El corredor Jonathan Taylor de los Colts es el Coloso de la Semana 11

play
Las actuaciones colosales de la Semana 11 en la NFL (1:31)

Javier Trejo Garay conforma el podio de jugadores que la rompieron en una jornada más de futbol americano profesional. (1:31)

El líder corredor de la NFL, y estelar de Indianapolis, tuvo la mejor exhibición de su corta carrera ante Buffalo para alzarse como el mejor de la jornada

La Semana 11 de la temporada regular del 2021 en la NFL fue particularmente brillante para la posición de corredor, con cuatro apareciendo en la lista de los más destacados de los encuentros dominicales, incluyendo a quien se hizo con el puesto de honor.

Curiosamente, los quarterbacks no dieron necesariamente lo esperado, con apenas uno de ellos ganándose un puesto en nuestra lista semanal.

Jonathan Taylor, corredor, Indianapolis Colts

En una temporada en la que hemos sufrido, semana a semana, para ofrecer candidatos típicos para el premio de Jugador Más Valioso de la NFL, quizás sea momento de mirar afuera de la caja.

Quarterbacks han ganado en 13 de los últimos 14 años el premio individual más importante en la liga, incluyendo los últimos ocho en fila. Sin embargo, en una campaña en la que ningún pasador ha conseguido mantener un elevado nivel de juego a lo largo de todos sus partidos, ¿por qué no pensar en el mejor corredor de la NFL de la actualidad?

Taylor lideró la decisiva victoria de los Colts sobre los Buffalo Bills, con una actuación de 32 acarreos para 182 yardas con touchdowns por tierra, incluyendo un promedio de 5.8 yardas por intento ante una unidad que es considerada entre las mejores de la NFL.

Adicionalmente, atrapó tres pases para 19 yardas, incluyendo uno atrasado que también depositó en las diagonales, siendo el único envío anotador del día para su quarterback, Carson Wentz.

De no haber sido por la lesión a Derrick Henry, podríamos estar discutiendo entre dos corredores para Jugador Más Valioso, pero sin el estelar de los Tennessee Titans para lo que resta de la campaña regular, Taylor podría tomar el escenario principal. Por el momento, es el único corredor de la liga que ha superado la barrera de las 1,000 yardas terrestres (1,122), y también lidera a la NFL en touchdowns terrestres, con 13. Su promedio de 5.81 yardas por acarreo es el segundo mejor entre todos los corredores, apenas por debajo de los 5.99 de Nick Chubb.

Sin embargo, lo más importante es que tiene a los Colts jugando su mejor nivel de fútbol americano en la campaña, incluyendo la victoria del día de hoy sobre el equipo que para muchos es el favorito para representar a la AFC en el Super Bowl LVI. Lleva seis partidos de al menos 100 yardas terrestres en el año, y no es coincidencia que esos son los seis mismos juegos que ha ganado Indy en el año.

Menciones honoríficas

Davante Adams, receptor abierto, Green Bay Packers. Lo vemos cada semana, y seguimos sin entender exactamente cómo es que Adams y Aaron Rodgers logran una sincronía tan perfecta sobre el emparrillado, la mejor para cualquier dupla receptor abierto-quarterback en la NFL actual. Ante Minnesota, fueron siete recepciones para 115 yardas y dos touchdowns que, desafortunadamente para Green Bay, resultaron insuficientes para llevarse a casa el triunfo divisional.

Nick Chubb, corredor, Cleveland Browns. El quarterback de los Browns no está pasando por un momento brillante en su carrera, pero no importa mientras Cleveland cuente con Chubb. El corredor estelar acarreó el ovoide 22 veces para 130 yardas, y atrapó dos pases para 14 yardas, incluyendo uno de touchdown, en la victoria de los Browns sobre los Lions, un compromiso que no fue particularmente brillante, pero donde no era opción para Cleveland dejar escapar un partido en casa ante un rival de ese calibre.

Austin Ekeler, corredor, Los Angeles Chargers. Como si la jornada dominical no hubiera estado ya muy cargada hacia la posición de corredor, Ekeler brindó una actuación magistral en el duelo nocturno, con 11 acarreos para 50 yardas y dos touchdowns por la vía terrestre, acompañados de seis recepciones para 65 yardas y otras dos anotaciones por la vía aérea, en la sufrida victoria de los Chargers ante los Steelers en SoFi Stadium.

Justin Jefferson, receptor abierto, Minnesota Vikings. Nadie puede dudar que los Vikings poseen algunos de los jugadores más explosivos cuando se trata de ofensiva en la NFL, comenzando por Jefferson. Que los sepan aprovechar semana a semana, ya es otra cosa. Ante los Packers, Jefferson respondió al llamado, con ocho recepciones para 169 yardas y dos touchdowns ante una defensiva que había hecho un trabajo notable a lo largo de las tres semanas previas. Minny sufrió para superar a Green Bay, necesitando exprimir el reloj de juego al máximo en el cuarto periodo para no darle una oportunidad final a Aaron Rodgers, pero Jefferson puso a los Vikes en posición de ganar, en primera instancia.

Chris Jones, tackle defensivo, Kansas City Chiefs. A veces, es sencillo pasar por alto el impacto que puede tener un liniero defensivo en un partido, pero ese no fue el caso de esta noche en Arrowhead. Jones estuvo prácticamente pintado toda la noche sobre Dak Prescott, a quien capturó en 3.5 ocasiones y apresuró en otras. Además, recuperó uno de los balones sueltos de los Cowboys, y por si fuera poco, cerró con broche de oro desviando sobre la línea de golpeo el pase de Prescott que terminó en intercepción en zona roja, sentenciando la derrota de Dallas en el último minuto.

Joe Mixon, corredor, Cincinnati Bengals. Los Bengals se han convertido en un equipo bastante gitano, capaz de jugar como los clubes de primera línea, pero también capaz de caer ante los del sótano. Este domingo, vimos la versión buena. Mixon corrió el ovoide 30 veces para 123 yardas con dos touchdowns, encabezando al ataque de Cincy en su victoria sobre los Raiders en el desierto de Las Vegas, lo que permite a los Bengals mantener el paso en una AFC Norte donde los líderes Ravens también triunfaron.

Aaron Rodgers, quarterback, Green Bay Packers. Si hay una garantía con Rodgers en el gatillo, es que no se puede descontar a los Packers, sin importar lo que haga el ataque del rial. Rodgers completó 23 de 33 envíos para 385 yardas con cuatro touchdowns y cero intercepciones, y sumó 21 yardas terrestres en dos acarreos. Los Vikes hicieron un trabajo fenomenal, acabándose el reloj de juego en la serie final, una que culminaron con el gol de campo del triunfo, porque parecía una certeza que de recibir una oportunidad más, Rodgers, el triunfo se hubiera inclinado a los de Green Bay.

D'Andre Swift, corredor, Detroit Lions. No muchas cosas han salido bien para Detroit en el año, eso está claro. Hoy, al menos, Swift sacó la cara por los Lions. En apenas su tercer inicio de la campaña, Swift acumuló 136 yardas y un touchdown terrestre en apenas 14 acarreos. Fue su segundo partido de al menos 100 yardas terrestres en la campaña, y llegan en jornadas consecutivas. Swift necesita cerrar con mucha fuerza la campaña, si es que no quiere verse reemplazado definitivamente después de apenas dos años en Detroit, a donde llegó con altas expectativas como recluta de segunda ronda del 2020.