El resumen de los partidos vespertinos dominicales en la Semana 3 de la NFL

Repasamos lo más notable de la tanda de partidos vespertinos dominicales en la tercera jornada de la campaña regular

Los primeros encuentros dominicales de la Semana 3 nos regalaron sorpresas, finales dramáticos, y un notable récord de la NFL, pintando un panorama muy emocionante para lo que resta de la jornada.

La segunda tanda de partidos nos trajo un duelo entre pesos completos, y el colapso de dos franquicias que se esperaba pudieran competir de lleno en la carrera por los boletos de comodín.

Aquí, lo más destacado de lo que va al momento:

Seattle Seahawks en Minnesota Vikings

La falta de Dalvin Cook preocupaba a Minnesota de entrada a este partido, pero el suplente Alexander Mattison tuvo un trabajo notable en su lugar, y los Vikings defendieron exitosamente su calidad de locales con una victoria sobre los Seahawks por 30-17. Por primera vez en la temporada, Minny no dependió de un gol de campo en los instantes finales para determinar el resultado, y se notó. Seattle tuvo sus momentos en el partido, principalmente a través de Chris Carson, pero la desventaja impidió a los Seahawks mantenerse apegados al juego terrestre.


Tampa Bay Buccaneers en Los Angeles Rams

Los Rams lucieron igualmente imponentes a la ofensiva, con los cuatro pases de touchdown sin intercepción de Matthew Stafford, y el daño que provocaron Cooper Kupp y DeSean Jackson a la secundaria de los Bucs, como a la defensiva, con Aaron Donald otra vez en calidad de imbloqueable, presionando sin descanso a Tom Brady. El primer partido de NFL jugado por Brady en Los Angeles no terminó como esperaba, sucumbiendo por 34-24, pero hay tiempo para enderezar la nave y aspirar a defender su título de Super Bowl en este mismo estadio.


New York Jets en Denver Broncos

Otra semana, y otro desempeño abismal para un Zach Wilson que simplemente no cuenta con las armas para dar pelea al frente de la ofensiva de los Jets. Los Broncos, en cambio, aprovecharon una buena repartición del ovoide por tierra para blanquear a los neoyorquinos por 26-0, y mantenerse invictos en la Conferencia Americana.


Miami Dolphins en Las Vegas Raiders

Después de ponerse sorpresivamente arriba por 14-0 al inicio del encuentro, todo pareció ir cuesta abajo para los Dolphins. Jacoby Brissett la pasó mal la mayor parte del juego, hasta que apretó los tornillos al final, con valiente touchdown terrestre. Al otro lado del campo, Derek Carr se repuso de un pésimo inicio de partido, valiéndose de Hunter Renfrow para hacer funcionar a un ataque que por segundo partido consecutivo no contó con Josh Jacobs. Miami cayó en el desierto de Nevada por 31-28 después de forzar la prórroga y empatar en la misma, con una actuación muy digna de Brissett.

Washington Football Team en Buffalo Bills

Jugar con corazón no significa jugar bien, y es lo que hay que saber cuando se habla de Taylor Heinicke y la frase "quarterback titular" en el mismo enunciado. En cambio, Josh Allen y los Bills se consolidan como uno de los equipos a temer en la AFC después de iniciar la temporada con derrota, con el pasador tirando cuatro pases de touchdown sin intercepciones en la vapuleada de Buffalo sobre Washington, por 43-21.


Chicago Bears en Cleveland Browns

No es momento de desesperarse con Justin Fields y un día muy malo en su primer inicio como quarterback titular de NFL. Después de todo, los coaches de los Bears realmente no le brindan gran oportunidad de entrar en ritmo lanzando, con muy pocos pases por diseño, y un total de nueve capturas. Después de todo, este equipo tampoco tiene el demoledor juego terrestre que ayude a compensar esa parte del juego. Cleveland no arrancó con rapidez el juego, pero no tardó en encontrar éxito, particularmente gracias a la versatilidad de un Kareem Hunt quien le hizo daño a Chicago por aire y por tierra en la victoria de los Browns por 26-6.


Baltimore Ravens en Detroit Lions

Los pases dejados caer de los Ravens siguen siendo un obstáculo mayúsculo semana a semana, y Marquise Brown nos lo recordó ante los Lions. Parecía que habría buena suerte para Baltimore para un partido en el que no contaron con una porción importante de su defensiva contra Detroit con pocas armas ofensivas como rival en turno, pero el partido fue mucho más sufrido de lo que se pennsaba. Lamar Jackson mantuvo las cadenas en movmiento, y puso a Justin Tucker en posición para ganar el juego con un gol de campo récord de la NFL de 66 yardas, para quedarse con una dramática victoria de 19-17.


Indianapolis Colts en Tennessee Titans

Un inicio dudoso de Ryan Tannehill se convirtió en una actuación de tres pases de touchdown, y Derrick Henry volvió a demostrar que es uno de esos raros corredores que se fortalece conforme avanza el partido. Indianapolis sí pudo contar con Carson Wentz, quien estuvo en duda casi hasta el último momento, pero eso fue insuficiente para salvar a los Colts de una derrota divisional por 25-16 ante los Titans.


Los Angeles Chargers en Kansas City Chiefs

Quizás el mejor partido de la primera tanda, más allá del resultado se confirma que Kansas City no está en este punto de la temporada --la Semana 3-- entre la élite de los equipos de la NFL, adoleciendo de una defensiva de primera línea, particularmente entre linebackers, y sufriendo demasiadas entregas de balón. Además, el lado derecho de la línea ofensiva tiene sus problemas. En cambio, los angelinos sí lucen como un equipo en ascenso, capaces de jugadas grandes, y en busca de la consistencia que los haga llegar a los partidos semana a semana como favoritos al triunfo, como el de esta semana en Arrowhead, por 30-24.


New Orleans Saints en New England Patriots

El grupo de receptores de New England, con todo y las adiciones de temporada baja, sigue sin lograr separación consistente de los defensivos, y esta tarde sufrieron ante una muy veloz defensiva de los Saints. Para New Orleans, Jameis Winston se recuperó de una muy mala actuación en la jornada previa, con un juego que se volcó nuevamente hacia lo conservador pero sin perder eficiencia en una victoria clara por 28-13.


Atlanta Falcons en New York Giants

Saquon Barkley encontró la zona de anotación en uno de los momentos más satisfactorios en su regreso al campo de juego. En Atlanta, el novato Kyle Pitts no logra encontrar el protagonismo que se espera de él, mientras que el juego terrestre de Cordarrelle Patterson no consiguió sorprender a los neoyorquinos como los rivales previos de los Falcons, pero una intercepción dejada caer de los Giants resultó en una derrota por 17-14 para los de casa.


Cincinnati Bengals en Pittsburgh Steelers

No cesa el castigo físico contra Ben Roethlisberger y cada vez es más doloroso verlo levantarse una y otra vez después de cada golpe. Para Cincinnati, Ja'Marr Chase ya es oficialmente una máquina de touchdowns en la NFL, y da mucho gusto ver a Joe Burrow jugando con confianza, incluso en un escenario tradicionalmente muy complicado para los Bengals como Heinz Field. Cincy escapó con una valiosa victoria de visita, por 24-10, en un partido que pinta para definir al sotanero de la AFC Norte.


Arizona Cardinals en Jacksonville Jaguars

Una de las jugadas más emocionantes del domingo ocurrió cuando Jamal Agnew devolvió un intento fallido de gol de campo de 68 yardas con 2 segundos por jugar en la primera mitad todo el camino hasta el touchdown, en un instante en el que parecía que Jacksonville podía hacerse con el momento del partido. Lamentablemente, la ofensiva no tiene modo de mover el ovoide con consistencia y Jacksonville mantiene la senda hacia la primera selección global del draft, nuevamente, tras caer por 31-19 ante unos Cards que serán bien peligrosos cuando Kyler Murray recorte sus errores mentales.