Chiefs llegan al Super Bowl prácticamente con un corredor nominal

Correr simplemente no es opción para los Kansas City Chiefs ni algo que les quite el sueño de cara al Super Bowl LIV.

La posición de corredor en Kansas City parece ser sólo una formalidad en el sistema ofensivo del coach Andy Reid y el quarterback Patrick Mahomes, con su habilidad para escapar de la presión y encontrar espacios, es quien ha producido más yardas por la vía terrestre en Playoffs.

Los Chiefs se convirtieron en el quinto equipo que llega al Super Bowl sin un corredor con al menos 500 yardas en su cuenta y el primero en hacerlo desde los New England Patriots de 2014, de acuerdo a Elias Sports Bureau.

De hecho, Kansas City se quedó a dos yardas de quedar fuera de esta lista, luego de que Damien Williams sumó 498 yardas y promedió 4.5 en 111 carreras en la temporada regular 2019.

Los Chiefs fueron uno de los cuatro equipos que no tuvieron a un corredor con al menos 500 yardas por tierra en su cuenta la temporada pasada, junto con los Pittsburgh Steelers, Miami Dolphins y Detroit Lions.

Williams fue el líder corredor de los Chiefs en el calendario regular, seguido por Mahomes con 218 yardas y promedio de 5.1 yardas en 43 carreras, pero en Playoffs, el pasador ha aprovechado los amplios espacios que las defensivas dejan entre el perímetro para cubrir a los receptores y la línea de scrimmage para correr prácticamente a placer.

En Postemporada, Mahomes ha corrido 15 veces para 106 yardas y un promedio de 7.1 yardas por carrera y suma dos carreras de 20 o más yardas, incluida la jugada de 27 yardas que acabó en la zona final en el Juego de Campeonato de la AFC ante los Tennessee Titans.

No contar con un corredor que comparta el peso del ataque con el quarterback sería un problema para varios equipos y quizá un mal augurio para disputar el Trofeo Vince Lombardi, pero la historia indica lo contrario.

De los cuatro equipos anteriores que llegaron al Super Bowl sin un corredor con al menos 500 yardas, tres de ellos, los Patriots de 2014, los Baltimore Iindianapolis Colts de 1979 y Green Bay Packers de 1967 ganaron el título. Sólo los Denver Broncos de 1977 perdieron en el Súper Domingo.