'Jimmy Garoppolo, ¿qué has hecho por mí últimamente?': Repetición Instantánea

Quizá parezca contradictorio, pero Jimmy Garoppolo debe estar tranquilo por las críticas de las que es objeto y que no cesan pese a ganar partidos importantes, como en el que guió la remontada con la que los San Francisco 49ers ganaron el último boleto a Playoffs en la NFC.

Un jugador intrascendente no suele ser el blanco de críticas tan incisivas como Garoppolo.

Si bien “Jimmy G” está lejos de ser un quarterback de elite, tampoco es el peor. Se le puede cuestionar su durabilidad luego de sólo jugar una temporada completa en sus cinco años en San Francisco, pero si algo ha hecho Garoppolo cuando está sano y en momentos clave es dar el paso al frente para sacar a los 49ers adelante.

Sin embargo, con el quarterback de los 49ers, la pregunta de sus críticos es, ‘¿Qué has hecho por mí últimamente?’. La memoria de los aficionados es corta y en ocasiones, hasta inexistente.

Cuando lanzan sus críticas, varios olvidan, o convenientemente alegan demencia que en 2016, cuando Tom Brady cumplía con una suspensión de seis juegos por el infame "Deflategate", Garoppolo ganó los dos partidos que inició como titular, victorias que ayudaron a los New England Patriots a ganar la primera siembra en la AFC camino a ganar el Super Bowl.

En 2019, cuando estuvo sano toda la campaña, Garoppolo ayudó a San Francisco a llegar al Super Bowl y el domingo pasado, en un juego en el que los 49ers debían ganar para ir a la Postemporada, el No. 10 se repuso de dos intercepciones para remontar un marcador adverso de 17-0, lanzó un pase de touchdown en los últimos segundos del cuarto periodo para empatar la pizarra y llevó a su ofensiva a anotar el gol de campo con el que los gambusinos, como visitantes, vencieran 27-24 a Los Angeles Rams para ganar su pase a Playoffs.

En la serie en la que los 49ers empataron el marcador 24-24, Garoppolo se mantuvo firme en la bolsa de protección ante la fuerte presión de los Rams y encontró a sus receptores, quienes, una vez con el balón en sus manos, aprovecharon su habilidad y espacios para ganar más yardas.

Con 35 segundos por jugar en el tiempo regular, dentro de la bolsa, Garoppolo encuentra a Jauan Jennings sin marca en medio del campo para el touchdown que forzó al tiempo extra, donde el No. 10 conectó los pases necesarios para poner a Robbie Gould en posición de ganar el juego con su gol de campo.

Garoppolo respondió cuando los 49ers más lo necesitaban, pero los críticos no callaron y prefirieron seguir con los señalamientos en redes sociales por las intercepciones que el pasador sufrió en el juego para probar que tienen razón en señalar que es un mal quarterback, incluso aficionados de los 49ers y algunos de ellos hasta dicen no poder esperar a tener a un mejor quarterback.

Ese pasador que tanto anhelan quizá esté en la banca, Trey Lance, pero es válido afirmar que, ante la presión del momento por lo que estaba en juego para San Francisco, Lance no hubiera sacado al equipo luego de lo que mostró en su primera temporada en la NFL, que incluyó dos juegos como titular con Garoppolo lesionado.

El coach Kyle Shanahan tiene razón al señalar que, actualmente, Garoppolo es quien le da mayores posibilidades a los 49ers de ganar.

No son pocos los aficionados de los 49ers que insisten en que el equipo estaría mejor sin Garoppolo.

No te olvides de participar en el Super Bowl Challenge, arma tus picks y juega ahora.

Tengan cuidado con lo que desean, porque se les puede hacer realidad. Es más fácil encontrar quarterbacks que colapsan en momentos clave como le sucedió a Carson Wentz en Jacksonville o como el espectacular y productor de yardas por aire, pero poco eficiente, Kirk Cousins, por mencionar a algunos.

El mercado de quarterbacks es limitado y hasta ahora, Garoppolo ha demostrado estar por arriba del promedio. Al final, es el único quarterback con el que los 49ers han llegado a Playoffs los últimos ocho años.