Larry Wilson, miembro del Salón de la Fama, muere a los 82 años

Roger Goodell dijo que Wilson ayudó a “revolucionar” la posición de profundo

Larry Wilson, ex profundo de los Arizona Cardinals y miembro del Salón de la Fama que luego se desempeñó como entrenador asistente y gerente general, murió el jueves a la edad de 82 años, de acuerdo a información del equipo.

Larry Wilson jugó 13 temporadas (1960-72) para los St. Louis Cardinals. Ganó ocho candidaturas el Pro Bowl y cinco honores de All-Pro de primer equipo. Fue incluido en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional en 1978 y fue incluido en el equipo del 100 aniversario de la NFL en 2019.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, dijo que Larry Wilson ayudó a “revolucionar” la posición de profundo.

“Si bien será reconocido por su dureza y excelencia en el campo y sus muchas contribuciones a la organización de los Cardinals, también recordaremos a Larry como leal, humilde y amable con todos los que conoció”, señaló Goodell en un comunicado. “Larry enriqueció la vida de muchos jugadores y colegas de la liga”.

Después de su carrera como jugador, Wilson trabajó en la oficina principal de los Cardinals de 1973 a 2002, y se desempeñó como vicepresidente y gerente general de 1988 a 1993.

“Además de mi padre, Larry Wilson fue la figura más influyente de mi vida”, dijo el propietario de los Cardinals, Michael Bidwill, en un comunicado. “Fue alguien que realmente vivió su fe y la demostró a diario en la amabilidad que mostraba a cada persona que conocía. Cualquiera de nosotros lo suficientemente afortunado de estar en su órbita, ya sea por unos minutos o cuatro décadas, siempre fue una buena experiencia”.

Wilson popularizó el bombardeo de seguridad, y las 52 intercepciones de su carrera siguen siendo una marca de franquicia en los Cardinals.

A Wilson le sobreviven Nancy, su esposa durante 40 años, así como su hija Christie, su hijo Larry Jr. y numerosos nietos y un bisnieto.