Jerry Jones afirma que 'no es momento' de despedir a Jason Garrett

play
Nadie quiere que se vaya Jason Garrett, él tiene mi confianza (1:11)

El dueño de los Dallas Cowboys reitera la confianza que le tiene a su HC a pesar de las recientes derrotas. (1:11)

ARLINGTON -- El dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones, reiteró que no planea hacer ningún cambio en el cuerpo de entrenadores que encabeza Jason Garrett, al menos durante la actual temporada.

Con una actitud emotiva luego de la derrota por 26-15 ante los Buffalo Bills en el tradicional juego de Thanksgiving, Jones aseguró que aún tiene esperanza de que las cosas mejoren para el equipo y que, incluso, llegue al Super Bowl como unas de las grandes historias de la NFL.

“Nadie quiere que Jason se vaya. Tiene mi respaldo, Esto es muy decepcionante, (pero) No es el momento”, dijo Jones sobre la decisión de hacer cambios.

“Tenemos cero oportunidad de ganar el Super Bowl este año sin Garrett y no habrá ningún cambio de entrenador”, reiteró el propietario ante media centena de periodistas frente al vestidor de los Cowboys.

Así como respaldó a Garrett como su entrenador en jefe, Jones no quitó el dedo del renglón y señaló que su objetivo se mantiene firme.

“Cada decisión que tomemos en el próximo mes, la tomaremos con el objetivo en mente de llegar al Super Bowl”, señaló.

El domingo, después del juego contra los New England Patriots, Jones había culpado al staff de entrenadores de los errores que propiciaron la derrota en Foxborough y en los días siguientes, antes de recibir a los Bills, Garrett y sus jugadores fueron cuestionados sobre los comentarios de Jones.

El jueves, los jugadores de nueva cuenta se culparon por la derrota y aseguraron respaldar a su entrenador en todo momento, a pesar de que después de las primeras series de ambos conjuntos, los Cowboys lucieron apáticos, sin energía y errantes en las tres fases del juego: ofensiva, defensiva y equipos especiales.

“Acabamos de intercambiar algunas palabras sobre mantenernos unidos”, dijo el quarterback Dak Prescott minutos después de salir del vestidor. “Nada importa fuera de ese vestidor. Tan simple como eso.

“Fueron momento emotivos en ese vestidor donde nadie ha perdido confianza. Esto es simple ejecución y es culpa de los jugadores. De eso se trató nuestra conversación. Crédito a los líderes. Crédito a Michael Bennett. Esos muchachos comenzaron la plática con un montón de buenas palabras”, agregó el pasador.

Los Cowboys amanecerán el Viernes Negro con marca de 6-6, marca que incluye incluidas cinco derrotas ante equipos actualmente con marca ganadora, pero aún en primer lugar de la División Este de la Conferencia Nacional y a la espera del resultado del juego del domingo entre los Philadelphia Eagles (5-6) y Miami Dolphins (2-9).

El próximo jueves, los Cowboys visitarán a los Chicago Bears, que vencieron a los Detroit Lions en el Thanksgiving.

“Toda mi vida he creído que la adversidad te da una oportunidad de realmente escribir una historia sobre cómo regresar”, señaló Jones. “Aún tenemos nuestra oportunidad de darle vuelta a esto y crear una gran historia.

“No voy a realizar ningún cambio de entrenador ni ninguna de esas cosas de las que ustedes (prensa) han estado hablando”, concluyó.