¿Regreso a casa para Damien Williams y Matt Moore?

Los Kansas City Chiefs percibieron algo de valor en un trío de jugadores que fueron esencialmente descartados de una de las franquicias menos exitosas de la NFL en los últimos 10 años. Su decisión de firmarlos cuando nadie más los contemplaba constituye una de las razones por las que Kansas City disputará el Super Bowl.

Una de las grandes decisiones fue elegir a Damien Williams, quien pasó de corredor reserva a parte integral en una de las mejores ofensivas de la liga. El quarterback suplente Matt Moore respondió de manera admirable cuando Pat Mahomes se lesionó esta temporada y el profundo Jordan Lucas jugó prácticamente con cada unidad de los equipos especiales de los Chiefs.

Todos en algún momento jugaron para los Miami Dolphins. Ahora los tres volverán a Miami.

"Es un gran escenario y un gran momento", comentó Williams. "Soy una persona orgullosa. Me gusta sentir orgullo. Al final del día esta podría ser tu última oportunidad, tu última jugada y tienes que salir como si lo fuera. Doy lo mejor todos los días".

Cada uno de estos tres jugadores sabe muy bien que cualquier partido podría ser el último.

Williams pasó sus primeras cuatro temporadas con los Dolphins. Pero cuando ya no lo visualizaban en su futuro, firmó un contrato de un año con Kansas City como suplente de Kareem Hunt, quien en ese momento era una estrella emergente.

La campaña pasada, Hunt fue expulsado del equipo tras un desagradable incidente extradeportivo y Williams entró en su lugar.

Pero las lesiones que lo han seguido toda su carrera reaparecieron, esta vez con molestia en el hombro hace dos años y una lesión en las costillas este año. Quedó fuera por un largo tiempo a la mitad de la temporada y el veterano LeSean McCoy y otros jugadores se encargaron de las jugadas. El tiempo que estuvo fuera le hizo bien a Williams.

"Está jugando bien", aseguró el entrenador en jefe de los Chiefs, Andy Reid. "Estaba algo golpeado, pero lo superó. Creo que ha hecho un buen trabajo. Siendo muy físico y corriendo fuerte. He estado impresionado con su juego en este momento; ha tenido buenas atrapadas".

El ataque de los Chiefs no se basa necesariamente en las jugadas por tierra, especialmente con Mahomes como su mariscal de campo. Pero Williams ha hecho lo suficiente para confundir a las defensivas y su habilidad de bloquear y atrapar pases han demostrado ser invaluables.

Moore, de 35 años de edad, estaba entrenando en una preparatoria cuando los Chiefs se quedaron sin el mariscal de campo suplente Chad Henne casi al final de la pretemporada y le llamaron. Había pasado siete temporadas con los Dolphins, con foja de 8-9 como titular. Pero nadie mostró mucho interés en él la campaña pasada y pasó un año alejado de la NFL.

Su valor se hizo evidente en la Semana 7, cuando Mahomes se dislocó la rótula en Denver. Moore entró y aseguró ese triunfo, jugó bien la semana siguiente ante los Green Bay Packers y llevó a los Chiefs a un triunfo sobre los Minnesota Vikings.

"Ha sido descabellado", dijo Moore, quien estuvo inactivo ante los Tennessee Titans por enfermedad, pero se espera esté de vuelta en sus labores para el Super Bowl. "En esta liga nunca sabes".

Lucas tuvo actuaciones esporádicas en la defensiva esta temporada, pero disputó el 80 por ciento de las jugadas con los equipos especiales y le dio a Kansas City variantes adicionales cuando el profundo Juan Thornhill sufrió una lesión en la rodilla que lo dejó fuera el resto de la temporada. Fue cambiado de Miami por una selección de séptima ronda en agosto del 2018 y jugó lo suficientemente bien para ganarse un contrato de 2.025 millones de dólares.