Villas-Boas, rival del City en la Champions, nació millonario y fue el DT más caro de la historia

André Villas-Boas, siguiente contrincante del City, puede presumir que llegó a ser el técnico más caro de la historia

El técnico del Olympique de Marsella, André Villas-Boas, afrontó este martes un gran reto ante el Manchester City por la segunda fecha de la Fase de Grupos de la Champions League.

Nacido en una familia de la alta burguesía portuguesa que comercializaba vinos de Porto en Manchester, Villas-Boas es nieto de una inglesa y bisnieto del vizconde de Guilhomil. Su padre dirigía una fábrica de automóviles.

Fanático del juego "Football Manager", Villas-Boas nunca fue un atleta profesional y entró al mundo del futbol a la edad de 16 años después de conocer al entrenador Bobby Robson, quien dirigía al Porto, el equipo del cual es seguidor.

"Vivían en el mismo edificio, y André le preguntó en el ascensor por qué no utilizaba al delantero Domingos Paciência, su gran ídolo. A Robson le gustó la plática y le pidió a André que hiciera un informe después del próximo juego y se lo entregara", dijo el periodista Pedro Cunha, coautor del libro "Fenómeno Villas-Boas", a ESPN.com.

El joven dejó un informe tan bien hecho en el buzón del entrenador que Robson le consiguió trabajo en el Porto. Tras completar los cursos, el portugués tuvo su primera experiencia como técnico profesional a los 21 años con la selección de Islas Vírgenes Británicas y acúmulo varios descalabros -entre ellos una derrota por 14-0-.

Cuando regresó al Porto, se convirtió en uno de los asistentes de José Mourinho. El portugués era el encargado de analizar a los rivales y observar los futuros fichajes y siguió a "Special One" con Chelsea e Inter de Milán por lo que juntos ganaron la Champions League, la Europa League, la Primeira Liga y la Premier League.

Comienzo meteórico

Después de varios años trabajando con Mourinho, Villas-Boas se hizo cargo de la Académica de Coimbra, que ocupaba los últimos lugares del campeonato portugués, y lo llevó al séptimo lugar en la temporada 2009/2010.

"Una vez el portero Ricardo Nunes se dio cuenta de que se le olvidaron los documentos cuando llegó al aeropuerto. No iba a poder entrar al campo en un partido que sería en la isla de Madeira. André pagó un taxi de su propio bolsillo de Lisboa a Coimbra, a unas dos horas de distancia, para recoger los documentos. La factura fue unos miles de euros", dijo Pedro.

"Ricardo llegó a tiempo para jugar. André es un chico que lo da todo por el equipo y crea una conexión muy fuerte con los jugadores", dijo.

Poco después, el técnico fue contratado por el Porto, y consiguió una racha invicta con los Dragones y con récord de diferencia de puntos (21) con el segundo puesto, el Benfica dirigido por Jorge Jesús.

"Nadie esperaba que fuera a Porto. Fue una apuesta arriesgada del presidente Pinto da Costa, quien es amigo de los padres de André. Nos quedamos sin palabras. Empezó con malos resultados en la pretemporada, pero después de ganar la Supercopa al Benfica por 2-0 todo cambió", dijo Pedro.

Armó un equipo que tenía en el ataque a James Rodríguez, Falcao García y Hulk, que tuvo mucho éxito y goleó 5-0 al equipo de Jesús.

El más caro de la historia

Después de solo un año, Villas-Boas protagonizó la transferencia más cara en la historia de un entrenador. En 2011, el Chelsea pagó la increíble cantidad de 15 millones de euros al Porto para hacerse de los servicios del portugués.

Un valor muy alto para un entrenador que tenía solo 33 años en ese momento, poca experiencia y era visto como uno de los técnicos más prometedores del mundo.

El frustrante paso del "Special Two" por Stamford Bridge duró solo siete meses y terminó con un amargo despido. La salida fue impulsada por malos resultados en el campo y problemas con figuras del equipo como Lampard y Drogba. Roberto Di Matteo, quien se hizo cargo del equipo, llevó a los Blues a ganar la Champions League al final de esa temporada.

"Llegó a un vestuario lleno de 'viejos zorros' que no tenían nada que ver con el Porto ni con el Académica", dijo Pedro.

Villas-Boas tomó las riendas del Tottenham a mediados de 2012, pero dejó el club londinense en diciembre del año siguiente después de caer en casa por 5-0 ante el Liverpool. En la misma temporada, fue al Zenit, donde permaneció hasta 2016 y ganó la Liga rusa.

En 2016, se convirtió en el técnico mejor pagado del mundo - recibió 12 millones de euros por temporada - cuando fue contratado por el Shanghai SIPG. Renunció a finales de 2017 y se fue a correr el Rally Dakar, el más famoso del mundo. Procedente de una familia de motociclistas y apasionado por los autos y las motos, sufrió un accidente en el desierto de San Juan de Marcona, en Perú, y abandonó la competencia.

El portugués volvió al futbol para entrenar al Olympique de Marsella a principios de la temporada pasada y fue subcampeón de la Ligue 1, que le garantizaba un puesto en la fase de grupos de la Champions League.

"En 2011, le pregunté a André dónde le gustaría trabajar en el futuro. Esperaba que dijera Inglaterra o España, pero él respondió: "China, Japón y Brasil". Me sorprendió. Su padre le tenía mucho cariño a la selección brasileña, especialmente a la del Mundial del 70", dijo.

Otro deseo de Villas-Boas es ser algún día presidente del Porto cuando Pinto da Costa deje el mando del conjunto portugués.