Toda la acción de la Semana 6 de la NFL, al momento

play
Sergio Dipp: "Sólo el más grande podía quitarle el invicto a Packers" (1:19)

El comentarista de ESPN analizó el triunfo de Tampa Bay en el tercer enfrentamiento entre Tom Brady y Aaron Rodgers. (1:19)

Repasa lo más importante de la jornada dominical de la NFL después de los partidos de la tarde

Una primera tanda de partidos de muchas emociones, remontsdas e intentos fallidos de remontadas no dejó la primera tanda de encuentros, destacando los resultados positivos de los dos equipos que, hasta la fecha, han optado por cambios en el timón de la organización. La segunda tanda, solamente conformada por dos partidos, fue de palizas.

Aquí, lo más importante de ls sexta jornada en la National Football League:

Green Bay Packers en Tampa Bay Buccaneers

La defensiva de Tampa Bay mantuvo sitiado a Aaron Rodgers en todo momento, forzó sus primeras dos intercepciones de la temporada, y los Buccaneers apalearon de manera sorpresiva a un equipo de Green Bay que entraba a la jornada en la discusión entre los mejores de la liga. Con la defensiva poniendo la actitud, Tampa Bay encontró productividad del juego terrestre, y la victoria por 38-10 los coloca en la conversación por los candidatos de la NFC, después de un inicio de temporada poco convincente.

New York Jets en Miami Dolphins

Pocas veces hemos visto un equipo tan desadaptado para para competir en la National Football League que los Jets de Adam Gase, que nuevamente lucieron miserables, particularmente al lado ofensivo del balón. Joe Flacco claramente no es la solución, y ni el regreso de Breshad Perriman pudo inyectarle vida al anémico ataque. Ryan Fitzpatrick tuvo una tarde de altibajos, pero Miami rápidamente controló el partido y pudo darle sus primeras repeticiones profesionales al novato Tua Tagovailoa gracias al marcador de 24-0 en el cuarto periodo. Tagovailoa debutó con dos pases completos de dos intentos para 9 yardas, datos para la trivia.

Houston Texans en Tennessee Titans

Los Texans se recuperaron de una rápida desventaja para amenazar con sacar a sus rivales divisionales del selecto grupo de equipos invictos, gracias a los tres pases de touchdown sin intercepción que lanzó Deshaun Watson en el juego, equiparándose con el notable desempeño que tuvo al otro lado Ryan Tannehill, también. Derrick Henry fue, nuevamente, imparable en el juego, pero el cuarto pase anotador de Tannehill en el encuentro fue suficiente para conseguir la victoria de 42-36 en la prórroga, en un partido de alto octanaje.

Cincinnati Bengals en Indianapolis Colts

Rápidamente se pusieron arriba los Bengals como visitantes, cocinando lo que parecía sería una de las sorpresas de la jornada, pero Indy respondió con un segundo periodo de tres touchdowns que nivelo nuevamente el marcador hasta el cuarto final, donde la sufrida victoria de 31-27 quedó determinada por un gol de campo errado y una intercepción de Cincy en el cuarto periodo.

Atlanta Falcons en Minnesota Vikings

Los Vikings fueron el equipo más decepcionante de la jornada, y Kirk Cousins fue probablemente el jugador más decepcionante. Atlanta aprovechó los cuatro pases de touchdown de Matt Ryan en el inicio de la era post-Dan Quinn, y rápidamente quedó de manifiesto que no, Alexander Mattison no es Dalvin Cook, durante el tropiezo de 40-23.

Denver Broncos en New England Patriots

Cam Newton regresó para los Patriots, pero no pudo evitar la caída de su equipo, tirando dos intercepciones en pases desviados, y jugando detrás de una porosa línea ofensiva que tampoco logró establecer el juego terrestre. Drew Lock hizo lo posible por regalar el partido hacia el final, con dos intercepciones en jugadas consecutivas del último cuarto, pero la defensiva negó a New England cualquier posibilidad de remontada, conservando el triunfo de 18-12.

Washington Football Team en New York Giants

Kyle Allen tiró dos pases de touchdown e intentó montar una remontada en los instantes finales, pero la realidad es que Washington no fue para nada mejor sobre el campo con él en lugar de Dwayne Haskins, y los Giants obtuvieron su primera victoria de la campaña, 20-19, a pesar de que Daniel Jones hizo muy poco en uno de los duelos con peor nivel de quarterback en lo que va de la temporada.

Baltimore Ravens en Philadelphia Eagles

Los Ravens saltaron a una ventaja rápida y nunca la perdieron en Philly, aprovechando otra semana floja para Carson Wentz de los Eagles. Lamar Jackson volvió a hacer lo suyo por aire y por tierra en un triunfo por 30-22, pero Baltimore nuevamente contó con un aporte muy limitado del establo de corredores, lo que seriamente perjudica el potencial anotador de este ataque.

Cleveland Browns en Pittsburgh Steelers

No, no son los mismos Browns de siempre. Este equipo es extremadamente entretenido durante la mayoría de semanas, y está muy lejos de lo que ofrecía sobre el campo con Hue Jackson o Freddie Kitchens. Habiendo dicho eso, todavía no están en condiciones de competir contra los chicos grandes de la AFC Norte, siendo seriamente maltratados por un físico equipo de Pittsburgh que dominó a ambos lados de la línea de golpeo con facilidad. Baker Mayfield tuvo una de sus peores actuaciones como profesional en la derrota por 38-7 y Cleveland echó de menos la capacidad de Nick Chubb de adueñarse del ritmo de juego.

Chicago Bears en Carolina Panthers

Teddy Bridgewater y compañía sufrieron mucha para mover el ovoide ante la buena defensiva de Chicago, y Nick Foles anotó dos veces, una en pase y otra por tierra, para sacar un triunfo de visita por 23-16. Para los Bears, sigue siendo una preocupación su incapacidad para poder armar un juego terrestre confiable, y se trata de un tema que seguirá pesando más, en tanto el juego de la posición de quarterback se mantenga cerca de la mediocridad.

Detroit Lions en Jacksonville Jaguars

Despertó el novato D'Andre Swift con dos touchdowns, Adrian Peterson sumó otro, y los Lions se impusieron en duelo de equipos sotaneros a los Jags, por 34-16. En contraste, el juego terrestre de Jacksonville fue inexistente, y la defensiva consiguió cero capturas en contra de Matthew Stafford, evidenciando nuevamente todas las carencias de un equipo que se ha dedicado a regalar talento.