Éxodo de talento en Houston

El siguiente caso sería el de Watson de los Texans que se uniría a estas otrad fugas

La ciudad de Houston sufre un éxodo deportivo, y es que sus principales figuras en las principales ligas estadounidenses salieron de sus respectivos equipos para buscar un lugar que cumpliera sus expectativas, tanto deportivas como personales.

La salida de J.J. Watt fue uno más de una larga lista que involucra a las tres principales franquicias de la ciudad, los Houston Texans de la NFL, los Houston Astros de la MLB y los Houston Rockets de la NBA.

NFL

Dentro de los elementos de los Texans que ya se fueron están DeAndre Hopkins, Jadeveon Clowney, ahora J.J. Watt y, por si no fuera poco, Deshaun Watson pide salir, lo que traería una crisis deportiva en la franquicia comandada por David Culley.

DeAndre Hopkins, elegido con el pick 27 en la primera ronda en el Draft de 2013, aterrizó de buena forma con los texanos como receptor abierto; sin embargo, tras siete años de carrera en la franquicia, tomó rumbo hacia Arizona donde cayó con los Cardinals.

En su paso por los Texans dejó 110 juegos con 632 recepciones para más de 8 mil 600 yardas, además que tuvo 54 anotaciones. Fue apenas la temporada pasada cuando fue transferido junto con una cuarta ronda del Draft de ese año a cambio de David Johnson.

Jadeveon Clowney, esquinero surgido de la Universidad de South Caroline, fue elegido con el primer pick en la primera ronda en el Draft de 2014. Estuvo cinco años con la franquicia hasta que en 2019 partió con los Seattle Seahawks y ahora está con los Tennessee Titans.

J.J. Watt fue, por su parte, el emblema de la franquicia desde que arribó en 2011 después de ser elegido en la primera ronda en la selección 11. Tras 10 años de trayectoria con los texanos, dejó marca de 128 juegos, interceptó dos balones y tiene 101.0 capturas en su carrera.

"Me senté con la familia McNair y les pedí mi liberación y hemos acordado mutuamente separarnos en este momento", dijo Watt en un video publicado en Twitter.

Por si no fuera poco, Deshaun Watson, mariscal de campo del equipo, pidió su salida de los Texans de acuerdo a fuentes cercanas a ESPN, mismas que confirmaron que la contratación del nuevo entrenador en jefe de los Texans, David Culley, no ha cambiado ni cambiará el pensamiento de Deshaun Watson, señalaron las fuentes a ESPN.

Deshaun Watson no ha hablado con el nuevo gerente general de los Texans, Nick Caserio, ni con el ejecutivo Jack Easterby, señalaron las fuentes a ESPN.


MLB

Dentro de las Grandes Ligas, fueron dos las bajas significativas para la franquicia de los Astros. Primero fue Gerrit Cole, lanzador derecho, estuvo dos años en el equipo después de su paso por los Pittsburgh Pirates.

En dos temporadas con los Astros, dejó una marca de 35 juegos ganados y 10 perdidos en 65 juegos, mientras que tuvo un porcentaje de efectividad de 2.68. Finalmente, el año pasado salió del equipo para llegar con los New York Yankees.

Por su parte, George Springer pasó siete años en la franquicia donde participó en 162 juegos como jardinero derecho y tuvo 567 carreras, tuvo 137 sencillos, 137 dobletes, 13 triples y 174 cuadrangulares, además que impulsó 458 carreras. Para la temporada 2021 pasó a los Toronto Blue Jays.


NBA

En la duela, dos pérdidas significativas fueron las de Russell Westbrook y la de James Harden, aunque fue la de ‘la barba’ más famosa de la liga la que más dolió e impactó en los aficionados de los Rockets.

Harden, quien estuvo nueve años en el equipo, acumuló 621 juegos, promedió 37.0 minutos por partido y 29.6 puntos por encuentro. Harden se ganó el respeto de la afición y su cariño, pero no pudo ganar un campeonato con la franquicia de la Conferencia Oeste.

En la temporada 2020-21 pasó a los Brooklyn Nets, donde hasta el momento ha participado en 13 juegos y promedia 23.3 puntos por partido.

En tanto, Westbrook solo estuvo un año con los Rockets, el cual fue en la campaña 2020-21 después de ser emblema del Oklahoma City Thunder. ‘Brody’ estuvo en 57 juegos y colaboró con 27.2 puntos promedio por juego.