Randy Gregory pediría su reinstalación a la NFL

FRISCO -- El ala defensiva de los Dallas Cowboys, Randy Gregory, suspendido indefinidamente en febrero del 2019, presentó oficialmente su solicitud de reinstalación a la NFL, indicó una fuente a ESPN.

Bajo las políticas de abuso de substancias de la liga, la NFL debe tomar una decisión sobre el estado de Gregory en los próximos 60 días.

Gregory estuvo suspendido toda la temporada pasada por problemas recurrentes relacionados con la política de abuso de substancias que se remontan al Combinado de Talento del 2015, antes que fuera reclutado en la segunda ronda del draft por los Cowboys. Ha sido suspendido cuatro veces distintas por fallar o no presentarse a pruebas.

Gregory ha admitido problemas con ansiedad y uso de marihuana.

Bajo los términos del nuevo contrato colectivo de trabajo, los jugadores ya no pueden ser suspendidos por una prueba positiva de marihuana, pero debido a que fue sancionado bajo el viejo sistema aún tendría que ser recibido de nuevo por el comisionado Roger Goodell. Un jugador puede continuar suspendido por no presentarse a pruebas no participar en el plan de atención.

La fuente dijo que Gregory lo está haciendo bien, esa es la razón por que se inició el proceso de reinstalación.

Gregory, de 27 años de edad, jugó por última vez en el 2018, cuando registró 6.5 capturas en 14 partidos. Se perdió 30 de 32 partidos de temporada regular en el 2016 y 2017 debido a suspensiones. Ha jugado apenas 28 partidos en su carrera.

El año pasado, los Cowboys vieron su intento por firmar a Gregory con una extensión de contrato negado por la liga luego que determinó que los jugadores suspendidos no pueden recibir nuevos acuerdos. Gregory sigue bajo contrato con los Cowboys ya que su acuerdo no ha estado vigente. Sin embargo, se espera que el equipo lo firme con una extensión a corto plazo.

El propietario y el gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, ha respaldado a Gregory y ha favorecido los cambios en el programa de abuso de substancias que se ocupan más del cuidado que del destierro. Gregory recibió la reinstalación condicional en el verano del 2018 antes del campamento de entrenamiento, lo que le permitió practicar con el equipo, pero fue suspendido indefinidamente un mes después que concluyó la campaña.

En el campo, los Cowboys necesitan un cazamariscales como Gregory luego que el líder en capturas del año pasado, Robert Quinn, acordó un contrato con los Chicago Bears al inicio de la agencia libre. DeMarcus Lawrence, Tyrone Crawford, Dorance Armstrong, Joe Jackson y Jalen Jelks son los únicos alas defensivas bajo contrato. Jackson y Jelks, quien pasó la temporada en la lista de reservas lesionados, fueron novatos la campaña pasada.