Bud Dupree recibe etiqueta de jugador franquicia de Pittsburgh Steelers

Bud Dupree consiguió en el 2019 una marca personal de 11.5 capturas, además de 16 tacleadas para pérdida y 17 golpes de quarterback. AP Photo

Los Pittsburgh Steelers han etiquetado como jugador franquicia al linebacker Bud Dupree, anunció el equipo este lunes.

Los Steelers también cortaron a los linebackers Mark Barron y Anthony Chickillo el lunes. Barron inició nueve de 15 partidos y jugó el 70 por ciento de las oportunidades defensivas para el equipo en el 2019. Cortarlo ahorra a los Steelers 5.25 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial, liberando más dinero para Dupree.

Aunque los costos de las designaciones de jugador franquicia para el 2020 no se han dado a conocer todavía, la etiqueta para un linebacker en el 2019 fue de 15.4 millones de dólares.

Dupree, quien cumplió 27 años de edad en febrero, fue el recluta de primera ronda de los Steelers --N° 22 global- en el 2015. Se convirtió en titular regular en los últimos tres años de su contrato de novato, pero consiguió la mejor temporada de su carrera después de que el equipo hizo válida la opción a su quinto año de contrato de novato, para 2019.

Formó una dupla temible con T.J. Watt por fuera, consiguiendo una marca personal de 11.5 capturas con 16 tacleadas para pérdida y 17 golpes de quarterback. También forzó cuatro balones sueltos.

Luego de la sólida campaña de Dupree, los Steelers se mostraron firmes en su deseo de retener al linebacker como prioridad de temporada baja. El gerente general de los Steelers, Kevin Colbert, dijo durante el Combinado que, "deseamos que Bud Dupree finalice su carrera como Pittsburgh Steeler".

Suma de por vida 200 tacleadas, 31.5 capturas, seis balones sueltos forzados y una intercepción en cinco campañas.

Chickillo era un jugador rotacional en sus últimos cuatro años con los Steelers. Participó en el 13 por ciento de las oportunidades defensivas la temporada pasada, pero fue más importante en equipos especiales, donde participó en el 51 por ciento de las oportunidades. Como Chickillo firmó un acuerdo por dos temporadas y 8 millones de dólares antes del inicio de la pasada temporada, con la mayoría del impacto contra el tope viniendo este año, era un obvio candidato a ser cortado.

Los Steelers también se deshicieron del receptor abierto Johnny Holton, movida que produjo un ahorro contra el tope salarial de 825,000 dólares.