Tampa

TAMPA, Fla. --Quizás los Tampa Bay Buccaneers perdieron ante los Carolina Panthers el domingo, pero su diezmado cuerpo de esquineros en realidad tuvieron uno de sus mejores partidos de la temporada. Los Bucs estaban sin su veterano cuatro-veces electo al Pro Bowl, Brent Grimes (hombro) y el veterano Robert McClain (conmoción), quien había sido titular la semana anterior en Buffalo.

El esquinero de segundo año, Vernon Hargreaves III, quien cambió su rol la semana pasada en busca de jugar más agresivo, estaba nuevamente afuera. Ryan Amisth, también en su segundo año, comenzó en el lado opuesto. Ese fue el mismo duo que comenzó el partido contra los Minnesota Vikings en la Semana 3 y permitió 12 de 18 pases en su dirección para 244 yardas y dos touchdowns.

Hargreaves llevó parte de esa agresividad a su posición afuera, luciendo mucho más físico contra Kelvin Benjamin y Devin Funchess que se había visto ante otros receptores en semanas recientes. Hargreaves fue blanco en siete ocasiones y permitió solo dos atrapadas para 13 yardas. Tuvo seis tacleadas combinadas (cinco solo) y rompió dos pases, terminando con una nota de 88.0 según Pro Football Focus -- la nota más alta del partido en abmos equipos.

Smith exhibió su gran velocidad al romper un pase en un tiro profundo al ala abierta Curtis Samuels. Smith terminó con dos pases rotos y con seis tacleadas.

El quarterback de los Panthers, Cam Newton, completó uno de cinco pases de 10 yardas o más tirando hacia su derecha (la dirección de Hargreaves) y uno de cuatro hacia su izquierda (la dirección de Smith).

"La defensa hizo un buen trabajo jugando cortos de personal en la posición de esquinero", dijo el entrenador Dirk Koetter. "Pensé que Ryan Smith, quien sé que ha estado un poco hambriento por una segunda oportunidad y Vernon, regresando a la esquino, pensé que esos tipos hicieron un buen trabajo".

Añadió el tackle defensivo Gerald McCoy: "Jugaron muy bien. Es una mentalidad de quién es el próximo".