Estrategia de vieja escuela para el draft de los Dallas Cowboys

FRISCO -- Para todo el ruido y destello que rodea a los Dallas Cowboys, realmente emplean una estrategia de vieja escuela.

Mientras la NFL se adapta al juego universitario con ofensivas abiertas y defensivas que necesitan contraatacar eso, los Cowboys han seguid su propia fórmula, especialmente durante el draft del 2019 de la NFL 2019.

"Todas las semanas, comienza al frente", dijo el head coach Jason Garrett. "No importa cuán bueno sea tu quarterback, cuán buenos sean tus receptores, si la línea ofensiva no puede proteger y brindarle tiempo, no será muy efectivo. No importa cuán buen sea tu corredor, si tu línea ofensiva no es buena, no tendrá oportunidad. Y es similar al otro lado. Si tienes a los mejores backs defensivos del planeta y linebackers en la National Football League, si te controlan al frente y la línea defensiva no puede sostener, entonces no tendrás la oportunidad de ganar el partido.

"Así que valoramos eso. Siempre hemos valorado eso y lo seguiremos haciendo a futuro".

En el segundo día del draft, Dallas tuvo oportunidades para mejorar otras debilidades aparentes, como aquellas en las posiciones de safety, cornerback, ala cerrada, corredor suplente o receptor abierto. Pero con sus dos primeras selecciones, los Cowboys tomaron linieros, defensivo y ofensivo.

Los Cowboys sintieron que se habían cubierto en la agencia libre, así que podían tomar cualquier dirección con base a cómo se acomodaba el draft.

Tackle defensivo no fue una necesidad urgente, pero Maliek Collins entra al año final de su contrato y ha lidiado con lesiones. Sumaron a Christian Covington en agencia libre, peo se trata más de un tackle nariz que un técnica-3.

En la segunda vuelta tomaron al tackle defensivo de UCF, Trysten Hill, con el turno N° 58 global, por encima de un safety como Juan Thornhill, una visitante, como Hill, a The Star.

El coordinador defensivo Rod Marinelli se reunió con Hill en el Combinado de Talento de la NFL en febrero, en Indianapolis. Voló a Orlando la noche previa al pro day de UCF y se reunió con Hill. Lo pusieron a prueba. Hablaron nuevamente en The Star a inicios de abril. Una semana antes del draft, Hill llamó a Marinelli simplemente para conversar.

Aunque algunos equipos mostraron preocupaciones por algunos problemas que tuvo Hill con el nuevo grupo de coaches en UCF, los Cowboys sintieron mayor confianza de algunos de los reportes que recibieron de Scott Frost, quien ahora dirige en Nebraska.

"Es increíble", dijo Marinelli. "No es sencillo encontrar a un chico que juega así de duro. En cualquier posición. Son todos los intentos. Su motor está corriendo. Es algo que cuando lo ves, refleja un poco el carácter, el carácter de fútbol americano, yo diría. Simplemente acertó y su movimiento es todo lo que buscas. Y es malencarado".

El interior de la línea ofensiva tampoco era una necesidad urgente, especialmente con Travis Frederick regresando de un padecimiento autoinmune que lo mantuvo fuera del campo en el 2018. Pero Joe Looney está por entrar al año final de su contrato y el enorme convenio que podría comandar el tackle derecho La'el Collins en la agencia libre durante el próximo receso de temporada podría obligar a los Cowboys a mudar a Connor Williams para ocupar su puesto.

En la tercera ronda, los Cowboys tomaron a Connor McGovern de Penn State, quien estaba mejor calificado de acuerdo a Dallas que Hill, según fuentes. McGovern inició 35 partidos en tres campañas como guardia y centro.

"He estado observándolos [a los Cowboys] desde que llegué al colegial como unidad de línea ofensiva en Penn State", explicó McGovern. "Siempre observábamos su química y lo bien que jugaban juntos, e intentamos modelar nuestro juego así".

Antes de que Garrett tomara las riendas como head coach de tiempo completo en el 2011, los Cowboys habían empleado una selección de primera ronda por última vez en 1981. En el 2011, tomaron a Tyron Smith en la primera ronda, seguido por Frederick en el 2013 y Zack Martin en el 2015. Collins fue un talento de primera ronda que se cayó del draft por un tema legal no previsto, y su agente amenazando que se quedaría sin jugar como novato. En el 2017, los Cowboys tomaron a Williams en la segunda vuelta para convertirse en su guardia izquierdo.

En el 2013, el primer año de Marinelli como coach de línea defensiva, los Cowboys estaban firmando a jugadores en martes para alinearlos el domingo. Desde entonces, han utilizado selecciones de primera ronda en Taco Charlton, de segunda ronda en DeMarcus Lawrence, Randy Gregory y Hill, y de tercera ronda en Maliek Collins, todos linieros defensivos.

En la quinta y séptima vuelta de este año, los Cowboys sumaron a dos alas defensivas más, con Joe Jackson de Miami (24 capturas) y Jalen Jelks de Oregon (15 capturas) para potencialmente compensar por la pérdida de Gregory gracias a una suspensión indefinida.

"Si lo piensas en seis o siete años, cada año hemos hecho un buen trabajo a de acomodar personal", explicó Marinelli. "Conseguimos a un par de tipos en la agencia libre que realmente nos gustan. Algunos de estos chicos han crecido, así que la actitud está allí. Y habrá competencia para quedarse aquí. Hay que contar con eso".

Siete de los 10 salarios más altos contra el tope salarial en la plantilla de los Cowboys para el 2019 son linieros ofensivos y defensivos. liderados por Smith en 15.545 millones de dólares. Lawrence firmó el mayor contrato en la historia del equipo a inicios de abril, por unos 21 millones de dólares anuales y 65 millones garantizados.

En algún punto, el quarterback Dak Prescott va a superar esos números, y se espera que el receptor abierto Amari Cooper y corredor Ezekiel Elliott firmen extensiones contractuales lucrativas dentro de los siguientes meses.

Pero la intención de los Cowboys es clara: mantener fuerte a las líneas.

"Allí es donde deseas estar fuerte en el frente. Al final del día con la línea ofensiva y defensiva, es donde quieres ser físico", explicó el vicepresidente ejecutivo Stephen Jones. "Allí es donde quieres dominar. Y si puedes dominar en esos frentes, cosas buenas van a suceder".