Ganadores del Trofeo Heisman chocan en el Titans en Ravens

El máximo galardón individual en el fútbol americano colegial es el Trofeo Heisman y por primera en la era del Super Bowl, cinco ganadores de este prestigioso reconocimiento estarán en un mismo partido, cada uno buscando el trofeo de equipo más importante de la NFL, el Vince Lombardi.

Los Baltimore Ravens llegarán al encuentro de la Ronda Divisional de los playoffs con tres ganadores del Heisman (Lamar Jackson, Mark Ingram II y Robert Griffin III) para enfrentarse el sábado a los Tennessee Titans quienes cuentan en su plantilla con Marcus Mariota y Derrick Henry, otros jugadores que obtuvieron el trofeo que se le otorga cada año al mejor del fútbol colegial.

"¿Cinco? Ni siquiera había pensado en eso", declaró Jackson, mariscal de campo de los Ravens que ganó el Heisman en el 2016 con los Louisville Cardinals. "Va a ser increíble".

Pese a todo lo que logró con Louisville en esa increíble temporada hace tres años, Jackson cambiaría con mucho gusto la estatua por la oportunidad de levantar el título de la NFL en Miami el próximo 2 de febrero.

"Ese es el trofeo que quiero", reconoció Jackson. "Es el mejor trofeo que puedes ganar jugando fútbol americano. Eso es lo que quiero, es lo que quiere el equipo y eso es lo que vamos a obtener".

Jackson espera recibir ayuda de Ingram (ganador con el Alabama Crimson Tide en el 2009) y del mariscal de campo suplente Griffin (Baylor Bears en el 2011). Griffin iniciará en la banca ante los Titans e Ingram está en duda con una lesión en la pantorrilla. Pero al inicio de la campaña, los tres fueron parte de un backfield que recibió el apodo de "El Paquete Heisman".

Griffin sonrió ante la pregunta de qué significa que el trío de ganadores Heisman de Baltimore reciba a Mariota (Oregon Ducks en el 2014) y Henry (Alabama en el 2015) en su estadio.

"No es que diga que nos vamos a vestir y salir al campo y decir '¡ah, hay cinco ganadores del Trofeo Heisman aquí!'. Pero es un aspecto interesante del juego", comentó Griffin. "Tal vez nos tomemos una foto después del partido, pero sé que no es en lo que estamos pensando ahora".

Los Titans enviaron a la banca a Mariota a mediados de octubre después de que la ofensiva logró sólo una anotación en 10 cuartos y tras una derrota sin puntos ante los Denver Broncos.

Tanto Ingram como Henry superaron las 1,000 yardas por tierra este año. Las ex estrellas del Crimson Tide no tendrán necesariamente que buscarse en el partido del sábado pues hablaron recientemente.

"Hablé con Mark el otro día y nos pusimos al día", indicó Henry.

Ganar el Trofeo Heisman automáticamente hace a quien lo recibe integrante de un club muy especial. Es por esto que el mundo del fútbol americano actual nunca ha visto a cinco ganadores Heisman jugando al mismo tiempo en la NFL.