La historia de Frank Schmidt: de vencer al Bayern con un equipo amateur a quedarse a un gol de la Bundesliga

Frank Schmidt Getty Images

Frank Schmidt puede no ser un nombre reconocido en el futbol, ​​especialmente fuera de Alemania, pero su historial muestra logros notables y sorprendentes en el deporte. Este lunes, se quedó cerca de escribir otro capítulo con el empate a 2-2 ante Werder Bremen por un lugar en la Bundesliga.

El técnico de 46 años intentaba llevar a Heidenheim a la Bundesliga por primera vez en la historia. Para eso, necesitaba vencer a Werder Bremen, en el juego de vuelta del repechaje, que terminó igualado a dos.

Como el partido de ida terminó en un empate a cero goles, un empate con goles garantizaba al Werder permanecer en la élite. El equipo local necesitaba cualquier victoria en la Voith-Arena para completar su impresionante período de ascenso bajo el mandato de Schmidt.

Al frente del equipo desde 2007, después de retirarse del club como futbolista, asumió el cargo cuando Heindeheim todavía estaba en la cuarta división.

Desde entonces, tuvo campañas sólidas y ascendió. Lo más destacado es el título de la tercera división en la campaña 2013-14, el mismo año en que RB Leipzig también fue promovido, quedando rezagado en la diferencia de goles.

Desde entonces en la Bundesliga 2, Heidenheim llegó a ser sexto en la temporada 2016-17 y fue quinto lugar en la campaña pasada y tercer lugar en la temporada actual. El equipo llegó a la zona de playoffs al vencer al Hamburgo.

Sin embargo, antes de esta impresionante historia de 13 años al frente del equipo, Schmidt ya había escrito uno de los capítulos más sorprendentes en la historia del fútbol alemán. En agosto de 1994, el jugador defendía al TSV Vestenbergsgreuth, que venció al Bayern Múnich por 1-0, eliminando al gigante de Alemania en la primera ronda de la Copa de Alemania. En ese momento, los bávaros tenían en su plantilla a jugadores como Oliver Kahn y Lothar Matthäus, Jorginho y Mehmet Scholl.

El equipo vencería a Homburg por 5-1, antes de caer ante Wolfsburgo en penales en los octavos de final.

"No creo que mis jugadores estén interesados ​​en lo que sucedió hace 26 años. Pero, por supuesto, fue algo que me ayudó en mi formación", dijo el entrenador en una entrevista con el sitio oficial de la Bundesliga.

"Tengo una aspiración y un deber, así como mi equipo, y lo llevaré a cabo hasta el final. Daré todo y haré lo que funcione hasta el final. Esa es la naturaleza del futbol, ​​es un juego y todo es posible", agregó.