Nacho Scocco se despidió del fútbol y Newell's Old Boys

Nacho Scocco no pudo evitar las lágrimas en su conferencia de prensa de despedida como futbolista en Newell's Old Boys, el lugar donde aseguró: "Fui muy feliz acá, como nunca imaginé que lo podía ser. Por eso, siempre que tuve la posibilidad, elegí volver".

"Quería despedirme acá, en el lugar donde fui feliz y donde pasé los momentos más lindos de mi carrera", abrió su exposición en el Coloso Marcelo Bielsa.

"Si bien ya lo venía pensando, cuando llega el momento se hace difícil. Me voy en paz y tranquilidad. Si bien me hubiese gustado hacerlo dentro de la cancha, al fútbol no le puedo pedir más".

"Cuando pienso en Newell's se me vienen muchas cosas a la cabeza. Cuando pisé por primera vez Bella Vista no imaginaba todo lo que iba a vivir. Nunca me voy a olvidar de los dos campeonatos, siempre estarán en mi cabeza y mi corazón".

"Como dijo Bielsa, hay más momentos malos que buenos, y la gente de Newell's siempre estuvo en las malas".

Pero explicó: "Para defender esta camiseta hay que estar al 100 por 100, pero de la cabeza estaba bastante cansado. Hubiese sido egoísta de mi parte seguir".

"Me gustaría estar en un futuro ligado a Newell's porque es mi casa. Acá me formé como jugador y persona. Siempre que me necesiten voy a estar".

"Si antes de empezar mi carrera me decían que iba a salir campeón dos veces con Newell's, lo firmaba. Pero una espina clavada es la Libertadores de 2013. Sentíamos que podíamos conseguirlo".

"Lo que más voy a extrañar es salir a la cancha y ver el estadio lleno. Cuando veía eso me olvidaba de todo y disfrutaba".

"Maxi (Rodríguez) está negociando con el presidente de Hughes, nos vamos a divertir y la vamos a pasar bien, lo vamos a disfrutar muchísimo".

"Con Maxi fui formando una relación de familias. La ovación de la gente en la despedida de Maxi la tomé como una despedida".

"Hace de los 14 años que hago siempre lo mismo. No se hacer otra cosa. Me veo ligado al futbol en mi pueblo formando jugadores".

"El título de 2004 me marcó para toda la vida porque muchos jugadores se retiraron y nunca salieron campeones".

"Lamentablemente lo dejamos solo a Pablo (Perez)".

"Una espina que me quedó clavada fue la Libertadores de 2013. En lo personal me hubiese gustado ser el goleador histórico del club".

"No quiero ser una carga para el club para que organicen un partido despedida. Me alcanza con el cariño de la gente".

"Aprovecho a agradecer al Tata (Gerardo Martino) que me abrió las puertas para que pueda volver".