Barbacoa y prisioneros llorando: la despedida de Ronaldinho de prisión

play
Ronaldinho sentenciado a prisión domiciliaria y a pagar fianza (2:54)

Jorge Ramos comenta la última noticia acerca de la situación del exfutbolista brasileño, en Paraguay. (2:54)

ASUNCIÓN -- La despedida de Ronaldinho Gaúcho de las instalaciones de la Agrupación Especializada, en Asunción, Paraguay, donde estuvo encarcelado durante 32 días, estuvo marcada por una barbacoa realizada por los prisioneros y muchos llantos.

Reportes señalaron que tan pronto como salió de la corte, Ronaldinho y su hermano mayor y empresario, Assis, regresaron a prisión para despedirse de sus colegas, quienes prepararon una barbacoa, convivieron y se despidieron, prometiendo regresar a visitarlos antes de regresar a Brasil.

Los que siguieron la despedida del brasileño dijeron que muchos prisioneros lloraron. Se mostraron emocionados.

La solicitud de arresto domiciliario de Ronaldinho y Assis fue aceptada el martes después del pago de la fianza de 1.6 millones de dólares a través de una cuenta personal de Ronaldinho (800 mil dólares cada uno).

'Dinho' y su hermano cumplirán en el Hotel Palmaroga, ubicado en el centro histórico de la capital paraguaya, su arresto domiciliario. Tanto Ronaldinho como Assis creen que pronto serán recuperarán su libertad y podrán regresar a su país.

Aunque también creen que ahora deben esperar el final de la cuarentena debido a la pandemia de coronavirus. La defensa del exjugador de Barcelona y su hermano entiende que el tribunal paraguayo no tiene cargos en su contra.

Assis se ha mostrado más tranquilo después de un mes que, según informó a personas cercanas a él, fue "muy difícil y complicado". También organizó una visita de sus padres al hotel tan pronto como se reabran las fronteras entre Brasil y Paraguay tras la cuarentena.

El caso es seguido y monitoreado por Barcelona, ​​el club donde jugó Ronaldinho y se convirtió en embajador.

Los hermanos Asís han estado en Paraguay desde el 4 de marzo, cuando participarían en eventos promovidos por la empresaria Dalia López, quien es buscada por los tribunales. Presentaron documentos falsos (certificado y pasaporte) a su llegada al país y, por lo tanto, fueron arrestados el 6 de marzo.

La defensa ya había intentado en otras tres ocasiones conseguir el arresto domiciliario y/o la libertad de ambos, pero las solicitudes habían sido rechazadas.