París, la ciudad del amor, de la luz y de las ratas

La capital francesa continúa brillando esta semana con la Final de la Champions League y la búsqueda del título N° 14 de Rafael Nadal en Roland Garros

Hay tres formas conocidas para referirte a París, la primera y más utilizada es cuando la gente le llama "la ciudad del amor", para los menos románticos es "la ciudad de las ratas", y para los que buscan más a fondo es "la ciudad de la luz". Existen varias teorías del porqué de este último apodo, el cual nos remonta hasta el siglo XIX, cuando las calles de París estaban perfectamente iluminadas durante toda la noche, y su belleza provocó que gente de diferentes países visitará la capital francesa para ver el espectáculo visual. Y eso es algo que hasta nuestra época no ha cambiado, personas de todo el mundo viajan a este destino no solo por el alumbrado, sino porque el espectáculo continúa y brilla con todo su esplendor, sobre todo esta semana.

El director del Observatorio de Turismo de la capital francesa, Thomas Deschamps ha declarado que "París está lleno" esto de cara a la final de la Champions League que se estará llevando a cabo el próximo 28 de mayo entre el Liverpool y el Real Madrid. Con la ciudad a tope y las reservas de hoteles que rozan el 90 por ciento de ocupación, la realidad es que la ciudad no tuvo que esperar al fin de semana para que comenzará la actividad. Desde el lunes 23 de mayo, Rafael Nadal inicio su aventura en Roland Garros, el "Rey de la arcilla" volvió a pisar el Philippe Chatrier en búsqueda de su corona N° 14 en la capital francesa, y lo ha hecho con buenas sensaciones sin mostrar señales de los problemas que había tenido durante los últimos meses. Incluso el mismo Nadal reconoció después de su primera victoria del segundo Grand Slam del año que, París, es el lugar más importante de su carrera, donde ha vivido las emociones más fuertes, y que es un honor para él formar parte de la historia. Un cuento de hadas con tanta pasión, que no podría tener otra sede más que "la ciudad del amor".

Y ya que estamos hablando del amor, nunca ha sido un secreto que Rafael Nadal es un gran fanático del Real Madrid, "El Rey de la Arcilla" y "Los Reyes de Europa" buscan brillar por decimocuarta vez en sus torneos respectivamente. Pero como en muchas historias de amor, tiene que haber un corazón roto, y en esta ocasión los dolidos son los Merengues, pues cuando creían que ya habían conseguido el romance por el que tantos años habían peleado y procurado, Kylian Mbappé se convirtió en el amor platónico e imposible de Florentino Pérez. El PSG se volvió el tercero en discordia, un equipo parisino que ante los ojos de muchos se volvió sinónimo de una relación toxica y sin futuro o que por lo menos funciona por interés.

Para muchos aficionados merengues, París en este momento no podría tener mejor apodo que "La ciudad de las ratas", sin embargo, esta perspectiva puede cambiar en caso de que La Orejona decida regresar con el amor de su vida, o por lo menos con quien ha pasado la mayor parte de su tiempo. Al frente un rival nada sencillo, un Liverpool que quiere poner todas las cartas sobre la mesa para evitar que esto suceda, al final hay que recordar que en la Guerra y en el Amor, todo se vale.