Amari Cooper revela por qué renovó con los Cowboys

play
Primeras palabras del coach de Cowboys en frente de su equipo: 'Todo lo que hacemos es para ganar' (0:44)

Mike McCarthy tuvo su primera junta con algunos jugadores veteranos de los Dallas Cowboys, en donde explicó lo que se viene para el equipo. (0:44)

DALLAS -- Para Amari Cooper, la prioridad siempre fue quedarse con los Dallas Cowboys, así que su paso por la agencia libre fue más fugaz que su velocidad en las 40 yardas.

El estelar receptor abierto dijo estar más convencido aún después de ver que los Cowboys siguen tratando de ganar de inmediato y de que jamás se ha pensado en reconstrucción.

Uno de los ejemplos más claros para Cooper fue la contratación de Mike McCarthy, quien fue durante más de una década fue uno de los dos entrenadores en jefe más ganadores en la NFL, a su paso por los Green Bay Packers.

También reiteró el compromiso de los Cowboys al realizar un reclutamiento que consideró casi perfecto en el pasado draft colegial, encabezado por el receptor abierto Cee Dee Lamb, egresado de la Universidad de Oklahoma.

“Simplemente, me gustó todo sobre ser un Dallas Cowboy”, dijo Cooper este martes en conferencia telefónica con la prensa de Dallas. “El ambiente dentro y fuera de las instalaciones en términos de la ciudad de Dallas y las áreas que la rodean. Supongo que esa sería la misma razón por la que estuve disponible para tomar menos dinero y quedarme aquí”.

“Eso se empareja con el hecho de que he sido privilegiado de jugar en diferentes equipos, así que entiendo que la cultura no es la misma en cada ciudad”, agregó. “Cada equipo no es el mismo”.

En marzo pasado, al inicio de la agencia libre, Cooper firmó una mega extensión contractual por cinco temporadas y 100 millones de dólares con los Cowboys, a donde llegó en un canje con los Oakland Raiders durante la temporada 2018.

“Tengo la capacidad de compara con otro equipo y yo no cambiaría por un poco más de dinero, la oportunidad de estar en un equipo que en realidad quiero estar”, aseguró el receptor.

Ver esta publicación en Instagram

I know the Lord forgive the predators cause all we do is pray.

Una publicación compartida por Amari Cooper (@amaricooper9) el

Desde su llegada a Dallas, Cooper se ha ganado el respeto de la ciudad dentro y fuera del campo de juego.

Fue de impacto inmediato en el 2018, cuando los Cowboys ganaron seis de los ocho partidos en los que Cooper estuvo desde que llegó de Oakland. En ambos años con Dallas ha superado las mil yardas.

Rápido se integró a la comunidad también, como uno de los primeros jugadores que aparecen en cualquier evento de ayuda, recaudación de fondos o actos motivacionales. Además de que es un ávido y consistente jugador de ajedrez todos los días en el vestidor.

“Amari es uno de los receptores con más talento natural que hay”, dijo McCarthy durante su presentación como entrenador. “Es uno de los receptores que mejor corren sus trayectorias y que puede ajustar de acuerdo a la cobertura. Es muy inteligente”.

Cooper, de 26 años, consideró que los Cowboys podrían tener la mejor tercia de receptores en muchos años en la NFL con la integración de Lamb y que cada uno puede superar las mil yardas.

Reveló que durante el receso de temporada trabajo buen tiempo con Michael Gallup, quien la campaña anterior logró 1,107 yardas, y después se integró Lamb.

Los tres también entrenaron con el quarterback Dak Prescott, el corredor Zeke Elliott y algunos jugadores más.

“Creo que aprende rápido porque ya trae muy buenos fundamentos”, dijo Cooper en referencia al novato Lamb. “Tiene muy buenos fundamentos para correr rutas. Yo sólo le ayudo con cosas muy pequeñas e insignificantes y que puedo ver con él como un novato, pero creo que tiene una muy buena base”.