Bills pueden justificar decisión de dejar pasar a Patrick Mahomes en el draft

Buffalo cambió su turno con los Chiefs y convirtió el canje en tres pilares para una franquicia en la antesala del Super Bowl

ORCHARD PARK -- ¿Cuántas veces un equipo canjea al jugador que es el rostro de su liga y se sale con la suya? O al menos la selección del draft que se convirtió en el rostro de su liga.

En el caso de los Buffalo Bills, podrían haber conseguido lo imposible; tendrán la oportunidad de demostrarlo este fin de semana.

En el Juego por el Campeonato de la Conferencia Americana del domingo, los Bills enfrentarán a los Kansas City Chiefs y el mariscal de campo Patrick Mahomes (asumiendo que apruebe el protocolo de conmociones cerebrales de la NFL), el jugador al que los Chiefs reclutaron en el 2017 con la selección global N° 10 que recibieron de los Bills.

Es un canje del que los aficionados de los Bills han escuchado hasta el cansancio. En el primer draft de Sean McDermott como entrenador en jefe, los Bills bajaron posiciones canjeando con los Chiefs por el turno N° 27, una tercera ronda (N° 91) del 2017 y la selección de primera ronda de los Chiefs en el 2018 (N° 22). Después de algunos movimientos, Buffalo salió de ese acuerdo con tres piedras angulares para la franquicia --el esquinero Tre'Davious White, el apoyador Tremaine Edmunds y el tackle izquierdo Dion Dawkins-- y la estrella de equipos especiales Siran Neal.

¿Fue suficiente esa una retribución por Patrick Mahomes, de 25 años de edad, quien en tres temporadas como titular tiene un anillo de Super Bowl, un premio al Jugador Más Valioso de la NFL y la posibilidad sumar algo más a su vitrina de trofeos esta postemporada? El resultado del partido del domingo ayudará a plantear esa discusión para el futuro.

"Consiguieron un buen jugador en Patrick y creo que lo hicimos bien con Josh [Allen], Tremaine y Tre'Davious, en cuanto a los turnos que se convirtieron en selecciones", declaró McDermott el lunes. "Creo que a ambos equipos les fue muy bien".

Por un tiempo, sobre todo durante la temporada de Jugador Más Valioso de Patrick Mahomes en el 2018 cuando Buffalo terminó 6-10, parecía que los Bills estaban destinados a un recordatorio por toda la década del jugador que permitieron que otro equipo de la AFC se lanzara por él.

Pero incluso a raíz de la victoria de los Chiefs en el Super Bowl LIV, quedó claro durante la temporada del 2020 que los Bill habían construido un futuro sostenible alrededor del botín que obtuvieron en ese canje del 2017 y la selección de su propio quarterback franquicia en Allen en el sorteo del 2018. Allen no solo tuvo la mejor temporada estadística de cualquier mariscal de campo en la historia de los Bills, estableciendo récords de franquicia en una campaña de yardas aéreas (4,544), pases de touchdown (37) y porcentaje de pases completos (69.2), también está en la conversación por el premio al Jugador Más Valioso esta temporada... junto a Patrick Mahomes.

"Es especial, este es un grupo especial", señaló Dawkins después de la primera victoria de Buffalo en playoffs contra los Indianapolis Colts, cuando Allen lanzó para 324 yardas. " Allen es casi como un personaje de Madden, con calificación de 99 puntos. Simplemente lo sigue haciendo semana a semana. Estoy feliz de llamarlo mi mariscal de campo y feliz de bloquear para él".

Recompensa impresionante

White ha sido el premio que recibieron los Bills en el canje por Patrick Mahomes, habiendo sido elegido al primer equipo All-Pro en el 2019 y al Pro Bowl en cada una de sus últimas dos campañas. El gerente general de los Bills, Brandon Beane, ha insistido en que su plan es reclutar en el draft, desarrollar y recontratar a los jugadores que se vuelven pilares para el equipo, y los Bills recompensaron a White esta temporada baja pasada con una extensión récord por cuatro años y 70 millones de dólares que lo convirtió en el back defensivo mejor pagado en la historia de la NFL hasta que el esquinero de Los Angeles Rams, Jalen Ramsey, lo superó cuatro días más tarde.

"Fui su primera selección, así que solo querían que llegara y ayudara a construir la cultura aquí", sentenció White. "Desde el día que fui reclutado hasta que llegué aquí y conocí a todos me dijeron soy la primera selección para cambiar esta organización. No me lo tomé a la ligera".

Y White no es la única selección de esa clase del 2017 en recibir un segundo contrato, ya que Dawkins firmó una extensión por cuatro años y 60 millones en agosto. A diferencia de White, quien fue titular en cada una de sus primeras dos temporadas, Dawkins tuvo problemas en su segunda temporada en la NFL, Sin embargo, se recuperó fue nombrado capitán del equipo en el 2019, elevando su juego a un punto en el que Buffalo lo amarró con una extensión antes que pudiera agotar el último año de su contrato de novato.

Dawkins es un eje tan importante como cualquier otro jugador en la plantilla de los Bills.

"Ha mejorado cada año desde que está aquí, sus intangibles, su confianza, su capacidad en lo que hace", refirió el coordinador ofensivo de los Bills, Brian Daboll. "Es un testimonio de Dion por hacer todo el trabajo. Me alegro de tenerlo".

También es imposible ignorar las contribuciones de Edmunds como uno de los apoyadores más productivos de la NFL durante las últimas tres campañas. Desde su temporada de novato en el 2018, solo 11 jugadores de la NFL tienen más tacleadas que las 355 de Edmunds. El dos veces jugador de Pro Bowl también es más joven que todos excepto tres jugadores de los Bills con 22 años de edad, el apoyador medio titular de los Bills puede encabezar su defensiva por la próxima década.

No se preocupan por las suposiciones

Después está el jugador que más ha cambiado esta discusión: Allen . Su evolución esta temporada en uno de los quarterbacks de élite de la liga oficialmente volvió obsoleto cualquier arrepentimiento posterior a ese draft del 2017.

Por dos temporadas, persistía la pregunta: ¿Cómo se verían los Bills si hubiesen reclutado a Patrick Mahomes en lugar de canjear esa selección? La respuesta ya no es relevante.

"Realmente no vivo en el mundo de las suposiciones, no lo hago", sentenció Beane. "Eso es para los aficionados y otras personas, eso no es lo que hago en realidad. Lo que hago, cuando cruzo la puerta, es ver lo que tenemos, los huecos en nuestra plantilla, ver en qué somos buenos. Ese es mi enfoque".

Buffalo ganó tres pilares para la franquicia, dos de los cuales han firmado extensiones multianuales, y encontró a su mariscal de campo franquicia a la temporada siguiente de canjear la selección que se convirtió en Patrick Mahomes.

Sobre todo, si pueden vencer a los Chiefs este fin de semana, los Bills tienen la oportunidad de consolidarse como uno de los pocos equipos en traspasar un talento único en su generación y de hecho estar mejor así.