Kenyan Drake fue el mejor jugador de la Semana 15 en la NFL

Aunque en las últimas semanas, suelen ser los equipos que apuntan a la postemporada los que se roban los reflectores, y la teleaudienia, aquí no nos olvidamos de aquellos jugadores que se brindan, incluso, cuando su equipo ya no se juega nada. Nuestro mejor jugador en la jornada dominical de la Semana 15 es uno de ellos:

KENYAN DRAKE, RB, ARIZONA CARDINALS

Debe ser muy complicado para David Johnson mirar desde lejos lo que ha hecho Drake en poco tiempo para Arizona.

Arribando como parte de un canje de media campaña, Drake se ha ganado el lugar de favorito para el head coach Kliff Kingsbury, y el producto de Alabama se despachó con su mejor actuación hoy: 22 acarreos para 137 yardas y cuatro touchdowns terrestres.

Con ello, todo indica que Drake se ha hecho un nicho en el futuro de los Cardinals, uno que deberá contar con un buen backfield para complementar las habilidades del quarterback Kyler Murray, a partir del 2020 y más allá.

Arizona batió con facilidad a los Cleveland Browns, por 38-14, en un juego que solamente sirve para ayudar a determinar el orden de selecciones de draft. Aun así, las evaluaciones nunca terminan, y en Arizona se califica todo partido, toda jugada, para tratar de separar a los que seguirán con el equipo y a los que no.

No hay duda: Drake es el corredor titular de los Cardinals para el 2020. Ahora, hay que encontrar el dinero para pagarle.

MENCIONES HONORÍFICAS

Saquon Barkley, RB, New York Giants. La segunda temporada de Barkley en laliga, después de maravillar como novato, será en su mayoría olvidable. Lesiones y un equipo miserable no contribuyeron a que hiciera demasiado, pero jornadas como la actual nos recuerdan lo brillante que es. Barkley corrió el balón 24 veces para 112 yardas con dos touchdowns, y cuatro recepciones para 31 yardas en lo que será recordado como, probablemente, el último juego de Eli Manning en MetLife Stadium como quarterback de la franquicia, una victoria por 36-20 sobre los Miami Dolphins.

Chris Carson, RB, Seattle Seahawks. Con Rashaad Penny fuera por lesión, era tarea de Carson retomar la porción más pesada del juego terrestre de Seattle, y hoy cumplió con creces. El corredor de los Seahawks sumó 24 acarreos para 133 yardas y dos touchdowns, además de una recepción, para conseguir la victoria por 30-24 sobre los Carolina Panthers que, aunada a la derrota de los San Francisco 49ers, catapulta de nueva cuenta a Seattle al primer sitio en la siembra de la NFC, por el momento.

Ezekiel Elliott, RB, Dallas Cowboys. No hay ningún secreto aquí: para que Dallas gane, tiene que alimentar a Elliott. Eso sucedió esta tarde ante unos Rams que simplemente no pudieron frenar a los cowboys por tierra. Elliott galopó para 117 yardas y dos touchdowns en 24 acarreos. y sumó 43 yardas en tres recepciones. Incluso su suplente, Tony Pollard, se lució ante los angelinos, con 131 yardas y un touchdown en apenas 12 acarreos como parte de una paliza, 44-21.

Stephon Gilmore, CB, New England Patriots. A dos partidos de que acabe la temporada regular, veo que el nombramiento a Jugador Defensivo del Año tiene dueño en Gilmore. El esquinero de los Patriots, el mejor en su posición en este momento en la NFL, fue artífice del triunfo de New England, por 34-13 sobre los Cincinnati Bengals con dos intercepciones, incluyendo una devuelta al touchdown. El complementó llegó en la forma de J.C. Jackson, quien también le robó dos pases a Andy Dalton en la tarde.

Julio Jones, WR, Atlanta Falcons. Ha sido una temporada complicada para Jones, mientras sigue a la espera de su nuevo contrato. Se ha visto frenado por lesiones y por el mal desempeño de quienes le rodean, aunque él mantiene un nivel alto. Prueba de ello es su actuación en la sorpresiva victoria de Atlanta sobre los Niners, por 29-22, en se quedó con 13 pases para 134 yardas y dos anotaciones.

Christian McCaffrey, RB, Carolina Panthers. En un día en el que superó las 2,000 yardas desde la línea de golpeo para la campaña, McCaffrey no podía faltar en nuestra lista. El versátil corredor de los Panthers acarreó el balón 19 veces para 87 yardas y dos anotaciones, y atrapó ocho pases para 88 yardas, aunque desafortunadamente no le alcanzó a Carolina para superar a Seattle en la tarde.

Breshad Perriman, WR, Tampa Bay Buccaneers. Está bien documentado el historial de Perriman como una de las grandes decepciones de draft en la historia de los Baltimore Ravens. Sin embargo, el talento no se pierde de la noche a la mañana, y la actuación de hoy podría indicar que su carrera tiene salvación. Fueron cinco recepciones para 113 yardas y tres anotaciones en una tarde en la que los Bucs perdieron por lesión al receptor abierto estelar Chris Godwin, y en la que salieron de inicio sin el otro titular, Mike Evans. Tarde soñada para Perriman como emergente.

Jameis Winston, QB, Buccaneers. Otra vez, picos muy altos para Winston, quien no logra encontrar la consistencia deseada. Ante los Detroit Lions, lanzó el ovoide 42 veces, completando 28 pases para 458 yardas y cuatro touchdowns, aunque manchó su hoja estadística con una intercepción, durante una victoria por 38-17.