Insigne trabaja parcialmente y Chucky Lozano se mantiene como opción ante Barcelona

El capitán del Napoli, Lorenzo Insigne, ya pudo trabajar con el resto del equipo, aunque no hizo los ejercicios completos

ROMA - Lorenzo Insigne, capitán del Nápoli, trabajó parcialmente con el grupo en la sesión de este jueves en el centro deportivo de Castelvolturno tras su lesión en el abductor del muslo izquierdo sufrida el 1 de agosto, cuando faltan dos días para la visita al Barcelona en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Insigne se ha sometido a terapias, parte del trabajo en el gimnasio y parte en el campo con el grupo", informó el Nápoli en un comunicado oficial.

Es el primer día en el que Insigne puede trabajar, al menos parcialmente, junto al resto de sus compañeros tras lesionarse en el tendón del abductor del muslo izquierdo durante el Napoli-Lazio, último partido de la Serie A 2019-2020.

El italiano realizará este viernes un test decisivo para entender si podrá formar parte del trascendental partido del Camp Nou, en el que los dos equipos saldrán del 1-1 de la ida, decidida por los golees del belga Dries Mertens y el francés Antoinee Griezmann.

De no recuperarse a tiempo, el mexicano Chucky Lozano es uno de los favoritos para formar el tridente ofensivo junto a Mertens y el español José Callejón.

Nápoli, a superar su barrera de octavos

El Nápoli visitará al Barcelona decidido a sellar una hazaña, contra un equipo que no pierde en casa en Europa desde 2013, y a avanzar por primera vez en su historia a los cuartos de final de la Liga de Campeones, después de que los octavos de final hayan representado su máximo logro en la competición.

El 1-1 de la ida, disputada en febrero en el San Paolo, obliga al equipo entrenado por Gennaro Gattuso a marcar en el Camp Nou para tener opciones de meterse en cuartos, después de caer en octavos en sus dos anteriores experiencias, contra el Chelsea en 2012 y el Real Madrid en 2017.