Ben Roethlisberger mira hacía el siguiente capítulo, luego de la derrota contra Chiefs ¿su última derrota en la NFL?

play
Lalo Varela: Big Ben es ahora solo Ben (1:28)

El QB de Pittsburgh se despidió del equipo con una derrota, cayendo 42-21 ante Kansas City en el Wild Card. (1:28)

No está claro si Roethlisberger saldrá de la liga o buscará un nuevo equipo; sus planes los limita a jugar con sus hijos en vacaciones

KANSAS CITY, Mo. -- El mariscal de campo de los Steelers, Ben Roethlisberger, no usó la palabra retiro luego de la derrota de Pittsburgh por 42-21 en los playoffs ante los Kansas City Chiefs, pero calificó su carrera de 18 años con la franquicia como "un honor" y dijo él está "esperando" el próximo capítulo.

Roethlisberger y los Steelers no pudieron extender su temporada como esperaban luego del duelo de comodines de la AFC del domingo por la noche en el Arrowhead Stadium, uno en el que terminó con 29 de 44 pases para 215 yardas y dos anotaciones en la segunda mitad, aunque con un juego más que decidido.

Luego, la mayoría de los involucrados actuaron y hablaron como si hubieran visto a Roethlisberger jugar por última vez para el único equipo cuyo uniforme ha usado en su carrera en la NFL.

"Hombre, fue el 7. Ha sido un honor y un placer", señaló el entrenador de los Steelers, Mike Tomlin.

Al describir sus emociones al salir del juego y salir del campo, Roethlisberger puntualizó: "Sí, es difícil, pero estoy orgulloso de jugar con estos muchachos. Dios me ha bendecido con la habilidad de lanzar un balón de fútbol americano y me ha bendecido para jugar en la ciudad más grandiosa, en Pittsburgh, con los mejores fanáticos y el mejor equipo y jugadores de fútbol americano. Y ha sido verdaderamente una bendición, y estoy muy agradecido con él por la oportunidad que me ha brindado”.

"Son un grupo de muchachos que lucharon, que pelearon duro y compitieron. No siempre fue bonito, pero hay muchos juegos en los que encontramos una manera. Estoy muy orgulloso de este grupo de hombres y la forma en que luchan, por el negro y el oro, por nuestros fanáticos. Ha sido un honor jugar con ellos".

Justo después de que el reloj llegara a 0:00, Roethlisberger compartió un momento en el campo con el mariscal de campo de los Chiefs, Patrick Mahomes, quien terminó la noche con 404 yardas aéreas y cinco touchdowns.

"Qué buen jugador de fútbol americano", aceptó Roethlisberger. "Mucho respeto. Dijo que tenía que conseguir un jersey, y yo dije: 'También necesito una'".

Del mismo modo, Mahomes describió a Roethlisberger como "un tremendo jugador por el que tengo mucho respeto: la forma en que juega, el competidor que es".

"Ha ganado Super Bowls. Es un tipo al que he visto crecer y le tengo mucho respeto. Eso es lo que le dije, que, si este es su último partido, lo hizo de la manera correcta".

"El 7, hombre, la forma en que luchó, la forma en que siempre nos dio una oportunidad, cuando hablas de tener dureza como mariscal de campo, cuando hablas de un tipo que te dará todo lo que tiene, no pido más que eso", señaló el tackle defensivo de los Steelers, Cam Heyward. "Desde que llegué aquí... tuvimos un tipo que nos dio una oportunidad; cuando comenzamos una temporada, sabía que es un mariscal de campo ganador del Super Bowl. No hay muchos mariscales de campo que puedan hacer lo que él hace”.

Roethlisberger ha jugado 249 partidos de temporada regular para los Steelers, y el del domingo por la noche marcó su apertura de postemporada número 23.

Roethlisberger, que cumplirá 40 años el 2 de marzo, no ha anunciado formalmente su retiro de la liga. Pero lo había insinuado incluso antes del último partido en casa de los Steelers de la temporada regular en la Semana 17 cuando estipuló que "todas las señales apuntan a que podría ser eso".

El domingo, un contingente de fanáticos de los Steelers hizo la peregrinación a Arrowhead, sentados detrás de la línea de banda de los Steelers con letreros de "Gracias, Ben" y "Gracias, No. 7" desde dos horas antes del inicio del partido hasta el último segundo de una noche decepcionante. Un grupo tenía cuatro fotos grandes, del tamaño de una llanta de camión, de la cabeza de Roethlisberger”.

Roethlisberger informó que su futuro inmediato probablemente incluiría "tubos y trineos" en la nieve con sus hijos el lunes y que dejar de jugar "probablemente me golpee cuando llegue el momento del campamento de entrenamiento".

"A medida que avanzamos de un capítulo al siguiente, será diferente, pero será divertido y un nuevo desafío, y lo espero con ansias", reflexionó Roethlisberger.

Terminará su carrera entre la élite del juego en la posición, entre los 10 primeros de casi todas las principales categorías de pases, con dos victorias en el Super Bowl y seis selecciones de Pro Bowl en una carrera en la que la AFC también incluyó a jugadores como Peyton Manning y Tom Brady la mayor parte del tiempo.