Los Dolphins tienen un futuro prometedor

MÉXICO -- Los aficionados de Miami Dolphins han sufrido con las temporadas perdedoras de su equipo desde el 2009 a la fecha, solo en el 2016 terminaron con récord 10-6-0 y en el 2013 y 2014 terminaron el año 8-8.

También han visto como su amado equipo deja ir a jugadores talentosos como Cameron Wake, Jarvis Landry y Ja'Wuan James, salidas que fueron dolorosas para muchos de sus seguidores, pero que significaban un gran costo para el equipo. Sin embargo, esta ocasión Miami está tomando buenas decisiones que me permiten pensar en un futuro prometedor para la franquicia.

Los grandes cambios no ocurren de la noche a la mañana, debe haber un proceso, cimentarlo ladrillo a ladrillo y elegir a un buen líder que reciba apoyo total. Y así lo están haciendo los Dolphins, quienes bajo el mando del entrenador en jefe Brian Flores y con el respaldo del gerente general Chris Grier, hacen soñar a su afición con un buen futuro a mediano y largo plazo.

No obstante, se empieza por el presente y un gran movimiento del equipo fue extender el contrato del esquinero Xavien Howard, la afición aplaudió y el equipo evitó que los seguidores vieran la partida de uno de los mejores jugadores de la NFL en esta posición. Además, firmaron al tackle ofensivo Jordan Mills, quien brindará experiencia y cobijará a los nuevos talentos que llegan a la plantilla.

Gracias a los movimientos que han hecho con diversos jugadores, Miami tendrá un tope salarial para el próximo año de más de 100 millones de dólares, los cuales podrían invertir en agentes libres de renombre.

Una de las mayores apuestas que hizo el equipo fue la adquisición del mariscal de campo Josh Rosen, procedente de los Arizona Cardinals, quien competirá por el puesto titular con el veterano Ryan Fitzpatrick. El pasador terminó su primera temporada en la NFL con 2,278 yardas y 11 touchdowns.

Los aficionados de los Dolphins no deben preocuparse, ya que si Rosen no demuestra la calidad necesaria, viene una camada interesante de mariscales para el 2020 y 2021, de los cuales uno podría caer en Miami.

Algunos de los grandes prospectos del 2020 son Justin Herbert de los Oregon Ducks y Jake Fromm de los Georgia Bulldogs; mientras que para el 2021 se está catapultando Trevor Lawrence de los Clemson Tigers. Herbert sumó 3,151 yardas y 29 touchdowns en el 2018, por su parte, Fromm consiguió 2,761 yardas y 30 touchdowns la temporada pasada. Por último, Lawrence lanzó para 3,280 yardas y 30 anotaciones en su primera temporada con Clemson.

Así que, a todos los aficionados de los Dolphins les puedo decir que es momento de ilusionarse con su equipo, está haciendo las cosas bien y tomando grandes decisiones de cara al futuro, el cual pinta brillante. Solo deben mantenerse sobre la misma línea.